¿DE­BE­RÍA USAR SÉ­RUM?

Las mi­llen­nials se unen al boom de las fór­mu­las ri­cas en ac­ti­vos.

Cosmopolitan España - - Sumario - TEXTO: MA­RIA­NA POR­TO­CA­RRE­RO. FO­TO: MA­NUEL PANDALIS.

Pri­me­ro fue el agua mi­ce­lar; lue­go, los pri­mers que se apli­can an­tes de la ba­se, y aho­ra, en 2020, ha lle­ga­do a nues­tras vi­das la fie­bre por los sé­rums. Aun­que lle­van años acom­pa­ñan­do a las cre­mas y de­más cos­mé­ti­cos en los ex­po­si­to­res de las per­fu­me­rías, pa­re­ce que es­tán vi­vien­do su mo­men­to de glo­ria. Así lo de­mues­tran los da­tos: se­gún un es­tu­dio de Yves Saint Lau­rent Beau­té so­bre las ten­den­cias en cui­da­do de la piel en­tre los la­te mi­llen­nials –aque­llos na­ci­dos en­tre 1980 y 1994–, en Es­pa­ña, el 30% de las en­cues­ta­das ha­bía uti­li­za­do es­te ti­po de pro­duc­to en los úl­ti­mos 12 me­ses. Por si fue­ra po­co, sus men­cio­nes en in­ter­net se du­pli­ca­ron el pa­sa­do año. Si tú tam­bién di­si­mu­las cuan­do tus ami­gas ha­blan de sus virtudes pe­ro en reali­dad no sa­bes pa­ra qué sir­ven, si­gue le­yen­do. Cuan­do los prue­bes no po­drás vi­vir sin ellos.

LOS MÁS PO­DE­RO­SOS

Con­tra­ria­men­te a lo que la gen­te pue­da pen­sar, la pa­la­bra sé­rum no ha­ce re­fe­ren­cia a cual­quier pro­duc­to que ten­ga una tex­tu­ra lí­qui­da, sino a «un ti­po de for­mu­la­ción cos­mé­ti­ca que apor­ta prin­ci­pios ac­ti­vos de una ma­ne­ra más con­cen­tra­da», ex­pli­ca Sa­ra Ca­rras­co, der­ma­tó­lo­ga de la Fun­da­ción Piel Sa­na de la Aca­de­mia Es­pa­ño­la de Der­ma­to­lo­gía y Ve­ne­reo­lo­gía (AEDV). La ex­per­ta acla­ra que es­te ti­po de pre­pa­ra­dos se pue­den en­con­trar en for­ma­tos dis­tin­tos, co­mo ge­les, emul­sio­nes o tex­tu­ras acuo­sas. Su ob­je­ti­vo es tra­tar la piel y ha­cer fren­te a pro­ble­mas es­pe­cí­fi­cos co­mo son la fal­ta de hi­dra­ta­ción, las man­chas, las arru­gas o la fal­ta de lu­mi­no­si­dad. Pa­ra ata­car ca­da una de es­tas preo­cu­pa­cio­nes se op­ta­rá por un in­gre­dien­te prin­ci­pal u otro.

Se­gún ex­pli­ca la doc­to­ra Sa­ra Ca­rras­co, en el mer­ca­do exis­ten al­gu­nos ya for­mu­la­dos –los que ven­den tus mar­cas fa­vo­ri­tas– y otros ela­bo­ra­dos a me­di­da pa­ra ca­da pa­cien­te en las clí­ni­cas mé­di­cas. Así que no im­por­ta lo jo­ven que seas o lo bien que ten­gas el cu­tis: el sé­rum te ayu­da­rá a me­jo­rar la ca­li­dad de la piel.

MU­CHAS PO­SI­BI­LI­DA­DES

Na­ta­lia de la Ve­ga, fun­da­do­ra de los cen­tros de be­lle­za Ta­cha, en Madrid, acon­se­ja con­tar con ellos «a cual­quier edad, sin im­por­tar que la con­cen­tra­ción sea ma­yor que en una cre­ma». Al­go con lo que coin­ci­de Sa­ra Ca­rras­co: «Des­de el mo­men­to en el que co­men­za­mos a cui­dar­nos po­de­mos in­tro­du­cir­los en nues­tra ru­ti­na, aun­que ten­dre­mos que ade­cuar­los a ca­da ca­so. En per­so­nas jó­ve­nes hay que bus­car la hi­dra­ta­ción a tra­vés del áci­do hia­lu­ró­ni­co, la pro­tec­ción an­ti­oxi­dan­te con la vi­ta­mi­na C y, en oca­sio­nes, po­ten­ciar los re­sul­ta­dos de los tra­ta­mien­tos an­ti­ac­né con sé­rums

Si no quie­res ter­mi­nar con la ca­ra co­mo un vol­cán, pre­gun­ta a un ex­per­to an­tes de ele­gir un ac­ti­vo.

de áci­do sa­li­cí­li­co o re­ti­nol». Co­mo el cu­tis –y, por su­pues­to, sus ne­ce­si­da­des– cam­bia en fun­ción de la épo­ca del año, pue­des op­tar por uno dis­tin­to se­gún el mo­men­to o in­clu­so te­ner va­rios a mano pa­ra si­tua­cio­nes de emer­gen­cia, co­mo por ejem­plo si tu piel es­tá más apa­ga­da que de cos­tum­bre o te han sa­li­do gra­ni­tos. Tam­bién es po­si­ble com­pa­gi­nar va­rios, «pe­ro de uno en uno y sin mez­clar­los, es­pe­ran­do a que se ab­sor­ba uno pa­ra apli­car el si­guien­te», ex­pli­ca Na­ta­lia de la Ve­ga. Ade­más, en al­gu­nos ca­sos hay que res­pe­tar un or­den pa­ra ga­ran­ti­zar el má­xi­mo fun­cio­na­mien­to de los ac­ti­vos. «Si va­mos a uti­li­zar am­po­llas de pro­teo­gli­ca­nos –unas pro­teí­nas que se en­cuen­tran en la piel y que apor­tan

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.