Con­se­jos e in­for­ma­ción útil pa­ra cui­dar al be­bé

Crecer Feliz - - SUMARIO -

Co­mo bien sa­bes, no es ade­cua­do in­tro­du­cir la le­che de va­ca en la ali­men­ta­ción del ni­ño an­tes de los 12 me­ses. A par­tir de esa edad, pue­des op­tar por se­guir dán­do­le su le­che de con­ti­nua­ción, por pa­sar­le a una le­che de cre­ci­mien­to o por em­pe­zar con la le­che de va­ca. Los ni­ños que to­man pe­cho man­ten­drán la lac­tan­cia ma­ter­na has­ta los 2 años o más (o has­ta que ma­dre e hi­jo así lo de­ci­dan).

Por qué una le­che de cre­ci­mien­to

Los ni­ños de 1 a 3 años tie­nen unos re­que­ri­mien­tos nu­tri­cio­na­les es­pe­cí­fi­cos. El Co­mi­té de Nu­tri­ción de la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Pe­dia­tría (en co­la­bo­ra­ción con la Fe­de­ra­ción Ibe­roa­me­ri­ca­na de Nu­tri­ción y la Fun­da­ción Es­pa­ño­la de Nu­tri­ción) ha ela­bo­ra­do un do­cu­men­to so­bre el pa­pel que pue­den desem­pe­ñar las le­ches de cre­ci­mien­to en la ali­men­ta­ción de los ni­ños de 1 a 3 años. Se­gún es­te do­cu­men­to es­ta le­che es una op­ción útil y com­ple­men­ta­ria en la die­ta de es­tas eda­des pa­ra me­jo­rar los apor­tes de cal­cio, hie­rro, vi­ta­mi­na D y áci­dos gra­sos Ome­ga 3 DHA. Al tiem­po que ayu­da a re­du­cir el con­te­ni­do pro­tei­co y el de gra­sas sa­tu­ra­das de su ali­men­ta­ción.

En com­pa­ra­ción...

Un va­so de le­che de va­ca de 250 ml con­tie­ne el 13,2% de la in­ges­ta re­co­men­da­da (IR) de pro­teí­nas, el de le­che de cre­ci­mien­to tie­ne el 12,4%. El va­so de le­che de va­ca no apor­ta DHA ni hie­rro, mien­tras que el de le­che de cre­ci­mien­to tie­ne un 65% IR de DHA y un 42,9% IR de hie­rro. Por otro la­do, la le­che de va­ca ape­nas tie­ne vi­ta­mi­na D, mien­tras que la de cre­ci­mien­to apor­ta un 25% de la IR de es­ta vi­ta­mi­na.

Pa­ra­ce­ta­mol y va­cu­na: no siem­pre son com­pa­ti­bles

Al­gu­nas ma­más ad­mi­nis­tran pa­ra­ce­ta­mol a su be­bé an­tes de va­cu­nar­le co­mo me­di­da pre­ven­ti­va an­te una po­si­ble subida de tem­pe­ra­tu­ra a con­se­cuen­cia de la va­cu­na. Sin em­bar­go, los pe­dia­tras ad­vier­ten que es­te an­ti­tér­mi­co “pue­de in­ter­fe­rir en la pro­duc­ción de an­ti­cuer­pos fren­te a cier­tos an­tí­ge­nos va­cu­na­les y que la in­ter­fe­ren­cia es ma­yor cuan­do se da an­tes o a la vez que la va­cu­na y me­nor cuan­do se ofre­ce ho­ras des­pués”. Así pues, es­pe­ra a que el ni­ño ten­ga fie­bre post­va­cu­nal, que no siem­pre sur­ge. No se lo des an­tes, sal­vo que por al­gu­na ra­zón su pe­dia­tra te lo in­di­que.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.