Co­mer bien

Con in­gre­dien­tes sen­ci­llos, bien com­bi­na­dos y co­ci­na­dos, pre­pa­ra­mos pla­tos de fá­cil di­ges­tión y con to­dos los nu­trien­tes que ne­ce­si­ta­mos.

Cuerpo Mente - - CONTENT - CHEF PRABHU Y MAR­TA TO­LE­DO

Pla­tos li­ge­ros y com­ple­tos

Li­ge­ro y com­ple­to son dos pa­la­bras que acos­tum­bra­mos a leer jun­tas, aun­que po­cas ve­ces nos pa­ra­mos a pen­sar en su sig­ni­fi­ca­do con­cre­to en cuan­to a la ali­men­ta­ción se re­fie­re. Pa­ra en­ten­der có­mo fun­cio­nan con­jun­ta­men­te es­tos dos tér­mi­nos va­mos a des­glo­sar­los y a ana­li­zar­los por se­pa­ra­do. Li­ge­ro. En te­mas de co­mi­da el ad­je­ti­vo «li­ge­ro» se sue­le apli­car a ali­men­tos o recetas que son fá­ci­les de di­ge­rir; es de­cir, que tie­nen po­cas gra­sas o ca­lo­rías. Los pla­tos co­ci­na­dos con ellos de ma­ne­ra sen­ci­lla no de­be­rían de­jar­nos hin­cha­dos o em­pa­cha­dos des­pués de in­ge­rir­los. Com­ple­to. El tér­mino «com­ple­to» se aso­cia nor­mal­men­te a in­gre­dien­tes o ela­bo­ra­cio­nes que nos apor­tan, en una so­la in­ges­ta, los va­lo­res nu­tri­cio­na­les que ne­ce­si­ta­mos usual­men­te pa­ra afron­tar el día y man­te­ner­nos sa­lu­da­bles y ac­ti­vos en nues­tra vi­da.

COM­BI­NA CON ACIER­TO Pa­ra ela­bo­rar pla­tos con i ngre­dien­tes ve­ge­ta­les que se pue­dan def inir co­mo nu­tri­cio­nal­men­te com­ple­tos so­lo hay que co­no­cer las ca­rac­te­rís­ti­cas nu­tri­cio­na­les de ca­da uno pa­ra que al com­bi­nar­los con­si­ga­mos un apor­te nutr icio­nal óp­ti­mo, que pue­de ser ma­yor al ob­te­ni­do con pro­duc­tos de ori­gen ani­mal. A la vez pue­den ser pla­tos real­men­te li­ge­ros, que no nos de­jen di­ges­tio­nes pe­sa­das du­ran­te ho­ras.

Con­tro­la el ham­bre. Pe­ro por muy li­ge­ros que sean los menús, si nos ati­bo­rra­mos no cum­pli­rán su co­me­ti­do: dar­nos las ca­lo­rías y los nu­trien­tes que ne­ce­si­ta­mos sin pa­sar­nos. Pa­ra ello, con­vie­ne to­mar cin­co in­ges­tas al día, in­clui­dos el ten­tem­pié de media ma­ña­na y la

me­rien­da de la tar­de, pa­ra no lle­gar ham­brien­tos a la co­mi­da o ce­na. Pa­ra to­dos los pa­la­da­res. Va­mos a crear pla­tos li­ge­ros y com­ple­tos, pe­ro ade­más fá­ci­les de pre­pa­rar y que agra­den a to­dos los pa­la­da­res. Pa­ra ello, lo ideal es que con­ten­gan ce­rea­les y pro­teí­nas com­bi­na­dos con hor­ta­li­zas, ideal­men­te cru­das.

IN­GRE­DIEN­TES BÁ­SI­COS

Ce­rea­les. De­be­ría­mos de­can­tar­nos por ce­rea­les in­te­gra­les, ya que dan ca­li­dad a los pla­tos. Arroz in­te­gral, qui­noa, mijo, tri­go sa­rra­ceno, ce­ba­da, ave­na… son nues­tros alia­dos pa­ra con­se­guir la ple­ni­tud en nues­tros pla­tos, ad­qui­rir los ami­noá­ci­dos ne­ce­sa­rios y me­jo­rar las di­ges­tio­nes.

Pro­teí­nas. De­be­mos com­ple­men­tar los ce­rea­les con le­gum­bres si que­re­mos ma­xi­mi­zar la asi­mi­la­ción de ami­noá­ci­dos. La pro­teí­na ve­ge­tal, bien com­bi­na­da, pue­de lle­gar a ser me­jor que la cár­ni­ca. Ten­dre­mos en cuen­ta las le­gum­bres y sus de­ri­va­dos: len­te­jas, gui­san­tes, gar­ban­zos, alu­bias, so­ja… Tam­bién es in­tere­san­te re­cu­rrir al to­fu, el tem­peh y la Heura, así co­mo al sei­tán, al­gu­nas algas, se­mi­llas y fru­tos se­cos.

Hor­ta­li­zas. To­dos los pro­duc­tos de la huer­ta son per­fec­tos pa­ra com­ple­men­tar cual­quier pla­to, y de­be­rían ser los prin­ci­pa­les in­gre­dien­tes en nues­tras recetas. So­bre to­do, las ver­du­ras de co­lor ver­de: es­pi­na­cas, ka­le, bró­co­li, le­chu­gas… Y los ali­men­tos ro­jos, que nos ayu­dan a su­bir el hie­rro: re­mo­la­cha, fre­sas, fram­bue­sas, pi­mien­tos…

Ener­gía y gus­to. To­do lo an­te­rior lo he­mos in­cor­po­ra­do a las recetas de es­te ar­tícu­lo, pen­sa­das pa­ra afron­tar los días de tra­ba­jo o de va­ca­cio­nes con ener­gía, sin­tién­do­nos bien y sin mo­les­tas pe­sa­de­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.