Más ca­na­lla

El pe­rio­dis­ta, poe­ta y es­cri­tor Car­los Sa­lem bu­cea en el lum­pen del Ma­drid más «un­der­ground»

ABC - Cultural - - LIBROS -

Don­de el tiem­po ya no due­le an­to la de Car­los Sa­lem ( Bue­nos Ai­res, 1959) co­mo la de Poe, el pro­ta­go­nis­ta de su nue­va no­ve­la, Don­de el tiem­po ya no due­le, son ca­rre­ras de fon­do. El pri­me­ro es un au­tor de lar­ga tra­yec­to­ria, cur­ti­do no so­lo en las lides del gé­ne­ro ne­gro, sino tam­bién en las de la poe­sía. El se­gun­do, su al­ter ego, ya es un per­so­na­je más que co­no­ci­do pa­ra los lec­to­res ha­bi­tua­les de es­te es­cri­tor ar­gen­tino que, des­de 1988, re­si­de en Es­pa­ña y ras­trea en su obra las pro­fun­di­da­des del Ma­drid más

TCar­los Sa­lem

Na­vo­na, 2019 pá­gi­nas eu­ros un­der­ground con una pro­sa que, si bien no se ca­rac­te­ri­za por su so­fis­ti­ca­ción, sí re­suel­ve de ma­ne­ra más que sol­ven­te la ta­rea de re­tra­tar el lum­pen de la ciu­dad.

Tri­ful­ca de sai­ne­te

Pre­sen­te en tí­tu­los an­te­rio­res de Sa­lem, co­mo En el cie­lo no hay cer­ve­za o Que de­ci­dan las ce­ri­llas, en es­ta oca­sión Poe, de­cep­cio­na­do de la vi­da al­go más de lo ha­bi­tual, ve­rá pe­li­grar su fir­me in­ten­ción de suicidarse un 6 de enero cuan­do, con­tra­ta­do pa­ra dis­fra­zar­se de rey ma­go en un cen­tro co­mer­cial, se vea en­vuel­to en una tri­ful­ca de sai­ne­te que lo li­ga­rá irre­me­dia­ble­men­te al res­to de ac­to­res del mon­ta­je na­vi­de­ño: un ex­pre­si­dia­rio, un in­mi­gran­te afri­cano, un ecua­to­riano cu­yo úni­co ob­je­ti­vo es via­jar a Mur­cia pa­ra ver a su hi­ja y un po­la­co afi­cio­na­do a los pa­so­do­bles de los dos ban­dos que li­bra­ron la Gue­rra Ci­vil.

El ar­gen­tino Car­los Sa­lem si­gue la es­te­la de Allan Poe

Con es­te elen­co que en al­gu­nos pun­tos de la tra­ma cae en lo ar­que­tí­pi­co y en otros al­can­za el rit­mo tre­pi­dan­te de los arran­ques ci­ne­ma­to­grá­fi­cos de Álex de la Igle­sia, Sa­lem ofre­ce al lec­tor una no­ve­la che­li y se con­fir­ma co­mo uno de los prin­ci­pa­les re­pre­sen­tan­tes de nues­tro noir más cru­do y chus­co, una co­rrien­te li­te­ra­ria que a ve­ces se echa de me­nos, aho­ga­da por la ten­den­cia ac­tual a las tra­mas más so­fis­ti­ca­das e in­fec­ta­das por la in­fluen­cia au­dio­vi­sual de las se­ries.

Por to­do es­to, Don­de el tiem­po ya no due­le bri­lla más al ser con­si­de­ra­da bien en el con­jun­to de la pro­duc­ción na­rra­ti­va de su au­tor, res­pon­sa­ble de la su­per­vi­ven­cia de un sub­gé­ne­ro, el de la li­te­ra­tu­ra más ca­na­lla, que no me­re­ce la muer­te y, sin em­bar­go, se en­cuen­tra en pe­li­gro de ex­tin­ción; bien al de­te­ner­nos en sus ma­ti­ces más lí­ri­cos, aque­llos que de­la­tan la des­tre­za poé­ti­ca de Sa­lem y que es­tán pre­sen­tes des­de la de­di­ca­to­ria: «Pa­ra to­dos los que nun­ca de­jan de per­se­guir su ba­lle­na, no pa­ra ma­tar­la sino pa­ra ver­la, por una vez, de cer­ca»

ABC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.