ABC - Cultural : 2019-06-22

ARTE : 19 : 19

ARTE

19 ARTE SÁBADO, 2 2 DE J UNIO DE 2 01 9 ABC CULTURAL gará un momento en que no seré la persona que haga porque estaré muerta. Porque sí: cada vez que hago vengo del pasado; es un fantasma que reconozco... bría una parte de mi vida, la primera. Sé que cuando sea anciana me sentaré de nuevo y escribiré otro libro, pero por ahora tengo que conformarm­e con hacerlo un poco cada día. Sin la escritura no podría ser artista. jar fijándose en Munch y Egon Schiele. Sus pinturas actuales recuerdan más a un Basquiat o un Cy Twombly. ¿Existe un «estilo» Tracey Emin? My Bed My Bed –Sí, claro que hay una manera de pintar propia de Tracey Emin. En mi obra se puede ver el reflejo de otros artistas, pero esa es la Historia lineal de la pintura y, a menudo, lo que impide que las mujeres pinten. –Eso dificulta pero no impide retrospect­ivas de su trabajo... – La más reciente fue la que montó la galería Haywood en 2011. Ahora mismo es lo último que quiero hacer de esta naturaleza. Me niego a ello. Estoy en una etapa de mi vida en la que es fundamenta­l que avance. –En realidad no le transmito mis preocupaci­ones o mi ansiedad, pero sí que creo que ser honesta y clara en cuanto a mis emociones permite que el espectador lo sea con las suyas. –Sin embargo, la crítica habla de lo suyo como «arte confesiona­l», lo que suena a religión, y religión católica. ¿ Está de acuerdo con este concepto, el de «arte confesiona­l»? –Reconoce que lo suyo en el estudio es una auténtica pelea, que destruye mucho antes de dar con la versión definitiva. ¿Qué la serena? –Usted no sabe nada de mi religión. ¡Qué pregunta tan rara! El arte es para todo el mundo. –En realidad, cuando pinto sobre una obra no la estoy destruyend­o. Sigue estando debajo. Trabajo en ella una y otra vez hasta que consigo lo que quiero. A veces, por arte de magia, me sale al primer intento, pero hay lienzos en los que puedo llevar trabajando diez años... Ser honesta y clara en cuanto a mis emociones permite que el espectador lo sea a su vez con las suyas» Cada vez que hago «My bed» vengo del pasado; » –«It's different When You Are in Love» [Es diferente cuando estás enamorada] reza aquí otro neón. Quedamos entonces que aún cree en el amor... es un fantasma que reconozco Dios es para todo el mundo... –Cuando estás enamorada, las cosas son diferentes. Los días de tormenta se vuelven poéticos y melancólic­os. La música tiene más claridad, el cielo se ve más azul y el sonido del corazón parece más intenso. Sí: Sigo creyendo en el amor. –Le pido disculpas. Hablando de religión: no hace mucho me topé con uno de sus neones en la catedral de Liverpool («I Felt You and I Know You Loved me» [Te sentí y sé que me amaste]). Supongo que esa frase no se pensó para ese contexto. –No utilizamos el término lo suficiente, y punto. –La frase estuvo en mi mente mucho tiempo, y cuando me dieron la oportunida­d de crear una obra para la catedral supe que allí sería perfecta. Esas palabras abarcan lo espiritual y lo físico. –Lo de pertenecer a la Young British Artists Generation, ¿es otra mancha en una trayectori­a que la acompañará siempre o ya no la presentan así? –Si volviese a empezar, haría las cosas de otra manera. Me arrepiento mucho de mi excesiva exposición en el pasado. Creo que ha influido en cómo me ve la gente. Pero, dicho esto, no soy una esnob del arte, y sé que, debido a esta visibilida­d, mi obra y los temas que trato han llegado a un público mucho más amplio y diverso, ya sean estudiante­s, mujeres en prisión, soldados en Afganistán, banqueros, políticos o amas de casa de los barrios residencia­les, por citar algunos. – Forma parte de mi pasado, como pasa con muchos otros artistas. Fue una etiqueta que nos puso la prensa. Tengo casi 60 años, así que, de joven, nada. –No quedan obras de su primera etapa porque las destruyó. También se negó a reconstrui­r «Everyone I Have Slept With» tras su desaparici­ón en un incendio, y cada vez que monta «My Bed» tiene que «vivir» esa cama de nuevo. ¿Se reconoce en las obras del pasado? – Me quedo entonces con el dato de que habrá segunda parte de las memorias... –Habrá una segunda y una tercera. Esa la escribiré cuando tenga 90 años. Estaré tumbada en el sofá-cama dictando mi pasado con una gran sonrisa. –Creo que estaría moralmente mal volver a hacer por dinero. No lo haría nunca. Y lle- Tent «Exorcism of last Painting I ever Made» Neones Es otra de las técnicas que hacen más reconocibl­e el trabajo de Tracey Emin. En ellos vuelca tanto su interés por la escritura como sus propios sentimient­os, con frases íntimas que se sirven de las fórmulas de la publicidad para llegar al espectador. Título de la instalació­n que nació del encierro de la británica en una galería sueca después de otra etapa de sequía creativa de la artista tras sufrir un segundo aborto. El arte le sirvió como terapia. PRINTED AND DISTRIBUTE­D BY PRESSREADE­R PressReade­r.com +1 604 278 4604 ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY COPYRIGHT AND PROTECTED BY APPLICABLE LAW

© PressReader. All rights reserved.