Som­bras y enig­mas

ABC - Cultural - - ARTE GALERÍAS PINTURA - F. CAR­PIO

«En la som­bra de un hom­bre que ca­mi­na hay más enig­mas que en to­das las re­li­gio­nes del mun­do», de­jó es­cri­to Vi­ta Sack­vi­lle-West, una per­so­na­li­dad ya de por sí enig­má­ti­ca. A lo lar­go de la His­to­ria, nu­me­ro­sos au­to­res –Pla­tón, Eso­po, Aquino, Cha­mis­so, Gau­tier, Poe, Hof­mannst­hal, en­tre otros– han re­co­no­ci­do en la som­bra su va­lor de sím­bo­lo uni­ver­sal. Las ar­tes plás­ti­cas tam­bién le han da­do ca­te­go­ría de me­tá­fo­ra vi­sual. Así, a la re­pre­sen­ta­ción de una som­bra se de­be el ori­gen mí­ti­co de la pin­tu­ra, e in­clu­so de la es­cul­tu­ra, tal co­mo cuen­ta Pli­nio el Vie­jo en su His­to­ria Na­tu­ral.

Um­bra (som­bra, en la­tín) es el tí­tu­lo de la nue­va ex­po­si­ción de Xis­co Men­sua (Bar­ce­lo­na, 1960), un pro­yec­to en el que es­te ele­men­to ad­quie­re un ab­so­lu­to pro­ta­go­nis­mo, no só­lo des­de una pers­pec­ti­va plás­ti­ca y for­mal, sino igual­men­te con­cep­tual. Una de las se­ñas de identidad de Men­sua es la in­ter­re­la­ción que pro­po­ne en mu­chas de sus obras en­tre tex­tos e imá­ge- nes. En es­te ca­so, vuel­ve a em­plear la mis­ma es­tra­te­gia, pre­sen­tan­do un con­jun­to de lien­zos blan­cos ha­bi­ta­dos por siluetas ne­gras pintadas al óleo en los que es­ta­ble­ce unos jue­gos en­tre fra­ses, que ha­cen re­fe­ren­cia pre­ci­sa­men­te al sim­bó­li­co po­der de la som­bra, en diá­lo­go con siluetas pintadas. La gran eco­no­mía for­mal uti­li­za­da, sin el apo­yo del co­lor, o de otros dis­po­si­ti­vos pic­tó­ri­cos (tex­tu­ra, ges­to y pro­fun­di­dad), es uno de sus acier­tos al lo­grar una gran esen­cia­li­dad, pe­ro tam­bién, pa­ra­dó­ji­ca­men­te, uno de sus de­bes, al pro­vo­car cier­ta mo­no­to­nía con­tem­pla­ti­va. Xis­co Men­sua Um­bra GA­LE­RÍA F2. MA­DRID. C/ DOC­TOR FOUR­QUET, 28. HAS­TA EL 18 DE JU­LIO

Uno de los lien­zos de «Um­bra», de X. Men­sua

la Fi­gu­ra­ción lí­ri­ca o Pin­tu­ra Fru­ta, for­mu­la­da en­tre 1926 y 1932, con­si­de­ra­da en el mo­men­to co­mo una de las apor­ta­cio­nes más des­ta­ca­bles de los pin­to­res es­pa­ño­les en Pa­rís, o la fun­da­ción del Equi­po 57 en la ca­pi­tal pa­ri­si­na en 1957.

Los me­nos co­no­ci­dos

Sin em­bar­go, y asu­mien­do esa im­po­si­bi­li­dad del es­tric­to re­la­to his­to­rio­grá­fi­co, una de las vir­tu­des del mon­ta­je des­can­sa en que, jun­to a los gran­des nom­bres es­pa­ño­les, los cua­les se cons­ti­tu­ye­ron en tras­cen­den­ta­les (Pi­cas­so, Gris, Blan­chard, Gar­ga­llo, Ju­lio Gon­zá­lez, Bu­ñuel, Da­lí y Mi­ró du­ran­te la pri­me­ra mi­tad del XX; o Sau­ra, Tà­pies y Mi­lla­res en las pri­me­ras dé­ca­das de la se­gun­da mi­tad), el con­jun­to re­ser­va es­pa­cio a au­to­res so­bre los que aún no ejer­ce­mos una for­tu­na crí­ti­ca tan po­si­ti­va co­mo me­re­ce­rían.

En es­te sen­ti­do, re­sul­ta in­tere­san­te, aun­que el ca­li­bre de las pie­zas es un tan­to de­sigual, una sección co­mo «Ar­tis­tas es­pa­ño­les de la Es­cue­la de Pa­rís», la cual nos tras­la­da la pro­fun­da di­ver­si­dad es­ti­lís­ti­ca a la que es­ta­ba so­me­ti­da la crea­ción ar­tís­ti­ca es­pa­ño­la de los años cin­cuen­ta y los pri­me­ros se­sen­ta, tan­tas ve­ces «ocul­ta­da» an­te epi­so­dios tan ro­tun­dos co­mo El Pa­so, otros gru­pos de re­no­va­ción y cier­tas fi­gu­ras del In­for­ma­lis­mo que pron­to dis­fru­ta­rían de un re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal. Es­te «abrir el fo­co» coin­ci­de con al­gu­nas de las úl­ti­mas re­vi­sio­nes del ar­te es­pa­ñol de pos­gue­rra rea­li­za­das en nues­tro país.

No po­de­mos ol­vi­dar que Jean Cas­sou, el pri­mer di­rec­tor del Mu­sée Na­tio­nal d’Art Mo­der­ne, del que sur­ge el ac­tual Pom­pi­dou, ade­más de hi­jo de an­da­lu­za, fue un des­ta­ca­do his­pa­nis­ta. Su com­pro­mi­so le hi­zo es­tar muy cer­ca de la am­plí­si­ma co­lo­nia de ar­tis­tas es­pa­ño­les ra­di­ca­da en Francia, así co­mo teo­ri­zó so­bre el ar­te es­pa­ñol.

In­ter­pre­ta­cio­nes las su­yas que con­ver­gían con cons­truc­tos co­mo el de la «ve­ta bra­va», la «pa­le­ta cas­ti­za» o la se­ve­ri­dad y con­ten­ción. Vi­sio­nes que su­po­nían una re­lec­tu­ra de la tra­di­ción pic­tó­ri­ca es­pa­ño­la y que se ma­ni­fes­ta­ban en el as­ce­tis­mo de los bo­de­go­nes, co­mo al­gu­nos de Pi­cas­so y Luis Fer­nán­dez aquí ex­pues­tos, en la pa­le­ta de Mi­lla­res o Tà­pies –por­ten­to­sas las que se mues­tran de am­bos–, así co­mo en el diá­lo­go con la tra­di­ción de Sau­ra, co­mo evi­den­cian una Cru­ci­fi­xión y El pe­rro de Go­ya.

Francia fue el prin­ci­pal in­ter­lo­cu­tor en la con­fi­gu­ra­ción de la identidad de «lo es­pa­ñol». En bue­na me­di­da, el ima­gi­na­rio de «lo es­pa­ñol» se nu­tre y re­tro­ali­men­ta de cons­truc­tos crea­dos por el pen­sa­mien­to fran­cés. De he­cho, la ex­po­si­ción co­mien­za con un ví­deo de La

Ri­bot en el que Car­men, de Bi­zet, re­sue­na.

Con­ti­núa el recorrido con un con­jun­to de obras cu­bis­tas de Pi­cas­so, Gris y Blan­chard que, des­de el prin­ci­pio de la pro­pues­ta, es­ce­ni­fi­ca la im­por­tan­cia del concurso de ar­tis­tas es­pa­ño­les pa­ra el ar­te de la pri­me­ra mi­tad del XX. A par­tir de aquí, y en diá­lo­go con crea­do­res in­ter­na­cio­na­les co­mo Gia­co­met­ti, Pi­ca­bia, Ernst, Tan­guy, Mas­son, Man Ray o Ma­grit­te, apa­re­cen fi­gu­ras cen­tra­les del su­rrea­lis­mo co­mo Da­lí, Bu­ñuel, Pi­cas­so o Mi­ró, es­te con uno de sus lien­zos con los que pre­ten­día «ase­si­nar la pin­tu­ra».

Redefinir la es­cul­tu­ra

LA CITA CUEN­TA CON ÁM­BI­TOS APA­BU­LLAN­TES Y UN CÚ­MU­LO DE OBRAS MAES­TRAS

Re­sul­ta su­ma­men­te va­lio­so ob­ser­var có­mo, a tra­vés de las apor­ta­cio­nes de Pi­cas­so, Gon­zá­lez y Gar­ga­llo, la ca­te­go­ría «es­cul­tu­ra» se re­de­fi­ne. Y des­de esos de­ter­mi­nan­tes pa­sos es­cul­tó­ri­cos desem­bo­ca­mos en la trans­for­ma­ción de «lo es­cul­tó­ri­co», en «lo ins­ta­la­ti­vo» y «lo am­bien­tal», co­mo apre­cia­mos en Plen­sa e Igle­sias. Jus­ta­men­te, aun­que no es­tán to­dos los que son, se des­li­za en la nó­mi­na los que qui­zás son in­dis­pen­sa­bles, o cuan­to me­nos re­fe­ren­cia­les, pa­ra una ins­ti­tu­ción cen­tral del ar­te con­tem­po­rá­neo (in­ter­na­cio­nal). A sa­ber: Plen­sa, Si­ci­lia, Bar­ce­ló, Mu­ñoz, Igle­sias, Us­lé o La Ri­bot.

De Mi­ró a Bar­ce­ló. Un si­glo de ar­te es­pa­ñol Co­lec­ción

Cen­tro Pom­pi­dou Má­la­ga. Má­la­ga. Pa­sa­je Doc­tor Ca­rri­llo Ca­saux, s/n. Co­mi­sa­ria: Bri­git­te Leal. Has­ta mar­zo de 2022

«Alu­ci­na­ción par­cial. Seis imá­ge­nes de Le­nin so­bre un piano» (1931), de Da­lí

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.