Más que pro­pó­si­tos

Dapper - - NEWS -

Con la lle­ga­da de un nue­vo

año es ha­bi­tual que sur­jan pro­pó­si­tos que per­mi­tan me­jo­rar nues­tro día a día. In­tro­du­cir en la ru­ti­na dia­ria há­bi­tos sa­lu­da­bles o nue­vos co­no­ci­mien­tos y apren­di­za­jes es siem­pre pro­ve­cho­so… Por no ha­blar de esos com­pro­mi­sos por que­dar más con las amis­ta­des o en­con­trar más hue­cos (o sim­ple­men­te al­guno) pa­ra ir a ver una ex­po­si­ción o dis­fru­tar de los úl­ti­mos es­tre­nos de ci­ne y tea­tro. To­da nue­va ac­ti­vi­dad su­po­ne un re­ajus­te en nues­tra agen­da se­ma­nal que re­quie­re or­ga­ni­za­ción y pun­tua­li­dad. Pa­ra lo pri­me­ro, na­da co­mo ha­cer­se con una bue­na car­te­ra de alia­dos (ya sea en for­ma de gad­gets, com­ple­men­tos y un ves­ti­dor ap­to pa­ra las 24 ho­ras) siem­pre ac­ce­si­bles y, por su­pues­to, con do­sis ex­tra de con­trol y efi­ca­cia. Pa­ra lo se­gun­do, un re­loj en la mu­ñe­ca es­tá cla­ro que es una bue­na res­pues­ta. Di­cho es­to, la de­duc­ción no da lu­gar a du­das: tie­nes en­tre ma­nos la me­jor re­vis­ta pa­ra en­con­trar fá­cil so­lu­ción a to­das es­tas ne­ce­si­da­des, ya sea en for­ma de las úl­ti­mas ten­den­cias y no­ve­da­des en mo­da y com­ple­men­tos, o con las pro­pues­tas más sin­gu­la­res en al­ta re­lo­je­ría.

Quién sa­be si fue un pro­pó­si­to de año nue­vo lo que hi­zo cam­biar a Mar­tijn Doo­laardj su exi­to­so tra­ba­jo en una agencia de di­se­ño y las co­mo­di­da­des pro­pias de

Quién sa­be si fue un pro­pó­si­to de año nue­vo lo que hi­zo cam­biar a Mar­tijn Doo­laardj su có­mo­da vi­da por un via­je en bicicleta por del mun­do

una gran ciu­dad por un via­je in­ter­con­ti­nen­tal en bicicleta que in­mor­ta­li­zó con su cá­ma­ra de fotos. Su aven­tu­ra nos ins­pi­ra y, co­mo tal, nos ha­ce­mos eco en es­te nú­me­ro. Co­mo tam­bién lo ha­ce el tra­ba­jo de dos fo­tó­gra­fos tan dis­pa­res co­mo Joana Biar­nés y Neal Pres­ton, cu­yo ta­len­to ha que­da­do plas­ma­do en sus ins­tan­tá­neas, al­gu­nas de ellas mí­ti­cas.

Pa­ra Ben Stiller, nues­tro per­so­na­je de por­ta­da, la in­ter­pre­ta­ción se con­vir­tió en un ob­je­ti­vo que no tar­dó en al­can­zar. Su pro­pó­si­to de con­ver­tir­se en par­te de la in­dus­tria ci­ne­ma­to­grá­fi­ca, tan­to fren­te a la cá­ma­ra co­mo de­trás de ella, se ha tra­du­ci­do en tres dé­ca­das de tra­ba­jo y decenas de tí­tu­los, a los que se su­ma su úl­ti­ma cin­ta, Qué fue de Brad. Con él char­la­mos so­bre su tra­yec­to­ria y so­bre los pro­ble­mas exis­ten­cia­les pro­pios de la me­dia­na edad de su per­so­na­je en la fic­ción.

Pue­de que Brad, el per­so­na­je de Stiller, tam­bién se pro­pon­ga cam­bios pa­ra el nue­vo año. A nues­tro en­ten­der, y con la agen­da más or­ga­ni­za­da, na­da co­mo dis­po­ner de tiem­po li­bre pa­ra asis­tir a la ex­po­si­ción A contracorriente, de Joana Biar­nés, pa­ra ver la úl­ti­ma cin­ta de Ben Stiller y pa­ra po­der eva­dir­nos con al­gu­nas de las icó­ni­cas imá­ge­nes de Pres­ton al ojear el li­bro Ex­hi­la­ra­ted and ex­haus­ted. So­lo por ello, que así sea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.