A cie­lo abier­to

Dapper - - SU­MA­RIO - TEX­TO Ser­gi Me­jías

A cie­lo abier­to El ve­rano ya es­tá aquí y ape­te­ce mu­cho dis­fru­tar­lo al vo­lan­te de nues­tra se­lec­ción de des­ca­po­ta­bles

El ve­rano ya es­tá aquí. Des­pués de es­te lar­go y du­ro in­vierno ape­te­ce más que nun­ca dis­fru­tar del buen tiem­po. Y dón­de me­jor que al vo­lan­te de es­tos des­ca­po­ta­bles. Se­gu­ro que en­tre ellos en­con­tra­re­mos uno a nues­tro gus­to: des­de el po­li­va­len­te Mi­ni al exó­ti­co Ford Mus­tang por no ci­tar el ex­clu­si­vo Rolls-Roy­ce Dawn o el pres­ta­cio­nal Ferrari Por­to­fino

Los co­ches des­ca­po­ta­bles tie­nen una atrac­ción es­pe­cial, ca­si má­gi­ca. Po­der dis­po­ner de dos vehícu­los en uno y cir­cu­lar aca­ri­cia­dos por los ra­yos del sol cuan­do lle­ga el buen tiem­po es una sen­sa­ción úni­ca. E in­clu­so en in­vierno, si dis­po­ne­mos de asien­tos ca­le­fac­ta­bles o con la ca­le­fac­ción pues­ta. No es de ex­tra­ñar que cuan­do se nos pa­re un des­ca­po­ta­ble al la­do en un se­má­fo­ro lo mi­re­mos de sos­la­yo o di­rec­ta­men­te con an­he­lo. En el uni­ver­so del mun­do del mo­tor po­de­mos en­con­trar ca­brios de to­do ti­po, roads­ters con pe­di­grí, mo­de­los más ge­ne­ra­lis­tas, de dos pla­zas, de cua­tro pla­zas… Y es en es­ta ca­te­go­ría don­de nos va­mos a de­te­ner pa­ra co­no­cer mo­de­los tan di­fe­ren­tes co­mo el di­cha­ra­che­ro Mi­ni o el su­per­ex­clu­si­vo Rolls-Roy­ce Down.

El BMW Se­rie 4 Ca­brio emer­ge co­mo una de las pro­po­si­cio­nes des­ta­ca­das, un co­che ideal tan­to pa­ra los via­jes lar­gos co­mo pa­ra los cor­tos gra­cias a su te­cho rí­gi­do. La crea­ción de la fir­ma ale­ma­na des­ti­la una ima­gen ele­gan­te y de­por­ti­va, con un fron­tal con per­so­na­li­dad pro­pia. El re­le­vo nat­de­su­ral del Se­rie 4 Ca­brio tie­ne una lon­gi­tud de 4.638 mi­lí­me­tros con una ca­pa­ci­dad del ma­le­te­ro de 370 li­tros con la ca­po­ta co­lo­ca­da y 220 li­tros con la ca­po­ta ple­ga­da. La ga­ma de mo­to­res arran­ca des­de el 420d de 184 CV has­ta el 435i de 306 CV. Sin lu­gar a du­das, una in­tere­san­te pro­pues­ta pa­ra es­te ca­brio que no pa­sa des­aper­ci­bi­do gra­cias a su ele­gan­te es­té­ti­ca tan­to si va ce­rra­do co­mo a cie­lo abier­to.

La ex­ce­len­cia, el lu­jo des­bor­dan­te y la ex­clu­si­vi­dad lle­gan con dos nom­bres

pro­pios co­mo son Rolls-Roy­ce Dawn y Mer­ce­des-May­bach S 650 Ca­brio­let. El mo­de­lo bri­tá­ni­co derrocha lu­jo ex­tre­mo por los cua­tro cos­ta­dos, lis­to pa­ra com­pe­tir con gran­des ri­va­les. En es­te ca­so es­ta­mos an­te un cua­tro pla­zas y no un 2+2 co­mo se po­dría creer. Las for­mas re­don­das jun­to a su te­cho de lo­na lo con­vier­ten en uno de los ca­brios más ele­gan­tes del mun­do. Por den­tro re­zu­ma lu­jo sin lí­mi­te con un ha­bi­tácu­lo si­mi­lar al de sus her­ma­nos Wraith y Ghost. Co­mo po­de­mos ima­gi­nar, el ais­la­mien­to de la ca­po­ta, que se abre en 22 se­gun­dos, es ex­cep­cio­nal y al cir­cu­lar ta­pa­dos es co­mo si fué­ra­mos en un mo­de­lo de te­cho rí­gi­do. En es­te ca­so es­tá im­pul­sa­do por un mo­tor 6.6 V12 bi­tur­bo de 563 CV, ca­paz de ace­le­rar de 0 a 100 km/h en 4,9 se­gun­dos. El ca­so del Mer­ce­des-May­bach

S 650 Ca­brio­let es tan ex­clu­si­vo co­mo el Rolls-Roy­ce, ya que so­lo se fa­bri­ca­rán 300 uni­da­des que al­can­za­rán un pre­cio de unos 300.000 eu­ros. Desa­rro­lla­do a par­tir del Cla­se S Ca­brio­let, el May­bach im­pri­me su se­llo de su­per­lu­jo per­so­nal con un nue­vo pa­ra­gol­pes y de­ta­lles co­mo la luz de bien- ve­ni­da que pro­yec­ta el lo­go­ti­po de la mar­ca al sue­lo. De dar vi­da a es­te lu­jo­so ca­brio se en­car­ga un 6.0 V12 bi­tur­bo de 630 CV que le per­mi­te ace­le­rar de 0 a 100 km/h en 4,1 se­gun­dos. El in­te­rior es tan ex­clu­si­vo que es el clien­te el que eli­ge su com­po­si­ción tan­to de ma­te­ria­les co­mo de co­lo­res.

La pro­pia Mer­ce­des-Benz cuen­ta con un am­plio elen­co de mo­de­los ca­brio co­mo el Cla­se E Ca­brio. Se tra­ta sin du­da del miem­bro más ele­gan­te de la fa­mi­lia. La pre­sen­cia de la ca­po­ta de lo­na le con­fie­re una ima­gen clá­si­ca pe­ro muy ele­gan­te con un cui­da­do ex­ce­len­te al de­ta­lle con pun­tos co­mo la ter­mi­na­ción de la ta­pa de la ca­po­ta. To­das la ayu­das a la con­duc­ción agru­pa­das en Mer­ce­des-In­te­lli­gent Dri­ve ha­cen de es­te Cla­se E Ca­brio un mo­de­lo muy se­gu­ro con sis­te­mas que fa­ci­li­tan su con­duc­ción, so­bre to­do en si­tua­cio­nes de es­trés co­mo ho­ras pun­ta, des­pla­za­mien­tos noc­tur­nos y al cir­cu­lar por ca­rre­te­ras.

El Au­di S3 Ca­brio ofre­ce una ima­gen de­por­ti­va con unas equi­li­bra­das pro­por­cio­nes que se ex­tien­den con ele­gan­cia a lo lar­go de sus 4,43 me­tros de lar­go; los la­te­ra­les se ca­rac­te­ri­zan por lí­neas pre­ci­sas y su­per­fi­cies ar­quea­das y muscu­losas. El cua­tro pla­zas des­ca­po­ta­ble equi­pa una ca­po­ta de lo­na de ac­cio­na­mien­to elec­tro­hi­dráu­li­co con una ca­pa de es­pu­ma de ex­tra­or­di­na­rias ca­rac­te­rís­ti­cas in­so­no­ri­zan­tes mon­ta­da en el te­cho, que re­du­ce el ni­vel de rui­do en el ha­bi­tácu­lo. La ca­po­ta se ofre­ce en tres co­lo­res. Se abre y se cie­rra en 18 se­gun­dos, in­clu­so en mar­cha, siem­pre que no se su­peren los 50 km/h de ve­lo­ci­dad. El mo­tor que pro­pul­sa el Au­di S3 Ca­brio es el 2.0 TF­SI en su ver­sión más

A la ho­ra de pres­ta­cio­nes de­por­ti­vas, na­da co­mo el Ferrari Por­to­fino, la pro­pues­ta des­ca­po­ta­ble pa­ra dis­fru­tar en com­pa­ñía de la fir­ma de Ma­ra­ne­llo

po­ten­te de 300 CV. Y, ade­más, cuen­ta con la trac­ción quat­tro.

Aun­que a la ho­ra de pres­ta­cio­nes de­por­ti­vas, na­da co­mo el Ferrari Por­to­fino, la pro­pues­ta des­ca­po­ta­ble pa­ra dis­fru­tar en com­pa­ñía de la fir­ma de Ma­ra­ne­llo. Es­ta­mos an­te un 2+2 des­ca­po­ta­ble de te­cho rí­gi­do re­trác­til que per­mi­te abrir­se al cie­lo en so­lo 14 se­gun­dos a una ve­lo­ci­dad por de­ba­jo de los 40 km/h. El in­te­rior re­crea una at­mós­fe­ra de­por­ti­va co­mo po­cos con una con­so­la cen­tral con tres bo­to­nes que son pa­ra po­ner la mar­cha atrás, el mo­do au­to del cam­bio y el launch

con­trol pa­ra sa­lir lan­za­do en pa­ra­do co­mo un F1. Al apre­tar el bo­tón de arran­que, el V8 de 600 CV co­bra vi­da y emi­ti­rá un em­bria­gan­te so­ni­do de for­ma na­tu­ral, sin edul­co­ran­tes. Po­dre­mos ace­le­rar de 0 a 100 km/h en so­lo 3,5 se­gun­dos y de­te­ner­lo en so­lo 34 me­tros des­de una ve­lo­ci­dad de 100 km/h.

No po­de­mos ha­blar de des­ca­po­ta­bles sin men­cio­nar el Mi­ni, to­do un icono des­de su crea­ción y al que BMW le dio en su mo­men­to una se­gun­da ju­ven­tud que to­da­vía si­gue muy pre­sen­te. En es­te ca­so, es una de las ver­sio­nes más di­ver­ti­das de Mi­ni con su te­cho de lo­na de ac­cio­na­mien­to eléc­tri­co. Por fue­ra el di­se­ño re­sul­ta tan de­sen­fa­da­do co­mo por den­tro, con ese in­te­rior que lo ha­ce úni­co e in­con­fun­di­ble. A pe­sar de tra­tar­se de un mo­de­lo pe­que­ño, no por ello de­ja de ser tec­no­ló­gi­co y cuen­ta con to­do ti­po de asis­ten­cias a la con­duc­ción, ade­más del sis­te­ma de entretenimiento a bor­do. Co­mo es ha­bi­tual en Mi­ni, el ca­brio es­tá dis­po­ni­ble con mo­to­res de ga­so­li­na y dié- sel y en di­fe­ren­tes ver­sio­nes co­mo el One, Coo­per, Coo­per S y Coo­per JCW.

En la va­rie­dad es­tá el gus­to y el Ford

Mus­tang se pre­sen­ta co­mo el ca­brio pa­ra los aman­tes de los co­ches ame­ri­ca­nos. Es­ta­mos an­te uno de los des­ca­po­ta­bles más se­duc­to­res y tam­bién con más his­to­ria, co­mo es el ca­so de es­te con­ver­ti­ble. El te­cho es la clá­si­ca ca­po­ta de lo­na con ac­cio­na­mien­to eléc­tri­co que le apor­ta ese to­que ele­gan­te. En su in­te­rior des­ta­can de­ta­lles co­mo la pan­ta­lla de 12 pul­ga­das per­so­na­li­za­ble. A la ho­ra de ele­gir mo­tor, Ford cuen­ta con el 2.3 EcoBoost de 290 CV y el su­per­la­ti­vo V8 at­mos­fé­ri­co de 450 CV que tan bue­nas sen­sa­cio­nes trans­mi­te. Co­mo cu­rio­si­da­des ofre­ce el mo­do de con­duc­ción Drag Strip pa­ra sa­lir lan­za­do des­de pa­ra­do, mien­tras que con My Mo­de po­de­mos per­so­na­li­zar la res­pues­ta de la di­rec­ción, la sus­pen­sión, el ace­le­ra­dor y las ayu­das elec­tró­ni­cas.

Y, por úl­ti­mo y no me­nos im­por­tan­te, el es­pec­ta­cu­lar Ran­ge Ro­ver Evo­que Con­ver­ti­ble, el pri­mer SUV des­ca­po­ta­ble que ha ro­to to­dos los mol­des con una es­té­ti­ca real­men­te atrac­ti­va y sor­pren­den­te. La ca­po­ta de lo­na y la ca­rro­ce­ría de dos puer­tas son par­te de los mim­bres del di­se­ño de es­te po­li­va­len­te mo­de­lo, un des­ca­po­ta­ble que, co­mo el res­to de pro­ta­go­nis­tas de es­te re­por­ta­je, es­tá he­cho pa­ra ha­cer­nos so­ñar des­pier­tos.

Ford Mus­tang Con­ver­ti­ble Un clá­si­co nor­te­ame­ri­cano con to­do el ‘gla­mour’ de un mo­de­lo his­tó­ri­co pe­ro con lo más ac­tual

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.