deViajes - - Ir­lan­da -

de pro­ce­sa­do y ahu­ma­do de pes­ca­do, que ini­ció sus an­da­du­ras en 1979. Aquí apren­de­rás que más del 95% del sal­món que sa­le de aguas ir­lan­de­sas tie­ne cer­ti­fi­ca­ción de pro­duc­to eco­ló­gi­co. Tam­bién po­drás ver en di­rec­to el pro­ce­so de ahu­ma­do, cor­te y en­va­sa­do, que se ha­ce de ma­ne­ra tra­di­cio­nal, a mano. No de­jes de de­gus­tar es­ta de­li­cia re­cién ahu­ma­da y prue­ba tam­bién las ver­sio­nes ma­ri­na­das, con miel y con whisky ir­lan­dés (vi­si­ta guia­da: 5 €. www. smo­kehou­se.ie).

BE­LLE­ZA SAL­VA­JE

Pue­des se­guir tu ru­ta has­ta Ki­llary fjord –el úni­co fior­do que tie­ne Ir­lan­da– y que se ha pues­to de mo­da en­tre los ‘foo­dies ‘ir­lan­de­ses por sus gran­jas de me­ji­llo­nes. Hay dos ma­ne­ras de co­no­cer el fior­do: por ca­rre­te­ra, si­guien­do la Wild Atlan­tic Way y la se­cun­da­ria R335; o a bor­do del Con­ne­ma­ra Lady, una em­bar­ca­ción tu­rís­ti­ca (20 €. www.ki­llaryf­jord.com).

El re­co­le­to puer­to Ki­llary fue el lu­gar es­co­gi­do co­mo re­ti­ro por nu­me­ro­sos ar­tis­tas e in­te­lec­tua­les del pa­sa­do que en­con­tra- ron aquí a sus mu­sas. En­tre ellos es­tu­vie­ron Os­car Wil­de, que des­cri­bió es­te lu­gar de “be­lle­za sal­va­je”, y el pin­tor Paul Henry, que plas­mó so­bre sus lien­zos la na­tu­ra­le­za in­to­ca­da de es­te rin­cón de Ir­lan­da.

A ori­llas de Ki­llary fjord y a pie de ca­rre­te­ra no es ra­ro en­con­trar food trucks que pre­pa­ran y sir­ven mo­lus­cos re­cién sa­ca­dos del mar por unos po­cos eu­ros. Uno de ellos es­tá ges­tio­na­do por Ka­te y Si­mon, pro­pie­ta­rios a su vez de la me­ji­llo­ne­ra Ki­llary Fjord Shell­fish.

Es­te di­ná­mi­co ma­tri­mo­nio que se con­si­de­ran a si mis­mos “gran­je­ros del mar” te en­se­ña­rán, a pie de fior­do, có­mo crían en ba­teas sus bi­val­vos: los me­ji­llo­nes sal­va­jes se ad­hie­ren a unas cuer­das di­se­ña­das es­pe­cial­men­te pa­ra flo­tar sus­pen­di­das de un sis­te­ma de bo­yas. Y a par­tir de ahí, so­lo to­ca es­pe­rar: en Ir­lan­da se dan los me­ji­llo­nes azu­les (My­ti­lus edu­lis), que tar­da­rán unos dos años en al­can­zar su edad adul­ta y es­tar pre­pa­ra­dos pa­ra pa­sar del mar a la me­sa. En la gran­ja de Ka­te y Si­mon tam­bién apren­de­rás que los me­ji­llo­nes tie­nen más hie­rro que la ter­ne­ra y que tie­nen

muy po­cas ca­lo­rías. Si el día acom­pa­ña, po­drás sen­tar­te en las me­sas fren­te a su food truck y pro­bar es­tos fru­tos del mar (6 €. www.ki­llaryf­jords­hell­fish.com).

EN UNA GRAN­JA DE OS­TRAS

Des­de Ki­llary fjord con­ti­núa por la Wild Atlan­tic Way rum­bo Nor­te has­ta West­port, una lo­ca­li­dad de ar­qui­tec­tu­ra geor­gia­na si­tua­da a ori­llas de la en­can­ta­do­ra Clew Bay. John Len­non com­pró una de las múl­ti­ples is­las de es­ta bahía en 1967 y aún hoy, Clew Bay si­gue sien­do un pun­to de re­fe­ren­cia muy po­pu­lar por sus nu­me­ro­sos fes­ti­va­les de mú­si­ca. El ex­tre­mo nor­te de la bahía –al que pue­des lle­gar en bi­ci­cle­ta des­de West­port– do­mi­ci­lia la gran­ja de os­tras de Pa­draic Gan­non (www.croagh­pa- trick­sea­foods.ie). En el pa­sa­do, las os­tras eran un ali­men­to muy co­mún, pe­ro su so­bre­ex­plo­ta­ción a prin­ci­pios del si­glo XIX mer­mó sus exis­ten­cias has­ta con­ver­tir­las en un pro­duc­to de lu­jo. Ir­lan­da pre­su­me de ser uno de los po­cos paí­ses de Eu­ro­pa que con­ser­va co­lo­nias sal­va­jes de os­tras y su cul­ti­vo en gran­jas es una dis­ci­pli­na que tan so­lo tie­ne 30 años de an­ti­güe­dad.

En la gran­ja de Pa­draic, la Croagh Pa­trick Sea­foods, apren­de­rás que una os­tra tar­da en­tre tres y cua­tro años en al­can­zar su edad adul­ta y que una ra­ción de seis os­tras tie­nen el apor­te dia­rio ne­ce­sa­rio de mi­ne­ra­les co­mo el hie­rro o el zinc. Pa­draic tie­ne un sis­te­ma de en­va­sa­do que con­ser­va las os­tras vi­vas du­ran­te dos días, lo que te per­mi­ti­rá lle­vár­te­las en la ma­le­ta. ◆

Pai­sa­jes de ensueño. En el Con­da­do de Gal­way se han ro­da­do va­rias es­ce­nas de El Hom­bre Tran­qui­lo (1952); El Pra­do (1990), que dio una no­mi­na­ción al Ós­car a Ri­chard Ha­rris; Tris­tán e Isol­da (2006) y la más re­cien­te El Ir­lan­dés (2011), en­tre otras....

Con hie­rro y zinc. El Con­da­do de Gal­way es­tá pla­ga­do de cria­de­ros de me­ji­llo­nes. Aquí los pre­pa­ran al va­por, con man­te­qui­lla li­món y ce­bo­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.