PIS­TAS

Des­cu­bre Lisboa y Opor­to, dos joyas úni­cas, y dé­ja­te em­bria­gar por la ama­bi­li­dad de su gen­te y por ese ai­re cau­ti­va­dor que ha­ce que to­do el que va, re­pi­ta.

deViajes - - Punto De Partida -

Pro­gra­ma­mos nues­tra brú­ju­la pa­ra abor­dar la esen­cia de Por­tu­gal, Ma­llor­ca, La Rio­ja, Te­ruel, Qui­to, San­tia­go o Ma­drid.

La ca­pi­tal lu­sa es una ciu­dad que enamora por su en­can­to, su be­lle­za y ese ai­re de nos­tal­gia que pa­re­ce re­so­nar en el am­bien­te a rit­mo de fa­do y gui­ta­rra por­tu­gue­sa. La tria­da se ade­re­za con una gas­tro­no­mía que tie­ne en el ba­cal­hau su pla­to es­tre­lla y en los pas­téis de Be­lém su pos­tre más po­pu­lar.

Pa­ra co­men­zar la vi­si­ta, eli­ge un pa­seo por la Pla­za del Comercio, la más im­por­tan­te de la ciu­dad, don­de se en­cuen­tra el Ar­co da rua Augusta y la es­ta­tua ecues­tre de Jo­sé I. Des­de lo al­to ve­rás la desem­bo­ca­du­ra del río Ta­jo, con el Puen­te 25 de Abril y la es­ta­tua del Cris­to Rey. Re­co­rre des­pués la rua Augusta hasta lle­gar a la Pla­za del Ros­sio, cen­tro neu­rál­gi­co, que al­ber­ga el Tea­tro Na­cio­nal Do­ña Ma­ría II y la es­ta­tua de Pe­dro IV de Por­tu­gal.

Des­de el mirador del Ele­va­dor de Santa Jus­ta ve­rás la ca­te­dral ro­má­ni­ca Santa Ma­ria Maior, del si­glo XII, y el Cas­ti­llo de San Jor­ge, que pre­si­de la ci­ma de la co­li­na ho­mó­ni­ma. Des­pués, pue­des to­mar el tran­vía 28 pa­ra co­no­cer el Ba­rrio Al­to, El Chia­do –co­no­ci­do co­mo el Mont­mar­tre de Lisboa– y el pin­to­res­co ba­rrio de La Al­fa­ma. O bien, acer­car­te al Ta­jo pa­ra vi­si­tar el Mo­nas­te­rio de los Je­ró­ni­mos –una jo­ya de es­ti­lo ma­nue­lino Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad–, la To­rre de Be­lém, y el Mo­nu­men­to a los Des­cu­bri­mien­tos.

BUEN VINO Y ME­JO­RES LI­BROS

Opor­to pue­de jac­tar­se de es­tar en el po­dio de des­ti­nos top por­tu­gue­ses. Sus atrac­ti­vos son mu­chos, des­de la Ca­te­dral de la Sé y su pre­cio­so claus­tro del si­glo XIV, hasta la Igle­sia de los Clé­ri­gos, de es­ti­lo ba­rro­co, cu­ya to­rre es la más al­ta del país.

Ade­más, no te pier­das el fas­tuo­so in­te­rior de la Igle­sia de San Francisco –se em­plea­ron más de 300 ki­los de pol­vo de oro pa­ra re­ves­tir las na­ves–, el Pa­la­cio de la Bol­sa y su exó­ti­ca Sa­la Ára­be, y la Igle­sia de San Lo­ren­zo dos Gri­los. Pa­ra ter­mi­nar, dos clá­si­cos: la Ca­sa do In­fan­te, en Ri­bei­ra –con sus co­lo­ri­das fa­cha­das y el Puen­te de Luis I– y la Li­bre­ría Le­llo e Ir­mão, en un edi­fi­cio neo­gó­ti­co de 1906, con una es­pec­ta­cu­lar es­ca­le­ra de ma­de­ra la­bra­da y una pre­cio­sa vi­drie­ra en el te­cho. Ter­mi­na con una vi­si­ta al Mer­ca­do do Bol­hão y, por su­pues­to, a las bo­de­gas de Vi­la No­va de Gaia, pa­ra de­gus­tar vino de Opor­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.