ES­CA­PA­DAS

Ve­ne­cia, Mi­lán y Tu­rín son los tres vér­ti­ces de un lu­jo­so trián­gu­lo don­de la his­to­ria y la cul­tu­ra con­vi­ven con gran­des do­sis de ele­gan­cia y se­duc­ción.

deViajes - - Punto De Partida -

Re­co­rre­mos la costa ga­lle­ga con los fa­ros co­mo guía y des­cu­bri­mos Gam­bia, Ale­ma­nia y los jar­di­nes do­mi­ni­ca­nos.

Hay ciu­da­des a las que to­do buen via­je­ro de­be ir al me­nos una vez en la vi­da. Y lue­go es­tá Ve­ne­cia, la rei­na in­dis­cu­ti­ble de la car­pe­ta de fa­vo­ri­tos, con tan­tí­si­mas op­cio­nes pa­ra acer­car­te a ella que siem­pre pa­re­ce que es la pri­me­ra vez. Li­bre de las subidas de agua que es­te en­cla­ve vi­ve en in­vierno –la fa­mo­sa ac­qua al­ta– y del ca­lor de agos­to, ju­nio es uno de los me­jo­res me­ses pa­ra des­cu­brir es­ta ur­be, com­pues­ta por 118 is­las uni­das por 400 puen­tes.

LA RUTADE LOSPALACIOS

Co­men­za­mos a lo gran­de, por la Pla­za de San Mar­cos, la mis­ma que Na­po­león de­fi­nió co­mo el sa­lón más be­llo de Eu­ro­pa. Pre­pá­ra­te pa­ra fo­to­gra­fiar los mo­nu­men­tos que ro­dean es­te rec­tán­gu­lo –mi­de 180 m de lar­go por 70 m de an­cho–, co­mo la Ba­sí­li­ca de San Mar­cos y su Cam­pa­ni­le, el Pa­la­cio Du­cal, el Mu­seo Co­rrer y la To­rre del Re­loj. Y pa­ra cum­plir unas es­tric­tas nor­mas: aquí no se pue­de co­mer, be­ber, arro­jar ba­su­ra ni dar de co­mer a las pa­lo­mas.

En la par­te pos­te­rior del Pa­la­cio Du­cal y de­jan­do en­fren­te la Ba­sí­li­ca di San­ta Maria de­lla Sa­lu­te –con obras de Ti­ziano–, en­tra­rás de lleno en otro im­pres­cin­di­ble de la ru­ta: el Gran Ca­nal –Ca­na­liz­zo pa­ra los ve­ne­cia­nos– que, a lo lar­go de sus 4 km, di­vi­de la ciu­dad en dos par­tes. Aquí, el tra­sie­go de gón­do­las y va­po­ret­ti –la lí­nea 1 tar­da unos 40 mi­nu­tos en rea­li­zar el re­co­rri­do– es cons­tan­te y en ca­da re­co­do sur­gen edi­fi­cios úni­cos que te obli­ga­rán a pa­rar.

Co­mo no po­drás ver­lo to­do, te re­co­men­da­mos que re­ser­ves tiem­po pa­ra los más in­tere­san­tes: la Ga­lle­rie dell’Ac­ca­de­mia –me­jor pi­na­co­te­ca de la ciu­dad–, Ca’Rez­zo­ni­co –y el lu­jo ve­ne­ciano del si­glo XVIII–, el im­po­nen­te Pa­la­cio Grassi, con su fa­cha­da de már­mol blan­co, y el Mo­ro Lin. Un po­co más ade­lan­te te es­pe­ran el Pa­la­cio Cor­ner y el Bem­bo an­tes de al­can­zar una de las imá­ge­nes más ins­ta­gramea­bles de la ciu­dad: el Puen­te de Rial­to, lleno de tien­de­ci­tas en sus ram­pas y fran­quea­do por el Pa­la­cio dei Die­ci Savi y el mo­nu­men­to a Car­lo Gol­do­ni.

Ca­na­les de Ve­ne­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.