Una plan­ta­ción cu­yo olor no po­día ser di­si­mu­la­do

Diario de Almeria - - Almería -

To­dos sa­bían en Pa­ter­na del Río que al­go no mar­cha­ba bien en la vi­vien­da de la lla­ma­da pla­za del Mer­ca­do. Pre­ci­sa­men­te un in­mue­ble al­qui­la­do, de los de más so­le­ra en el pue­blo y don­de an­ti­gua­men­te ha­bía un obra­dor de pan. Me­ses atrás, los re­si­den­tes co­men­za­ron a ver có­mo del mis­mo en­tra­ban y sa­lían dos jó­ve­nes que te­nían po­co tra­to con el res­to de ciu­da­da­nos. Co­mo mu­cho, el úni­co con­tac­to con los ve­ci­nos de Pa­ter­na eran las vi­si­tas al bar de la pla­za ma­yor del pue­blo pa­ra com­prar re­fres­cos o ta­ba­co. Sin em­bar­go, el ca­rac­te­rís­ti­co olor de la ma­rihua­na ya ha­cía pen­sar que den­tro de la ca­sa po­día ha­ber un cul­ti­vo de es­ta sus­tan­cia es­tu­pe­fa­cien­te, co­mo fi­nal­men­te re­sul­tó ser. Tras la muer­te, el úni­co y le­ve ali­vio de los ciu­da­da­nos de Pa­ter­na del Río es que la víc­ti­ma no ha­bía si­do na­die co­no­ci­do. No fal­ta­ba nin­gún ve­cino y na­die ha­bía echa­do en fal­ta a nin­gu­na per­so­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.