Diario de Almeria

El Go­bierno da luz ver­de a los re­gla­men­tos de igual­dad la­bo­ral

● El Con­se­jo de Mi­nis­tros aprue­ba dos reales de­cre­tos so­bre pla­nes de igual­dad y transparen­cia re­tri­bu­ti­va

- Efe MA­DRID Sexism · Gender Equality · Human Rights · Discrimination · Society · Irene Montero · Spain

El Con­se­jo de Mi­nis­tros apro­bó ayer dos reales de­cre­tos con los re­gla­men­tos que desa­rro­llan la ley de igual­dad la­bo­ral, “para ayu­dar a af lo­rar de­sigual­da­des en el mun­do del tra­ba­jo y do­tar de he­rra­mien­tas a los tra­ba­ja­do­res para eli­mi­nar­las”.

Así lo ex­pli­có en la rue­da de pren­sa pos­te­rior al Con­se­jo de Mi­nis­tros la ti­tu­lar de Igual­dad, Ire­ne Mon­te­ro, jun­to a la de Tra­ba­jo y Eco­no­mía So­cial, Yo­lan­da Díaz, quien aña­dió que la de­sigual­dad la­bo­ral de gé­ne­ro su­po­ne “una abe­rra­ción de­mo­crá­ti­ca que ex­clu­ye, di­fe­ren­cia y vul­ne­ra los de­re­chos de las mu­je­res”.

En con­cre­to, el Go­bierno apro­bó dos reales de­cre­tos con los re­gla­men­tos de los pla­nes de igual­dad y las ta­blas de transparen­cia re­tri­bu­ti­va, que desa­rro­llan la ley del 1 de mar­zo so­bre me­di­das ur­gen­tes para ga­ran­ti­zar la igual­dad de tra­to y de opor­tu­ni­da­des en­tre mu­je­res y hom­bres en el em­pleo y la ocu­pa­ción.

“Se aca­bó que en las em­pre­sas las mu­je­res no po­da­mos ejer­cer los de­re­chos de ciu­da­da­nía”, ex­pli­có la ti­tu­lar de Tra­ba­jo, para se­ña­lar que con los re­gis­tros re­tri­bu­ti­vos va a “aflo­rar la de­sigual­dad”, dan­do la “he­rra­mien­ta” a los tra­ba­ja­do­res para que pue­dan de­nun­ciar, lo que pue­de con­lle­var mul­tas de has­ta 187.000 eu­ros para las em­pre­sas in­frac­to­ras en la Ins­pec­ción de Tra­ba­jo.

Re­cor­da­ron que la bre­cha sa­la­rial en Es­pa­ña ron­da el 22% y, en mu­chos ca­sos, ni se co­no­cen dón­de es­tán esas de­sigual­da­des.

Es­tas nor­mas, que han si­do fru­to del diá­lo­go so­cial aun­que han sa­li­do sin el acuer­do de la pa­tro­nal, per­mi­ti­rá al Go­bierno eva­luar los pues­tos de tra­ba­jo, ya que los ejer­ci­dos por las mu­je­res “son los peor va­lo­ra­dos y re­tri­bui­dos en el con­jun­to de la so­cie­dad”.

Por su par­te, Mon­te­ro ad­vir­tió del ries­go de que, sin po­lí­ti­cas pú­bli­cas, las mu­je­res pier­dan de­re­chos con­quis­ta­dos en es­ta cri­sis del co­ro­na­vi­rus. Y re­co­no­ció que, aun­que es­tos re­gla­men­tos son “un pa­so de gi­gan­te” para ata­jar las de­sigual­da­des que su­fren las mu­je­res, “no bas­ta” só­lo con es­to y hay que “ata­jar” lo que pa­sa fue­ra del tra­ba­jo, en alu­sión a las car­gas en los cui­da­dos fa­mi­lia­res, para ata­jar lo que ocu­rre den­tro.

El real de­cre­to que re­gu­la los pla­nes de igual­dad y su re­gis­tro im­pli­ca la obli­ga­ción de pre­sen­tar­lo en aque­llas em­pre­sas con más de 50 tra­ba­ja­do­res. Los pla­nes de igual­dad de em­pleo en las em­pre­sas es­ta­rán vi­gen­tes se­gún pac­ten las par­tes y por un má­xi­mo de cua­tro años, pe­ro una vez apro­ba­dos se­gui­rán activos, aun­que la em­pre­sa re­duz­ca su plan­ti­lla.

Los pla­nes de igual­dad de­ben in­for­mar de la cla­si­fi­ca­ción pro­fe­sio­nal, de la for­ma­ción que ofre­ce la em­pre­sa, de la pro­mo­ción pro­fe­sio­nal o de las con­di­cio­nes de tra­ba­jo, in­clui­da la au­di­to­ría sa­la­rial en­tre mu­je­res y hom­bres, así como del ejer­ci­cio co­rres­pon­sa­ble de los de­re­chos de la vi­da per­so­nal, fa­mi­liar y la­bo­ral del em­plea­do.

Tam­bién de­ben con­tem­plar las re­tri­bu­cio­nes, la in­fra­rre­pre­sen­ta­ción fe­me­ni­na si la hu­bie­ra, y los pla­nes de Pre­ven­ción del aco­so se­xual y por ra­zón de se­xo.

Ade­más, el Go­bierno apro­bó otro real de­cre­to que ex­pli­ca el desa­rro­llo re­gla­men­ta­rio de la igual­dad re­tri­bu­ti­va en­tre mu­je­res y hom­bres, y que con­tem­pla que las me­di­das se ex­tien­dan a la Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca, así como la obli­ga­ción de ela­bo­rar una guía para las au­di­to­rías re­tri­bu­ti­vas.

En seis me­ses las em­pre­sas de más de 50 tra­ba­ja­do­res ten­drán que te­ner lis­tas y pu­bli­ca­das es­tas ta­blas sa­la­ria­les. La em­pre­sa re­gis­tra­rá su plan de igual­dad en un Re­gis­tro Pú­bli­co de Con­ve­nios y Acuer­dos Co­lec­ti­vos, y la Ad­mi­nis­tra­ción le con­ce­de­rá el dis­tin­ti­vo de Igual­dad en la em­pre­sa.

La bre­cha sa­la­rial ron­da en Es­pa­ña el 22%, se­gún re­cuer­dan las mi­nis­tras de Igual­dad y Tra­ba­jo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain