La ca­sa de la mu­ra­lla

La reha­bi­li­ta­ción de una pe­que­ña fin­ca en Fa­bio Ru­fino per­mi­te in­te­grar en las vi­vien­das una par­te del lien­zo de la mu­ra­lla me­die­val que es­ta­ba ocul­to

Diario de Cadiz - - CÁDIZ - J. A. Hi­dal­go CÁ­DIZ

La reha­bi­li­ta­ción de una pe­que­ña fin­ca en la ca­lle Fa­bio Ru­fino, en el ba­rrio del Pó­pu­lo, ha sa­ca­do a la luz una par­te con­si­de­ra­ble del lien­zo de la mu­ra­lla me­die­val de Cá­diz, que se en­con­tra­ba ocul­ta en la an­ti­gua cons­truc­ción. Mu­ra­lla que da con­ti­nui­dad al Ar­co del Pó­pu­lo, en el que el in­mue­ble se en­cas­tra co­mo otros de la zo­na.

La re­cu­pe­ra­ción de es­ta par­te de la mu­ra­lla, de la que ape­nas que­dan res­tos al ai­re li­bre, se ha lo­gra­do gra­cias al in­te­rés de los nue­vos pro­pie­ta­rios por el cui­da­do del pa­tri­mo­nio de la ciu­dad, la fa­mi­lia Del­ga­do Ci­güe­la, y el ar­qui­tec­to au­tor del pro­yec­to, Fa­bián Cruz.

Lo cier­to es que na­da ha­cía su­po­ner que den­tro de es­ta vi­vien­da se iba a en­con­trar res­tos de la mu­ra­lla en tan buen es­ta­do. La fin­ca lle­va­ba años ce­rra­da y su in­te­rior ne­ce­si­ta­ba de im­por­tan­tes obras de man­te­ni­mien­to. Ade­más, to­da la pa­red pos­te­rior es­ta­ba ocul­ta con un en­fos­ca­do de mor­te­ro y pin­ta­da.

“Mi hi­ja Ana, que re­si­de en Ma­drid, quería te­ner una pe­que­ña ca­sa en Cá­diz, por lo que se unió en el pro­yec­to a su her­mano Luis, que vi­ve en Má­la­ga. Es­ta fin­ca sa­lió a la ven­ta y en una ho­ra ya se ha­bían de­ci­di­do por ella. Ana te­nía muy cla­ro lo que quería, y quién de­bía de en­car­gar­se de la ope­ra­ción: Fa­bián Cruz (del es­tu­dio Pu­jol y Cruz Ar­qui­tec­tos)”. Fue du­ran­te las obras cuan­do sa­lió a la luz el mu­ro y la opor­tu­ni­dad de re­cu­pe­rar e in­te­grar­lo en la vi­vien­da.

Hay que te­ner en cuen­ta que el edi­fi­cio ape­nas tie­ne 2,70 cen­tí­me­tros de cru­jía, por lo que tal vez sea una de las ca­sas más es­tre­chas de to­do Cá­diz. Con una fa­cha­da de sen­ci­llo di­se­ño, no te­nía nin­gún con­di­cio­nan­te ar­qui­tec­tó­ni­co de re­le­van­cia... sal­vo la mu­ra­lla me­die­val que, de in­me­dia­to, se con­vir­tió en el re­fe­ren­te del pro­yec­to ar­qui­tec­tó­ni­co.

El in­mue­ble es­tá di­vi­di­do en dos vi­vien­das, de dos plan­tas ca­da una. A pe­sar del re­du­ci­do ta­ma­ño por pi­so hay es­pa­cio pa­ra un hol­ga­do sa­lón, la co­ci­na y un aco­ge­dor dor­mi­to­rio que, en el ca­so del ubi­ca­do en el úl­ti­mo pi­so da a una pe­que­ña te­rra­za.

En bue­na par­te de es­tas ha­bi­ta­cio­nes se tie­ne co­mo pa­red el lien­zo de la mu­ra­lla me­die­val.

Con el vis­to bueno tan­to de la co­mi­sión lo­cal de pa­tri­mo­nio co­mo de la pro­vin­cial, se pro­ce­dió a un tra­ta­mien­to de la pie­dra. Se en­con­tra­ron dos ti­pos de si­lla­res. Uno, si­mi­lar al que se pue­de ver en el Ar­co del Pó­pu­lo, de un tono más cla­ro y la­bra­do; otro, te­nía un per­fil más he­te­ro­gé­neo.

“Pro­ce­di­mos a lim­piar la pie­dra con cho­rros de agua y tra­tar­la con mor­te­ro de cal jun­to a un tra­ta­mien­to con­so­li­dan­te pa­ra que no cai­ga are­ni­lla”, des­ta­ca Fa­bián Cruz. Una de las du­chas tie­ne tam­bién al his­tó­ri­co mu­ro en uno de sus la­te­ra­les. En es­te ca­so, la pie­dra se ha pro­te­gi­do con na­no­par­tí­cu­las de im­per­mea­bi­li­za­ción.

To­do ha si­do re­vi­sa­do por Pa­tri­mo­nio, que no ha pues­to nin­gún in­con­ve­nien­te. Ade­más, en la fa­cha­da ex­te­rior, en el la­te­ral que da al Ar­co del Pó­pu­lo se ha uti­li­za­do un cha­flán que per­mi­te ima­gi­nar co­mo la mu­ra­lla se me­te de lleno en el edi­fi­cio.

El di­se­ño in­te­rior de la dos nue­vas vi­vien­das es la ima­gen de sus nue­vos pro­pie­ta­rios, y en es­pe­cial de Ana, con la res­tau­ra­ción de vie­jos mue­bles y el apro­ve­cha­mien­to de cual­quier hue­co pa­ra in­cluir, y de­jar ocul­to, ele­men­tos co­mo la la­va­do­ra.

“Es la ca­sa per­fec­ta, la que es­ta­ban bus­can­do”, des­ta­ca Su­si Ci­güe­la, que siem­pre ha pro­pi­cia­do la re­cu­pe­ra­ción del pa­tri­mo­nio de la ciu­dad, co­mo pa­só con la ca­sa palacio de Vee­dor, que ha­bi­tó mu­chos años jun­to a Fer­nan­do Del­ga­do La­lle­mand y sus hi­jos, o su ac­tual re­si­den­cia en la ca­lle An­cha. El mis­mo Fa­bián Cruz de­fien­de la re­cu­pe­ra­ción de los ele­men­tos ar­qui­tec­tó­ni­cos que for­man par­te de la his­to­ria de las ca­sas ga­di­ta­nas.

Su­si Ci­güe­la Pro­mo­to­ra Es­ta fin­ca sa­lió a la ven­ta y en una ho­ra nos de­ci­di­mos por ella. Es la ca­sa per­fec­ta” Fa­bián Cruz Ar­qui­tec­to En una fin­ca muy sen­ci­lla, la mu­ra­lla ha si­do el re­fe­ren­te ar­qui­tec­tó­ni­co”

JU­LIO GON­ZÁ­LEZ

La pa­red del sa­lón de uno de los dú­plex es par­te de la mu­ra­lla me­die­val de la ciu­dad.

JU­LIO GON­ZÁ­LEZ

Mu­ra­lla tam­bién en uno de los dor­mi­to­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.