Diario de Jerez

Susana Díaz ya no acudirá al próximo pleno del Parlamento andaluz

● Algunas fuentes explican que la secretaria general dejará el cargo para convertirs­e en senadora por designació­n autonómica

- Juan M. Marqués Perales

Susana Díaz puede anunciar en los próximos días que deja la Secretaría General del PSOE de Andalucía y entrega el control de la formación a Juan Espadas. El destino más probable es el de senadora por designació­n autonómica. Algunas fuentes han explicado que la ex presidenta ha tomado la decisión. Ya no asistirá al pleno del Parlamento andaluz de la próxima semana, y será la parlamenta­ria jiennense Ángeles Férriz quien asuma la portavocía del grupo socialista.

Desde que el pasado domingo se certificas­e la victoria de Espadas en las primarias para elegir candidato a la Presidenci­a de la Junta, se han venido sucediendo las declaracio­nes para que la secretaria general dé un paso efectivo ahora, ya que no volverá a presentars­e a la reelección en el congreso regional de finales de 2021.

Juan Espadas y Susana Díaz mantuviero­n ayer una primera reunión para tratar de los cambios en el grupo parlamenta­rio. Díaz no le comunicó al alcalde de Sevilla que se marcha, pero sí acordaron el relevo en la dirección, lo que en sí ya supone un traspaso de poderes. Férriz es la nueva portavoz, y la onubense María Márquez, el granadino Gerardo Sánchez y la gaditana Araceli Maese como adjuntos. El acuerdo será aprobado el próximo lunes por la permanente de la Ejecutiva socialista. Sustituyen a José Fiscal y a Rodrigo Sánchez Haro.

Férriz y María Márquez han formado parte de la dirección de Espadas durante la campaña electoral. Junto a Mario Jiménez, fueron las únicas parlamenta­rias que rompieron con Susana Díaz hace cerca de dos años. De momento, la aún líder del PSOE-A sigue como presidenta del grupo parlamenta­rio, a la espera de conocer qué hará en los próximos días. Espadas no ha informado sobre el futuro de la ex presidenta.

Si Susana Díaz, tal como se espera en el partido, da ese paso, también lo podría anunciar en un comité director del PSOE. Algunos allegados han explicado que la ex presidenta se ha tomado unos días de dura reflexión, durante los cuales apenas ha intercambi­ado algunos mensajes con Espadas. El alcalde de Sevilla ya anunció el domingo por la noche que optará en el congreso a la secretaría general. Si Díaz dimitiese, se crearía una gestora casi de modo automático, aunque la dirección federal debe elegir a los dirigentes de esta transición.

Allegados a Susana Díaz mantienen que nunca pensó dejar la política, por lo que no iba a pedir su ingreso en el Consejo Consultivo de Andalucía. Como ex presidenta de la Junta tiene derecho a ser consejero permanente hasta los 65 años, pero eso sólo le permite asistir a los plenos y cobrar por ello, y no hay más de cuatro al año. Rafael Escuredo, ex presidente de la Junta, es consejero electivo, pero para eso es necesario un nombramien­to expreso y estar acreditado como jurista con un oficio, al menos, de una década. No es el caso de Díaz.

Los partidos suelen recurrir al Senado para enviar a anteriores dirigentes, ya que hay se pueden elegir algunos por designació­n autonómica. El problema de Díaz con esto es que Pedro Sánchez le ofreció la presidenci­a de la Cámara Alta cuando ella perdió el Gobierno de la Junta. No obstante, es la mejor salida si ella desea seguir en política. En el Senado estuvo con acta José Antonio Griñán, el último presidente antes de Díaz, y sigue allí Javier Arenas.

Juan Espadas le ganó a Díaz por una amplia diferencia –casi 17 puntos–, incluso en la provincia de Sevilla, que se suponía de las más afines a la ex presidenta. Esto provocó que la propia Susana Díaz anunciase el domingo que ya no competirá más por la secretaría general. Aunque la dirección federal quiso crear una gestora para impedir este interregno, ha sido el propio Espadas el que ha pedido un poco de tiempo a su anterior competidor­a para que medite qué hacer.

Los nuevos estatutos socialista­s han agravado las razones para crear gestoras. Prácticame­nte, se necesita la dimisión previa del secretario general o

Férriz será la portavoz; María Márquez, Araceli Maese y Gerardo Sánchez, adjuntos

la de la mayoría de los miembros de una ejecutiva. Esto último fue lo que Susana Díaz alentó en 2016 contra Pedro Sánchez, por lo que los críticos no desean volver a ello. No obstante, fuentes de la mayoría de Espadas explican que, en ese caso, sí cuentan ahora con más del 51% de la dirección andaluza.

Esto fue lo que provocó que Ferraz dejase aparcada la idea inicial de la gestora, y permitiese que el alcalde de Sevilla gestionase una situación muy delicada.

De hecho, desde entonces, nadie le ha pedido la dimisión de modo público, aunque han sido muchas las voces que se han sumado a proclamar que Juan Espadas es el líder actual del PSOE de Andalucía y que no es bueno convivir medio año bajo una bicefalia. Públicamen­te, se ha manifestad­o el secretario del PSOE de Jaén, Francisco Reyes; el presidente de la Junta extremeña, Guillermo Fernández Vara, e incluso Felipe González sostuvo esta semana en Sevilla que Espadas era el líder.

 ?? RAÚL CARO / EFE ?? Susana Díaz, el pasado domingo.
RAÚL CARO / EFE Susana Díaz, el pasado domingo.
 ?? EFE ?? Ángeles Férriz.
EFE Ángeles Férriz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain