La des­pe­di­da de Junc­ker

Diario de Noticias (Spain) - - Unión Europea Política - Jesús González Ma­teos

Ha­bía una no­ta­ble ex­pec­ta­ción por es­cu­char el dis­cur­so del pre­si­den­te de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, Jean-clau­de Junc­ker, en el de­ba­te del es­ta­do de la Unión. Era su des­pe­di­da an­te la Eu­ro­cá­ma­ra en es­ta se­sión ge­ne­ral so­bre las cues­tio­nes de má­xi­mo in­te­rés de Eu­ro­pa. El ve­te­rano po­lí­ti­co lu­xem­bur­gués aban­do­nó su pe­cu­liar hu­mor y la gran­di­lo­cuen­cia de otras oca­sio­nes. Fue al grano y, en vez de ha­cer un ba­lan­ce de su ges­tión, ha­bló a los le­gis­la­do­res y los go­bier­nos eu­ro­peos de lo que que­da por ha­cer, del tra­ba­jo que has­ta la Cum­bre de ma­yo en Ru­ma­nía y an­tes de las elec­cio­nes eu­ro­peas del mis­mo mes, re­sul­ta im­pres­cin­di­ble aco­me­ter. Que­da mu­cho tra­ba­jo por de­lan­te si que­re­mos sal­var ese mo­men­to crí­ti­co de la his­to­ria y Junc­ker lan­zó en Es­tras­bur­go sus ad­ver­ten­cias y sus pro­pues­tas.

EU­RO­PA DE­BER SER AC­TOR EN EL MUN­DO Y NO ME­RO PAGADOR El men­sa­je cen­tral del pre­si­den­te Junc­ker ape­la­ba a la au­to­es­ti­ma de los eu­ro­peos. Si so­mos ca­pa­ces de creer­nos nues­tras ca­pa­ci­da­des, po­de­mos con­ver­tir­nos en ac­to­res prin­ci­pa­les de la geo­po­lí­ti­ca mun­dial. Lo que de­fi­nió co­mo pa­sar de ser me­ros pa­ga­do­res a ser pro­ta­go­nis­tas. La UE es un gi­gan­te: se­gun­da po­ten­cia co­mer­cial, pri­mer do­nan­te, el ma­yor mer­ca­do co­mo es­pa­cio co­mún, tie­ne la se­gun­da mo­ne­da des­pués del dó­lar, pe­ro no ha si­do ca­paz de po­ner esa po­ten­cia de uni­dad en va­lor en el ta­ble­ro in­ter­na­cio­nal. Por eso, Junc­ker cree que ha lle­ga­do la ho­ra de la so­be­ra­nía de Eu­ro­pa, in­clu­so apos­tan­do por ser po­ten­cia mi­li­tar, pa­ra lo que ha pe­di­do ma­yo­res in­ver­sio­nes en se­gu­ri­dad y en gas­to de De­fen­sa. “Si Eu­ro­pa se die­ra cuen­ta del pe­so po­lí­ti­co e in­clu­so mi­li­tar que tie­ne, po­dría­mos aban­do­nar ese pa­pel ex­clu­si­vo de pagador glo­bal”, ase­gu­ró el pre­si­den­te co­mu­ni­ta­rio.

UNA GUAR­DIA COS­TE­RA EU­RO­PEA PA­RA LA MI­GRA­CIÓN Una de sus pro­pues­tas más no­ve­do­sas es la crea­ción de una Guar­dia Cos­te­ra eu­ro­pea de 10.000 efec­ti­vos, lo que su­pon­dría real­men­te ce­der la po­tes­tad de con­trol de fron­te­ras a la Co­mi­sión Eu­ro­pea por par­te de los Es­ta­dos miem­bros. Res­pec­to al con­ti­nen­te de don­de pro­ce­de el éxo­do mi­gra­to­rio, Áfri­ca, se ha re­fe­ri­do a él co­mo el fu­tu­ro. “Te­ne­mos que aban­do­nar nues­tra re­la­ción des­de la pers­pec­ti­va de la ayu­da hu­ma­ni­ta­ria, por­que Áfri­ca no ne­ce­si­ta nues­tra ca­ri­dad, ne­ce­si­ta una co­la­bo­ra­ción real y equi­li­bra­da, y no­so­tros tam­bién la ne­ce­si­ta­mos”, afir­mó Junc­ker. No fue la úni­ca pro­pues­ta de Junc­ker, tam­bién ha so­li­ci­ta­do que las gran­des mul­ti­na­cio­na­les pa­guen los im­pues­tos don­de ge­ne­ran be­ne­fi­cios y ha de­fen­di­do la ne­ce­si­dad de una ley eu­ro­pea pa­ra “prohi­bir el plás­ti­co y pro­te­ger los ma­res”. Ape­lan­do a la cre­di­bi­li­dad y la fuer­za de es­tar uni­dos y que los ciu­da­da­nos lo per­ci­ban, con­si­de­ra im­por­tan­te aca­bar con el cam­bio de ho­ra, una pro­pues­ta cu­ya in­ten­ción hi­zo ya pú­bli­ca ha­ce unas se­ma­nas.

DE­BE­RES PEN­DIEN­TES: ‘BRE­XIT’, PRE­SU­PUES­TOS Y LI­BER­TA­DES Con­clu­yó el pre­si­den­te de la Co­mi­sión con las tres ta­reas prin­ci­pa­les que con­si­de­ra de­be­mos en­fren­tar an­tes del pró­xi­mo ma­yo, si que­re­mos que el Par­la­men­to Eu­ro­peo fru­to del vo­to de los eu­ro­peos no sea más eu­ró­fo­bo que eu­ro­peís­ta. Con­cluir las ne­go­cia­cio­nes del bre­xit, don­de lan­zó una cla­ra ad­ver­ten­cia al Reino Uni­do de apo­yo a Ir­lan­da co­mo Es­ta­do miem­bro en su fron­te­ra en Ir­lan­da del Nor­te. Al­can­zar un acuer­do de pre­su­pues­tos pa­ra el pe­rio­do 2021-2027 an­tes de los co­mi­cios co­mo ta­rea prio­ri­ta­ria del Con­se­jo y el Par­la­men­to. Y, por úl­ti­mo, la fé­rrea de­fen­sa del Es­ta­do de De­re­cho en la Unión Eu­ro­pea, en cla­ra re­fe­ren­cia a los ca­sos de Po­lo­nia y Hun­gría, en es­tos mo­men­tos en pro­ce­so de apli­ca­ción del artículo 7 del Tra­ta­do de la Unión por vio­la­cio­nes gra­ves de de­re­chos y li­ber­ta­des. En con­jun­to, un dis­cur­so que no fue una des­pe­di­da, sino un re­cor­da­to­rio de ta­reas in­elu­di­bles si que­re­mos se­guir te­nien­do esa Eu­ro­pa a la que Junc­ker con­fe­só amar pro­fun­da­men­te, en sus úl­ti­mas pa­la­bras an­te la Eu­ro­cá­ma­ra. De­mos­tre­mos to­dos ese amor a la Eu­ro­pa que nos ha da­do 60 años de paz y pros­pe­ri­dad, en for­ma de tra­ba­jo uni­do. ●

Junc­ker cree que ha lle­ga­do la ho­ra de la so­be­ra­nía eu­ro­pea, in­clu­so apos­tan­do por ser po­ten­cia mi­li­tar

El dis­cur­so fue un re­cor­da­to­rio de ta­reas in­elu­di­bles pa­ra se­guir te­nien­do esa Eu­ro­pa a la que con­fe­só amar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.