Ce­re­ros tra­ba­jan­do el en pra­do de la Ce­ra, ha­cia 1960

Diario de Noticias (Spain) - - Pamplona Vecinos - Jo­se­ba Asi­ron POR (www.adios­pam­plo­na.blogs­pot.com)

EN 1960 se cum­plían dos si­glos des­de que la Her­man­dad de Ce­re­ros y Con­fi­te­ros de Pam­plo­na ad­qui­rie­ra unos te­rre­nos, si­tua­dos en la con­fluen­cia de los ca­mi­nos de Erro­ta­zar y de los Enamo­ra­dos, pa­ra la ela­bo­ra­ción de la ce­ra. Y sa­be­mos que es­to ha­bía ocu­rri­do exac­ta­men­te en 1760 por una vie­ja ins­crip­ción que fi­gu­ra­ba a la en­tra­da del pra­do.

Du­ran­te esos dos­cien­tos años el pro­ce­so se re­pi­tió in­fi­ni­dad de ve­ces: la ce­ra en bru­to lle­ga­ba a Pam­plo­na en pa­nes de co­lor ama­ri­llo os­cu­ro, y era fun­di­da en ollas de co­bre de las que sa­lían con­ver­ti­das en lar­gos fi­deos, que se dis­po­nían en gran­des bas­ti­do­res pa­ra su blan­queo al sol. Pos­te­rior­men­te se vol­vían a fun­dir y a ex­po­ner al sol, has­ta con­se­guir un to­tal blan­queo. La fo­to­gra­fía mues­tra a dos miem­bros de la fa­mi­lia Et­xe­ga­rai afa­na­dos en la la­bor de co­lo­car la ce­ra pa­ra su blan­queo, mien­tras que un crío, miem­bro tam­bién de la fa­mi­lia, jue­ga en­tre los bas­ti­do­res y apren­de de pa­so el ofi­cio. HOY EN DÍA el lu­gar que al­ber­gó du­ran­te dos si­glos el pra­do de la Ce­ra no con­ser­va de aquel an­ti­guo es­pa­cio más que el nom­bre, y es un po­co des­co­ra­zo­na­dor ver que es un ám­bi­to to­tal­men­te en­tre­ga­do a una úni­ca fun­ción: la de ser­vir co­mo apar­ca­mien­to de co­ches.

Res­pec­to a la ce­ra con­fec­cio­na­da en el pra­do de la Ce­ra de Iru­ñea, sa­be­mos que su pro­duc­ción lle­gó a al­can­zar la ci­fra de 120.000 ki­los anua­les, y que te­nía fa­ma in­ter­na­cio­nal, em­pleán­do­se en usos tan di­ver­sos co­mo la con­ser­va­ción de la ma­de­ra o la cos­mé­ti­ca, así co­mo en la fa­bri­ca­ción de ve­las o de los ais­la­mien­tos de los ca­bles eléc­tri­cos. Y, se­gún cuen­ta Ara­zu­ri, se ex­por­ta­ba a lu­ga­res tan le­ja­nos co­mo Li­ver­pool, Ham­bur­go, Ams­ter­dam, Viena, Rotterdam, Bu­da­pest, Var­so­via, Mos­cú y Kiev, lle­gan­do has­ta el mis­mí­si­mo Ja­pón. Así que no po­de­mos de­jar de agra­de­cer de nue­vo a Mi­kel Et­xe­ga­rai el ha­ber­nos fa­ci­li­ta­do es­ta pre­cio­sa e his­tó­ri­ca foto de su archivo fa­mi­liar. Mila es­ker...!

Foto: archivo fa­mi­liar de la fa­mi­lia Et­xe­ga­rai

Foto: Pam­plo­na, sep­tiem­bre de 2018. J.A.S.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.