Sán­chez re­lan­za sus Cuen­tas con el te­cho de gas­to pe­ro asu­me que se ajus­ta­rá al de Ra­joy

Aprueba tra­mi­tar­lo otra vez, aun­que es­té con­de­na­do al ve­to del PP en el Se­na­do, so­lo pa­ra evi­tar un con­flic­to ju­rí­di­co que fre­ne el Pre­su­pues­to

Diario de Noticias (Spain) - - España Política - Mí­riam Váz­quez

PAMPLONA – Tras la con­fu­sión y las rec­ti­fi­ca­cio­nes que han ro­dea­do la tra­mi­ta­ción pre­su­pues­ta­ria, el Go­bierno es­pa­ñol qui­so tras­la­dar ayer con cla­ri­dad el men­sa­je de que es­ta vez la de­ci­sión de pre­sen­tar las Cuen­tas pa­ra el pró­xi­mo año es fir­me y que Pe­dro Sán­chez no va de fa­rol. El Con­se­jo de Mi­nis­tros reac­ti­vó el pro­ce­di­mien­to con su de­ci­sión de re­mi­tir nue­va­men­te al Con­gre­so de los Dipu­tados el mis­mo te­cho de gas­to que fue ve­ta­do en ju­lio, del que no se ha sa­bi­do na­da en cua­tro me­ses y me­dio, y que es la an­te­sa­la pa­ra pre­sen­tar las Cuen­tas. Sán­chez co­lo­ca así los raí­les pa­ra la lo­co­mo­to­ra pre­su­pues­ta­ria, aun­que no tie­ne los apo­yos ama­rra­dos y quie­re for­zar a la opo­si­ción a re­tra­tar­se y jus­ti­fi­car su re­cha­zo.

El de ayer es un mo­vi­mien­to de gran sim­bo­lis­mo por­que con­fir­ma que se pre­sen­ta­rán las Cuen­tas a me­dia­dos de enero. No tie­ne otra tras­cen­den­cia por­que, aun en el ca­so de que el te­cho ob­ten­ga el aval del Con­gre­so, se­rá tum­ba­do con to­tal se­gu­ri­dad por la ma­yo­ría ab­so­lu­ta del PP en el Se­na­do, y la por­ta­voz del Go­bierno es­pa­ñol, Isa­bel Ce­laá, dio la sen­sa­ción de asu­mir ayer ese es­ce­na­rio cuan­do acla­ró que, si no se aprueba, se pre­sen­ta­rán las Cuen­tas con el te­cho vi­gen­te, es de­cir, con el de Ra­joy. Los cálcu­los ini­cia­les ci­fra­ban el des­fa­se en unos 6.000 mi­llo­nes, aun­que Mon­cloa mi­ni­mi­za has­ta los 1.200 el im­pac­to en la ad­mi­nis­tra­ción ge­ne­ral del Es­ta­do.

El Go­bierno es­pa­ñol vuel­ve a lle­var el te­cho de gas­to al Con­gre­so por­que ha re­ci­bi­do in­for­mes de la Abo­ga­cía del Es­ta­do que le han de­ja­do cla­ro que es obli­ga­to­rio ha­cer­lo an­tes de apro­bar las Cuen­tas. De es­ta for­ma, Sán­chez se con­ju­ra pa­ra no de­jar nin­gún res­qui­cio le­gal al PP y Ciu­da­da­nos, que ha­bían anun­cia­do una ba­ta­lla ju­rí­di­ca y le ha­bían avi­sa­do de que uti­li­za­rían su ma­yo­ría en la Me­sa del Con­gre­so pa­ra im­pe­dir la tra­mi­ta­ción de los Pre­su­pues­tos si no lle­va­ban apa­re­ja­do un te­cho de gas­to cla­ra­men­te de­fi­ni­do y si pre­ten­día de­jar­lo en el ai­re.

La sen­da de es­ta­bi­li­dad de Sán­chez pre­vé un ob­je­ti­vo de dé­fi­cit del 1,8% del PIB el pró­xi­mo año, fren­te al 1,3% de Ra­joy. Ade­más, la can­ti­dad de re­cur­sos pa­ra los Pre­su­pues­tos au­men­ta un 4,4%, has­ta los 125.064 ISA­BEL CE­LAÁ mi­llo­nes. So­lo el PNV, que tie­ne vo­ca­ción de ne­go­ciar y dar es­ta­bi­li­dad, vo­tó a fa­vor de es­ta sen­da jun­to a los so­cia­lis­tas en ju­lio.

La Ley de Es­ta­bi­li­dad Pre­su­pues­ta­ria pre­veía que, en ca­so de que el te­cho fue­ra ve­ta­do, se pre­sen­ta­ra otro en un mes, aun­que han pa­sa­do ca­si cin­co. Sán­chez ha in­ten­ta­do to­do es­te tiem­po ex­plo­rar una re­for­ma que re­ti­ra­ra la ca­pa­ci­dad de ve­to del Se­na­do pa­ra es­qui­var la ma­yo­ría ab­so­lu­ta del PP, pe­ro la ma­yo­ría de la derecha en la Me­sa del Con­gre­so la ha man­te­ni­do blo­quea­da con su­ce­si­vas pró­rro­gas en el pla­zo de en­mien­das.

Ade­más, ha­ce unas se­ma­nas ha­bía re­nun­cia­do a re­gis­trar los Pre­su­pues­tos an­te el ve­to de los ca­ta­la­nes, pe­ro ha cam­bia­do de opi­nión tras la irrup­ción de Vox en las elecciones an­da­lu­zas con la ex­pec­ta­ti­va de pre­sio­nar a los so­be­ra­nis­tas con el te­mor a la lle­ga­da de la derecha y pa­ra es­ce­ni­fi­car que re­cu­pe­ra la ini­cia­ti­va.

“Si no se con­si­gue apro­bar es­ta sen­da de dé­fi­cit que hoy he­mos apro­ba­do, el Go­bierno ob­via­men­te apro­ba­rá su pro­yec­to de Pre­su­pues­tos con la sen­da vi­gen­te en la Cá­ma­ra”, con­fe­só Ce­laá. La por­ta­voz de­jó ver que la prin­ci­pal mo­ti­va­ción que se es­con­de tras es­te mo­vi­mien­to es lan­zar la se­ñal de que se pre­sen­ta­rán los Pre­su­pues­tos. “El pre­si­den­te tie­ne la in­ten­ción fir­me de pre­sen­tar los Pre­su­pues­tos por el con­ven­ci­mien­to de que es lo que con­vie­ne a es­te país”, re­cal­có. A par­tir de ahí, ejer­ció pre­sión so­bre los gru­pos pa­ra que jus­ti­fi­quen su re­cha­zo.

“La le­gis­la­tu­ra aca­ba en ju­lio de 2020 y te­ne­mos el pro­pó­si­to de se­guir tra­ba­jan­do”

Por­ta­voz del Go­bierno es­pa­ñol

LOS PRE­SU­PUES­TOS Los obs­tácu­los en la tra­mi­ta­ción del te­cho de gas­to son una avan­za­di­lla del tor­tuo­so ca­mino que le es­pe­ra al Pre­su­pues­to, don­de el prin­ci­pal es­co­llo vie­ne des­de la ban­ca­da ca­ta­la­na. El PDECAT se ha abier­to a ne­go­ciar sin in­tro­du­cir en la ecua­ción a los pre­sos so­be­ra­nis­tas y en al­gu­nos ám­bi­tos se da por he­cho que de­ja­rán pa­sar el trá­mi­te de las en­mien­das a la to­ta­li­dad pa­ra dar más tiem­po a Sán­chez y una opor­tu­ni­dad a la ne­go­cia­ción, pe­ro fuen­tes del par­ti­do con­sul­ta­das por es­te pe­rió­di­co lo atri­bu­yen a una in­to­xi­ca­ción so­cia­lis­ta y ase­gu­ran que su ve­to no es­tá des­car­ta­do y es­tán es­pe­ran­do a que Sán­chez “se mue­va” con una ofer­ta pa­ra re­sol­ver el con­flic­to po­lí­ti­co. Es­tán pen­dien­tes de lo que su­ce­da el día 21 en la vi­si­ta del Con­se­jo de Mi­nis­tros a Bar­ce­lo­na, don­de el pre­si­den­te po­dría rea­li­zar al­gún anun­cio.

Es­tá por ver la ac­ti­tud de Uni­dos Po­de­mos si se con­fir­ma que el te­cho se­rá el de Ra­joy, aun­que des­de Mon­cloa mi­ni­mi­zan su im­pac­to en la ad­mi­nis­tra­ción ge­ne­ral del Es­ta­do, y Pa­blo Igle­sias tam­po­co pa­re­ce muy in­tere­sa­do en ser él quien pre­ci­pi­te la caí­da del Go­bierno en pleno au­ge de la derecha. Sán­chez ya tie­ne un acuer­do con Uni­dos Po­de­mos pa­ra los Pre­su­pues­tos, pe­ro ne­ce­si­ta a los ca­ta­la­nes del PDECAT y ERC, y tam­bién al PNV, que es­tá dis­pues­to a ne­go­ciar con exi­gen­cia pe­ro tam­bién con prag­ma­tis­mo, aun­que quie­re que pri­me­ro se des­pe­je la si­tua­ción con los ca­ta­la­nes pa­ra en­trar en un diá­lo­go que no que­de en agua de bo­rra­jas.

La si­tua­ción de los pre­sos so­be­ra­nis­tas es una ba­rre­ra in­fran­quea­ble que im­pi­de el res­pal­do de ERC. El PDECAT se abre a ne­go­ciar sin in­tro­du­cir es­ta cues­tión, pe­ro es­pe­ra una pro­pues­ta am­bi­cio­sa pa­ra re­sol­ver el con­flic­to. Sán­chez se lan­za a tra­mi­tar los Pre­su­pues­tos sin te­ner ase­gu­ra­dos los res­pal­dos pa­ra apro­bar­los, pe­ro en las úl­ti­mas ho­ras ha des­car­ta­do de ma­ne­ra ta­jan­te que un fra­ca­so en es­te sen­ti­do va­ya a pro­vo­car que ade­lan­te las elecciones a mar­zo.

En al­gu­nos ám­bi­tos se ali­men­ta la hi­pó­te­sis de que las con­vo­que el 26 de ma­yo, ha­cién­do­las coin­ci­dir con las que van a ce­le­brar­se en la Unión Eu­ro­pea, los mu­ni­ci­pios y bue­na par­te de las au­to­no­mías del Es­ta­do. En ese sen­ti­do, se ha in­ter­pre­ta­do que el re­cha­zo a las Cuen­tas por par­te de los in­de­pen­den­tis­tas le so­lu­cio­na­ría la mi­tad de la cam­pa­ña, por­que po­dría des­mon­tar el dis­cur­so de la derecha y ar­gu­men­tar que nun­ca exis­tió un pac­to ocul­to con los so­be­ra­nis­tas ca­ta­la­nes. No obs­tan­te, Ce­laá tra­tó de pro­yec­tar ayer que la le­gis­la­tu­ra aguan­ta­rá has­ta el úl­ti­mo mi­nu­to. “El fin de la le­gis­la­tu­ra es ju­lio de 2020 y, has­ta en­ton­ces, to­do el ga­bi­ne­te tie­ne el pro­pó­si­to de se­guir tra­ba­jan­do”, de­fen­dió.

SA­LA­RIO MÍ­NI­MO Si no hu­bie­ra Cuen­tas, una op­ción es aguan­tar con de­cre­tos pa­ra las me­di­das es­tre­lla. De he­cho, sin es­pe­rar a es­te trá­mi­te, el Con­se­jo de Mi­nis­tros tie­ne pre­vis­to apro­bar la su­bi­da del sa­la­rio mí­ni­mo a 900 eu­ros an­tes de aca­bar el año. ●

Fo­to: Efe

El pre­si­den­te Sán­chez y el pre­si­dent To­rra, con ges­to se­rio, en un ac­to pú­bli­co an­te­rior.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.