To­rra da un ul­ti­má­tum al con­se­ller de In­te­rior pa­ra pur­gar la cú­pu­la de los Mos­sos

Si las ex­pli­ca­cio­nes de Boch no con­ven­cen al pre­si­dent, él mis­mo adop­ta­rá me­di­das tras las car­gas po­li­cia­les del jue­ves

Diario de Noticias (Spain) - - España Política -

PAMPLONA – El pre­si­dent de la Ge­ne­ra­li­tat, Quim To­rra, con­ce­dió ayer cua­tro días de pla­zo al con­se­ller de In­te­rior, Mi­quel Buch, pa­ra que ha­ga cam­bios en la cú­pu­la del de­par­ta­men­to. Un ul­ti­má­tum en to­da re­gla des­pués de las car­gas que los Mos­sos d’es­qua­dra lle­va­ron a ca­bo el pa­sa­do jue­ves con­tra los ma­ni­fes­tan­tes que in­ten­ta­ron boi­co­tear dos ac­tos de Vox en Gi­ro­na y Te­rras­sa (Bar­ce­lo­na), ac­tua­ción que fue du­ra­men­te cri­ti­ca­da por ERC y la CUP y que el pro­pio je­fe del Go­vern cen­su­ró. To­rra, de via­je ofi­cial en Es­lo­ve­nia, ad­vir­tió de que si no le con­ven­cen las ex­pli­ca­cio­nes del con­se­ller, él mis­mo to­ma­rá me­di­das.

To­rra ase­gu­ró que “los ca­ta­la­nes no nos sen­ti­mos a gus­to” con las imá­ge­nes de las car­gas po­li­cia­les con­tra gru­pos de ma­ni­fes­tan­tes que pro­tes­ta­ban por las con­cen­tra­cio­nes de Vox con mo­ti­vo del 40º ani­ver­sa­rio de la Cons­ti­tu­ción. Des­de la pre­mi­sa de que los Mos­sos “tie­nen que ga­ran­ti­zar el or­den pú­bli­co”, el pre­si­dent ad­mi­tió que pue­de ha­ber ha­bi­do “ma­la pra­xis” y ase­ve­ró que, por tan­to, “si hay que ha­cer cam­bios, se ha­rán”. Di­chos cam­bios se lle­va­rán pro­ba­ble­men­te al Con­sell Exe­cu­tiu del mar­tes. Por es­te mo­ti­vo, To­rra ha­bló el mis­mo jue­ves por teléfono con Buch y se pre­vé que am­bos se reúnan ma­ña­na, cuan­do re­gre­se a Bar­ce­lo­na.

El pro­pio con­se­ller de In­te­rior afir­mó en TV3 que, “a sim­ple vis­ta”, las imá­ge­nes de la ac­tua­ción po­li­cial apun­tan a que al­gún agen­te pu­do ex­tra­li­mi­tar­se. Agre­gó que los an­ti­dis­tur­bios car­ga­ron con­tra los ma­ni­fes­tan­tes pa­ra evi­tar un “en­fren­ta­mien­to vio­len­to en­tre gru­pos an­ta­gó­ni­cos” y la­men­tó que ha­ya “gru­pos mi­no­ri­ta­rios ra­di­ca­les que lo úni­co que quie­ren es ejer­cer la vio­len­cia”, con lo que es­ta­rán dan­do la ra­zón a quie­nes di­cen que “en Ca­ta­lun­ya hay vio­len­cia. Es­pe­ro que a lo lar­go de la se­ma­na que vie­ne se pue­dan ex­pre­sar cuá­les son los cam­bios en los pro­to­co­los de ac­tua­ción”, agre­gó por su par­te To­rra.

Es­ta con­tro­ver­sia es­tu­vo ade­re­za­da por las crí­ti­cas de ERC, que for­ma par­te del Go­vern y que ad­vir­tió de que es­tá mo­les­ta con las ac­tua­cio­nes “des­pro­por­cio­na­das” de los Mos­sos, por lo que ha pe­di­do una reunión con Buch. A es­ta de­nun­cia se su­mó la CUP, una de cu­yas dipu­tadas, Ma­ria Sir­vent, fue he­ri­da en Te­rras­sa “cuan­do es­ta­ba asis­tien­do a una me­nor que ha­bía re­ci­bi­do un gol­pe en la ca­be­za”. Así lo afir­mó el tam­bién dipu­tado Car­les Rie­ra, que exi­gió la des­ti­tu­ción de Buch. Cen­su­ró ade­más que el mo­de­lo de se­gu­ri­dad de la Ge­ne­ra­li­tat “pro­te­ge ma­ni­fes­ta­cio­nes na­zis y ata­ca sis­te­má­ti­ca­men­te a gru­pos an­ti­fas­cis­tas que les ha­cen fren­te”.

Las pa­la­bras de To­rra y Buch tam­po­co fue­ron bien re­ci­bi­das por los sin­di­ca­tos po­li­cia­les. Así, la Unión Sin­di­cal de la Po­li­cía Au­to­nó­mi­ca de Ca­ta­lu­ña (USPAC) les exi­gió “leal­tad”, al con­si­de­rar que es­tán “car­gán­do­se” la ima­gen del cuer­po, y SAPFEPOL pi­dió la di­mi­sión del con­se­ller por “fis­ca­li­zar” el tra­ba­jo de los agen­tes en vez de de­fen­der su “pro­fe­sio­na­li­dad”. El sin­di­ca­to de man­dos de Mos­sos d’es­qua­dra Sicme res­pon­dió a su vez a Mi­quel Buch afir­man­do que “los Mos­sos so­mos ejem­plo de po­li­cía de­mo­crá­ti­ca y trans­pa­ren­te”. Agre­gó que el tra­ba­jo del con­se­ller “y el de to­do el Go­vern ten­dría que ser con­de­nar la ac­ción de los vio­len­tos y de­fen­der su po­li­cía, y no ha­cer jus­ta­men­te lo con­tra­rio”, y deseó la re­cu­pe­ra­ción de los agen­tes he­ri­dos. El di­rec­tor ge­ne­ral de los Mos­sos d’es­qua­dra, Andreu Mar­tí­nez, de­fen­dió por su par­te que el ope­ra­ti­vo des­ple­ga­do en Gi­ro­na era “co­rrec­to y ade­cua­do” pa­ra de­fen­der el de­re­cho de ma­ni­fes­ta­ción, fren­te al “ata­que or­ga­ni­za­do” de 40 en­ca­pu­cha­dos con­tra la lí­nea po­li­cial.

EN LI­BER­TAD El ti­tu­lar del juz­ga­do de guar­dia de Te­rras­sa de­jó ayer en li­ber­tad pro­vi­sio­nal a los dos ma­ni­fes­tan­tes que los Mos­sos de­tu­vie­ron por los dis­tur­bios del jue­ves en esa lo­ca­li­dad, acu­sa­dos de sen­dos de­li­tos de des­ór­de­nes pú­bli­cos. Los de­te­ni­dos, miem­bros de los Co­mi­tés de De­fen­sa de la Re­pú­bli­ca, es­tán acu­sa­dos de par­ti­ci­par en los incidentes en los que se que­ma­ron con­te­ne­do­res y se rom­pió mo­bi­lia­rio ur­bano. Los Mos­sos tam­bién car­ga­ron con­tra un gru­po de ma­ni­fes­tan­tes que in­ten­ta­ba im­pe­dir un ac­to de Vox en Gi­ro­na. Du­ran­te las car­gas re­sul­ta­ron he­ri­das una vein­te­na de per­so­nas, en­tre ellas 15 mos­sos y la dipu­tada de la CUP Ma­ria Sir­vent, y un jo­ven fue de­te­ni­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.