Diario de Noticias (Spain)

De­gus­ta­ción de una tra­di­ción cen­te­na­ria

Je­sús Eli­cid Lu­qui se ocu­pa de La Glo­ria, una pas­te­le­ría cen­te­na­ria que aho­ra par­ti­ci­pa en las gas­tro­vi­si­tas cul­tu­ra­les de Ta­fa­lla

- Edurne Pu­jol Consumer Goods · Jared Leto · El Salvador · William Welch · Tafalla

TA­FA­LLA – Ha­ce 124 años, en El Sal­va­dor, se abrie­ron por pri­me­ra vez las puer­tas de la pas­te­le­ría La Glo­ria. Aque­llo fue el pre­lu­dio de lo que ocu­rrió dos años más tar­de, en 1898, en el cas­co an­ti­guo de Ta­fa­lla, cuan­do lle­gó el his­tó­ri­co lo­cal de re­pos­te­ría a Na­va­rra. De aquel lo­cal sal­va­do­re­ño se man­tu­vo la esen­cia, la pa­sión y el ca­ri­ño por el dul­ce, raí­ces que el ta­fa­llés Ma­riano El­cid Sal­va­tie­rra, fundador de la con­fi­te­ría, tras­la­dó a la ciu­dad del Ci­da­cos.

El éxi­to no ha men­gua­do con los años, igual que no lo ha he­cho el en­tu­sias­mo de la fa­mi­lia, que ha co­gi­do el re­le­vo ge­ne­ra­cio­nal has­ta lle­gar a la ac­tua­li­dad, don­de Je­sús El­cid Lu­qui, bis­nie­to de Ma­riano El­cid, se ocu­pa de guar­dar el ne­go­cio, siem­pre ba­jo la mi­ra­da ex­per­ta de Ja­vier El­cid Gar­cía, su pa­dre. Aho­ra La Glo­ria for­ma par­te de las Gas­tro­vi­si­tas de Ta­fa­lla, una ini­cia­ti­va mu­ni­ci­pal en la que du­ran­te los fi­nes de se­ma­na de oc­tu­bre se pue­de de­gus­tar el pro­duc­to lo­cal y vi­si­tar lu­ga­res em­ble­má­ti­cos de la ciu­dad. “Es una ma­ne­ra muy bue­na de apo­yar al co­mer­cio lo­cal, ayu­da a pro­te­ger­lo por­que le da una ma­yor vi­si­bi­li­dad”, opi­na Je­sús El­cid y apun­ta al buen queha­cer del Ayun­ta­mien­to pa­ra “fo­men­tar es­te ti­po de ini­cia­ti­vas”.

Ha­ce diez años que Je­sús es­tá al man­do del ne­go­cio fa­mi­liar, un pues­to que va des­de la ela­bo­ra­ción en el obra­dor “has­ta la pre­pa­ra­ción del mos­tra­dor, la elec­ción del en­vol­to­rio y la lim­pie­za”. Él, cons­cien­te del mo­men­to de cam­bio y de la com­pe­ten­cia que exis­te con las gran­des su­per­fi­cies, ha in­ten­ta­do rein­ven­tar par­te del ne­go­cio.

“In­ten­tas ha­cer co­sas di­fe­ren­tes, aun­que nues­tros clien­tes si­guen que­rien­do los clá­si­cos, sí que he­mos desa­rro­lla­do pro­duc­tos más sa­nos, con me­nos azú­car y que se ven­den bien”, asien­te El­cid. En­tre las nue­vas ela­bo­ra­cio­nes des­ta­can las mi­nia­tu­ras, ver­sio­nes más pe­que­ñas de los pas­te­les tra­di­cio­na­les o mous­se de dos cho­co­la­tes’. “Po­dría ha­ber he­cho la mi­tad de las co­sas y ha­ber vi­vi­do igual, pe­ro la pa­sión y las ga­nas de apren­der son lo que me han po­di­do”, cuen­ta el pas­te­le­ro y con­fie­sa que “al ser es­to una ciu­dad pe­que­ña, hay cier­tas li­mi­ta­cio­nes en la de­man­da, sin em­bar­go, yo si­go ex­pe­ri­men­tan­do y crean­do, aun­que lue­go ha­ya co­sas que no triun­fen y se que­den pa­ra mi desa­rro­llo per­so­nal y pro­fe­sio­nal”.

A pe­sar de los cam­bios y aun te­nien­do la mi­ra­da pues­ta en la com­pe­ten­cia que su­po­nen las gran­des su­per­fi­cies, La Glo­ria man­tie­ne su apues­ta por el pro­duc­to ar­te­sa­nal y “con las me­jo­res ma­te­rias pri­mas”.

“La di­fe­ren­cia en­tre lo que se ven­día an­tes y lo que se ven­de aho­ra es sus­tan­cial, an­tes ven­días to­do, aho­ra cues­ta mu­cho más, pe­ro son pro­ce­sos con me­jo­res ma­te­rias pri­mas y los de­ta­lles es­tán mu­cho más cui­da­dos”, ahon­da El­cid. En es­ta pas­te­le­ría ta­fa­lle­se­sa ha­cen un to­tal de 80 pro­duc­tos ar­te­sa­nos, ela­bo­ra­cio­nes en­tre las que des­ta­ca “el gus­to por los pro­duc­tos sin adi­ti­vos y con la me­jor ca­li­dad, que es lo que nos di­fe­ren­cia de lo que hay en las pro­duc­cio­nes en ma­sa”. “No tra­ta­mos de com­pe­tir con ellas, ofre­ce­mos co­sas di­fe­ren­tes”, ma­ti­za. El pro­duc­to es­tre­lla son las pas­tas del abue­lo, un sur­ti­do de do­ce ti­pos di­fe­ren­tes de es­te dul­ce y que to­ma su nom­bre de có­mo el abue­lo de Je­sús las ela­bo­ra­ba, con cui­da­do y mi­mo, dán­do­le la for­ma con una cu­cha­ri­ta. “Las se­gui­mos ha­cien­do de la mis­ma ma­ne­ra”, son­ríe.

FÁ­BRI­CA DE CHO­CO­LA­TE “Me he cria­do aquí, vi­vía arri­ba –en el mis­mo edi­fi­cio de La Glo­ria–, en­ci­ma de mi pi­so es­ta­ba el obra­dor y estudiaba en el co­le­gio que hay en­fren­te”, evo­ca El­cid y re­cuer­da que sus días pa­sa­ban en­tre la es­cue­la y la pas­te­le­ría. “Lo ha­bi­tual por las tar­des era que las ma­dres se jun­ta­ran a to­mar el ca­fé aquí des­pués de re­co­ger­nos del co­le­gio, ha­cían cua­dri­lla y no­so­tros ju­gá­ba­mos en la pla­za o den­tro del lo­cal”, con­ti­núa.

An­tes de que La Glo­ria fue­ra lo que es aho­ra fue una fá­bri­ca de cho­co­la­te. Cuan­do Ma­riano El­cid, su bi­sa­bue­lo,

“No tra­ta­mos de com­pe­tir con las gran­des su­per­fi­cies, ofre­ce­mos pro­duc­tos di­fe­ren­tes” JE­SÚS ELI­CID LU­QUI Pas­te­le­ro

tra­jo el ne­go­cio a Ta­fa­lla fun­dó lo que en prin­ci­pio no era una “pas­te­le­ría al uso”, sino que se de­di­ca­ban a la fa­bri­ca­ción de cho­co­la­te, dul­ce de mem­bri­llo y a la ven­ta de ve­las (al­go muy tí­pi­co en las re­pos­te­rías de an­tes). La fá­bri­ca, que se ubi­ca­ba fren­te a la pla­za de to­ros, guar­da­ba mu­cha ma­qui­na­ria y la pro­duc­ción era “más de ti­po in­dus­trial”.

“Se ven­día por to­do Na­va­rra, el nues­tro fue uno de los pri­me­ros ca­mio­nes que ha­cía re­par­tos, da­ban la vuel­ta a la co­mu­ni­dad e in­clu­so lle­ga­ban a las pro­vin­cias li­mí­tro­fes”, co­men­ta Je­sús El­cid. Fue en los años 60 cuan­do el ne­go­cio cam­bió y mu­dó has­ta lo que es aho­ra, una pas­te­le­ría en la pla­za del Ayun­ta­mien­to. El esfuerzo de la fa­mi­lia pas­te­le­ra tam­bién se ha ido he­re­dan­do, des­de el bi­sa­bue­lo, mo­tor de to­do, pa­san­do por el abue­lo y el pa­dre, has­ta lle­gar al ac­tual due­ño del ne­go­cio cen­te­na­rio, que ba­ta­lla por man­te­ner su es­pa­cio en mi­tad de una pro­duc­ción en ma­sa. ●

 ??  ?? Je­sús Eli­cid Lu­qui se ocu­pa del ne­go­cio fa­mi­liar, una pas­te­le­ria con más de 100 años de his­to­ria, des­de ha­ce una dé­ca­da.
Je­sús Eli­cid Lu­qui se ocu­pa del ne­go­cio fa­mi­liar, una pas­te­le­ria con más de 100 años de his­to­ria, des­de ha­ce una dé­ca­da.
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain