Diario de Noticias (Spain)

La ho­mo­se­xua­li­dad en el fran­quis­mo, eje cen­tral de la se­rie ‘Al­guien tie­ne que mo­rir’

Ma­no­lo Ca­ro, crea­dor de ‘La ca­sa de las flo­res’, cree que la dis­cri­mi­na­ción si­gue

- Inés Ama­re­lo Mexico City · Madrid · Europe · Cecilia Suárez · Una · Mexico · Netflix · Twitter · Paco León · Manolo Caro · The House of Flowers · Carmen Maura · Ester Expósito · Carlos Cuevas

MÉ­XI­CO DF – Al­guien tie­ne que mo­rir, se­rie de Ma­no­lo Ca­ro que ve­rá la luz el vier­nes, abor­da la ho­mo­se­xua­li­dad en el fran­quis­mo to­man­do la his­to­ria de dos jó­ve­nes co­mo ex­cu­sa pa­ra po­ner el te­ma de la dis­cri­mi­na­ción so­bre la me­sa, se­gún con­tó a Efe su di­rec­tor. El crea­dor de La ca­sa de las flo­res ha ele­gi­do es­ta con­tro­ver­ti­da eta­pa (los años 50 en Ma­drid) pa­ra dar vi­si­bi­li­dad a un ti­po de dis­cri­mi­na­ción que cree que “si­gue ocu­rrien­do” ac­tual­men­te. “Pa­ra mí era pri­mor­dial ha­blar de un he­cho que pa­sa y que, si no le da­mos vi­si­bi­li­dad, se­gui­rá pa­san­do”, ex­pli­có tam­bién a Eu­ro­pa Press. El guio­nis­ta me­xi­cano se ha do­cu­men­ta­do a fon­do pa­ra dar su vi­sión co­mo ex­tran­je­ro de es­ta eta­pa de la his­to­ria es­pa­ño­la. “Me cen­tré en la fa­mi­lia, esas pa­re­des de esa ca­sa y el mo­men­to his­tó­ri­co, có­mo in­fluía en sus de­ci­sio­nes”, cuen­ta.

Car­men Mau­ra, que en­car­na a la ma­triar­ca de la fa­mi­lia Falcón, sa­be de pri­me­ra mano có­mo fue aque­lla épo­ca. “El fran­quis­mo me lo tra­gué un buen tiem­po. Re­cuer­do per­fec­ta­men­te lo que era Ma­drid en esa épo­ca. Era to­do muy gris y di­fí­cil”, re­la­ta. “Lo ha re­tra­ta­do muy bien, aun­que sea me­xi­cano”, di­ce so­bre la vi­sión de Ca­ro. “Me en­can­ta que Ma­drid ha­ya cam­bia­do tan­to. An­tes no ha­bía fies­tas ni na­da, era to­do muy ne­gro”, apun­ta. Ca­ro ha reuni­do un re­par­to es­te­lar que in­clu­ye a jó­ve­nes es­tre­llas co­mo Es­ter Ex­pó­si­to, Car­los Cue­vas y Ale­jan­dro Speit­zer y ac­to­res con­sa­gra­dos co­mo Mau­ra, Er­nes­to Al­te­rio y Ce­ci­lia Suá­rez. Una com­bi­na­ción de dos mun­dos que as­pi­ra a en­gan­char a pú­bli­co de to­das las eda­des.

MO­MEN­TO APRO­PIA­DO “La his­to­ria es­tá más vi­gen­te que nun­ca. Es­ta­mos

vien­do a ni­vel glo­bal el re­pun­te de la ex­tre­ma de­re­cha, me pa­re­cía un mo­men­to muy per­ti­nen­te, un re­cor­da­to­rio bes­tial de lo que no se de­be re­pe­tir”, opi­na Ce­ci­lia Suá­rez, Mi­na en la fic­ción. “Me dan ga­nas de pen­sar que he­mos avan­za­do mu­cho, pe­ro es­tá bien re­vi­sar cier­tas par­tes de nues­tra his­to­ria”, agre­ga Er­nes­to Al­te­rio, que se me­te en la piel de Gre­go­rio.

Al­go di­fe­ren­te es la opi­nión del jo­ven Car­los Cue­vas, en­car­ga­do de dar vi­da a Alon­so. “A mí me da­ba res­pe­to por­que hay que con­tar bien las co­sas, es un pe­rio­do muy com­pli­ca­do, con­vul­so y ne­gro, y so­bre el que to­da­vía se tie­nen que apren­der mu­chas co­sas”, re­co­no­ce. “Fui­mos muy res­pon­sa­bles, y ha­blo por Ma­no­lo. Que un me­xi­cano ven­ga a con­tar es­ta his­to­ria, hay que te­ner va­lor pa­ra eso...”, des­ta­ca Ale­jan­dro Speit­zer, ac­tor que en­car­na a Ga­bino. “A mí me pa­re­ció un pun­to a fa­vor, me mo­ti­va­ba mu­cho una

a Ga­bino (Ale­jan­dro Speit­zer) co­mo pro­ta­go­nis­ta, un jo­ven de una fa­mi­lia aco­mo­da­da que re­gre­sa a Ma­drid des­pués de 10 años en Mé­xi­co. Una vez allí, las li­ber­ta­des que ha­bía co­no­ci­do en el país la­ti­noa­me­ri­cano co­mien­zan a res­que­bra­jar­se y ca­da per­so­na­je que apa­re­ce en la fic­ción ten­drá al­go que de­cir.

“Es muy im­por­tan­te la at­mós­fe­ra. Se ha­bla de un con­tex­to fa­mi­liar, un pe­que­ño in­fierno en­tre las pa­re­des de la fa­mi­lia, pe­ro po­dría exis­tir en cual­quier par­te del mun­do, en otra épo­ca y con otra ideo­lo­gía”, di­jo el di­rec­tor me­xi­cano, quien ex­pli­có que fue muy im­por­tan­te el tra­ba­jo de do­cu­men­ta­ción y que ha lo­gra­do con­tar lo que que­ría. “La ley de va­gos, ma­lean­tes y ho­mo­se­xua­les no se ha­bía abor­da­do de esa ma­ne­ra, y nos to­có ha­cer­lo”, di­jo.

Speit­zer coin­ci­de con su di­rec­tor, ade­más de aña­dir que, por des­gra­cia, vio si­tua­cio­nes en su per­so­na­je que si­guen su­ce­dien­do hoy. “Re­cuer­do que du­ran­te el ro­da­je tu­ve una re­fle­xión muy im­por­tan­te: to­do lo que cree­mos que he­mos evo­lu­cio­na­do y lo mu­cho que nos fal­ta. Mo­ría de te­rror al pen­sar có­mo lo pa­sa­ba esa gen­te pe­ro lue­go aga­rra­ba un periódico o veía las no­ti­cias y tam­bién era ate­rra­dor. En­ton­ces no sé si es­ta vi­da en la que es­ta­mos tam­bién es un th­ri­ller”, con­tó.

TRES CA­PÍ­TU­LOS Ca­ro ha es­truc­tu­ra­do la miniserie en tres ca­pí­tu­los a tra­vés de Netflix, pe­ro las di­fe­ren­cias con La ca­sa de las flo­res son no­ta­bles: aho­ra se tra­ta de un dra­ma-th­ri­ller. Sin em­bar­go, la es­té­ti­ca del me­xi­cano se re­co­no­ce y si­gue ha­cien­do hin­ca­pié en los se­cre­tos y en la do­ble mo­ral. Un per­so­na­je que pa­re­ce ha­ber si­do cons­trui­do pa­ra eso es el de Ce­ci­lia Suá­rez (Mi­na, ma­dre de Ga­bino), una me­xi­ca­na que ter­mi­nó ca­sa­da con un es­pa­ñol con con­duc­tas vio­len­tas y nun­ca pu­do vol­ver a su país na­tal, una ape­ten­cia que se des­pier­ta con el re­gre­so de su hi­jo. “Mi per­so­na­je es in­tere­san­te por­que no de­ja de po­ner el de­do en la llaga: es una mu­jer que va con­tra­co­rrien­te con lo que le di­cen. Tie­ne mu­cho que de­cir so­bre el con­tex­to que se vi­ve en nues­tro país so­bre el rol de las mu­je­res”, ex­pre­só Suá­rez so­bre su Mé­xi­co na­tal, don­de ca­da día son ase­si­na­das diez mu­je­res.

El es­treno lle­ga en­tre la po­lé­mi­ca que se ge­ne­ró en Twit­ter so­bre por qué Ca­ro no in­clu­ye re­pre­sen­ta­ción ra­cial en sus pro­yec­tos. Pe­ro el di­rec­tor, aun­que di­jo no que­rer en­trar en con­tro­ver­sias, acep­tó que es­tá apren­dien­do de to­do y siem­pre tra­tan­do de me­jo­rar. “En lo que ha­go, es­toy in­ten­tan­do ha­cer­lo lo me­jor po­si­ble, es­toy apren­dien­do igual que su­ce­dió con la po­lé­mi­ca de La ca­sa de las flo­res con Paco León (que in­ter­pre­ta­ba a una mu­jer trans). ¡Oja­lá se les exi­ja tan­to a nues­tros po­lí­ti­cos co­mo a los que ha­ce­mos en­tre­te­ni­mien­to! No me des­lin­do de mi res­pon­sa­bi­li­dad pe­ro es­toy en el tra­ba­jo de apren­der”, con­clu­yó Ca­ro. ●

 ?? Fo­to: Netflix ?? Ce­ci­lia Suarez, Car­men Mau­ra y Er­nes­to Al­te­rio, con el res­to de pro­ta­go­nis­tas de la se­rie.
Fo­to: Netflix Ce­ci­lia Suarez, Car­men Mau­ra y Er­nes­to Al­te­rio, con el res­to de pro­ta­go­nis­tas de la se­rie.
 ??  ?? Seis dé­ca­das se­pa­ran es­tas fo­tos de uno de los mú­si­cos bri­tá­ni­cos más fa­mo­sos.
Seis dé­ca­das se­pa­ran es­tas fo­tos de uno de los mú­si­cos bri­tá­ni­cos más fa­mo­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain