Diario de Noticias (Spain)

A la con­tra Den­tro y fue­ra

- POR Jor­ge Na­go­re

El 23 de agos­to, des­pués de su­bir a Eron­doa, ba­jé a Ga­rral­da y me me­tí en el bar a co­mer. Me pu­se pe­ga­do a una ven­ta­na, la abrí y me ba­ja­ba la mas­ca­ri­lla so­lo pa­ra lo ne­ce­sa­rio. Qui­zás es­ta­ba exagerando, no sé, pe­ro ni te­nía ni ten­go ga­nas de co­ger­me un bi­cho que, co­mo mí­ni­mo, me va a de­jar 10 días en ca­sa. Aun­que so­lo sea por­que re­cuer­do con ho­rror esos días en los que ha­bía to­que de que­da. Es­ta co­mi­da es la úni­ca vez que he pa­sa­do en un in­te­rior ce­rra­do más de 5 mi­nu­tos te­nien­do que ba­jar­me la mas­ca­ri­lla. Des­de mar­zo. Es­to mis­mo lo han he­cho mi­les de per­so­nas –mi­llo­nes– y otras mi­llo­nes, en cam­bio, no.

To­dos te­ne­mos de­re­cho a ele­gir có­mo con­vi­vir con es­to y por su­pues­to –yo al me­nos sí– to­das que­re­mos lo me­jor pa­ra la eco­no­mía que se ge­ne­ra en to­dos los lu­ga­res ce­rra­dos que hay en nues­tra so­cie­dad, sean ba­res, res­tau­ran­tes, trans­por­te pú­bli­co, gim­na­sios, tien­das pe­que­ñas, gran­des, etc, etc, etc. Creo que a es­tas al­tu­ras de la ju­ga­da co­no­ce­mos có­mo fun­cio­na el vi­rus tan­to en in­te­rio­res co­mo en ex­te­rio­res y ya sabemos en qué si­tua­cio­nes co­rre­mos más ries­go. Por su­pues­to, don­de más, en ca­sa, ya que es don­de más ra­to es­ta­mos. Si a nues­tra ca­sa lle­gan per­so­nas con las que no he­mos con­vi­vi­do y, na­da más lle­gar, fue­ra mas­ca­ri­llas y dis­tan­cia la op­ción de pe­li­gro es ob­via. El te­ma es que es com­ple­jo le­gis­lar es­to: prohi­bi­do que en­tre en sus ca­sas 15 días na­die que no sea con­vi­vien­te. Pe­ro, oye, ahí es­tá. Y lue­go te­ne­mos los es­pa­cios ce­rra­dos: tra­ba­jos, ocio, etc. Si en esos lu­ga­res nos qui­ta­mos por lo que sea la mas­ca­ri­lla, tam­bién la op­ción de pe­li­gro es ob­via. Hay sec­to­res por des­gra­cia que en­tran den­tro de es­tos su­pues­tos y que, por muy bien que lo ha­gan, tie­nen más bo­le­tos pa­ra co­mer­se res­tric­cio­nes. Es­ta­mos en una pan­de­mia. El vi­rus don­de más ata­ca es en si­tios ce­rra­dos, sin ven­ti­lar y sin pro­tec­ción. Igual con al­go de cui­da­do ayu­da­mos más a que es­to pa­se me­jor. ●

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain