¿Cam­bia­rá el mo­de­lo eco­nó­mi­co?

La cri­sis de la co­vid es­tá de­jan­do una hue­lla pro­fun­da en la eco­no­mía y una cri­sis so­cial de im­pre­vi­si­bles con­se­cuen­cias. Pa­re­ce re­for­zar­se la im­por­tan­cia del sec­tor pú­bli­co y de la in­ter­ven­ción re­gu­la­do­ra. ¿Se con­so­li­da­rá es­ta sen­da?

Diario de Noticias (Spain) - - Portada - Un re­por­ta­je de Je­sús Bar­cos Fo­to­gra­fía Pat­xi Cascante

La cri­sis pa­re­ce re­for­zar la im­por­tan­cia del sec­tor pú­bli­co y la in­ter­ven­ción re­gu­la­do­ra

uál se­rá el desa­rro­llo ideo­ló­gi­co de es­ta cri­sis? ¿Qué pa­sa­rá con el mo­de­lo eco­nó­mi­co si la aler­ta sa­ni­ta­ria se alar­ga mu­cho en el tiem­po? Ander Erras­ti., doc­tor en Éti­ca y Fi­lo­so­fía Po­lí­ti­ca, e in­ves­ti­ga­dor de Glo­ber­nan­ce, cree que fal­ta pers­pec­ti­va pa­ra com­pro­bar si es­to “lle­va a un cam­bio más de fon­do que afec­te a la cul­tu­ra po­lí­ti­ca”, aun­que cons­ta­ta “me­di­das más ex­pan­si­vas” pa­ra tra­tar de ga­ran­ti­zar el bie­nes­tar. Ve un “pe­que­ño gi­ro” en las ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas, “em­pe­zan­do a in­terio­ri­zar que la res­pues­ta que se dio a la cri­sis de 2008, además de “pro­ble­má­ti­ca en tér­mi­nos de jus­ti­cia”, “no fue efi­cien­te, por­que una po­bla­ción em­po­bre­ci­da y con sec­to­res ex­clui­dos aca­ba sien­do me­nos in­no­va­do­ra y pro­duc­ti­va”. Erras­ti re­cuer­da que la pre­si­den­cia de la Co­mi­sión Eu­ro­pea no es­tá en ma­nos de una per­so­na so­cial­de­mó­cra­ta, lo que no ha si­do óbi­ce pa­ra es­ta­ble­cer que “la aus­te­ri­dad no pue­de ser la res­pues­ta a cri­sis dis­rup­ti­vas co­mo la de 2008 y la ac­tual”. En cam­bio, cree que per­vi­ve “una pers­pec­ti­va mar­ca­da­men­te es­ta­ta­lis­ta” y cri­ti­ca que eso mar­que el des­tino de los fon­dos de reac­ti­va­ción, con una po­si­ble afec­ción a te­rri­to­rios fron­te­ri­zos co­mo la CAV y Na­va­rra. Es­te fi­ló­so­fo y ase­sor en­tien­de que la pan­de­mia ha pues­to de ma­ni­fies­to la im­por­tan­cia de “lo co­mún, por ejem­plo la cues­tión de los cui­da­dos”. A su jui­cio, nos equi­vo­ca­ría­mos si pen­sá­ra­mos que la res­pues­ta a los pro­ble­mas es­truc­tu­ra­les es “es­tric­ta­men­te eco­nó­mi­ca” y de “ma­yor in­yec­ción de re­cur­sos”. Y po­ne un ejem­plo: “No so­lo se tra­ta de do­tar de más re­cur­sos a los cen­tros re­si­den­cia­les, sino tam­bién de cam­biar el mo­de­lo.

Se­gui­mos pen­san­do en esos cen­tros co­mo es­pa­cios don­de se apar­can in­di­vi­duos que pier­den la au­to­no­mía en el mo­men­to en que en­tran en ese sis­te­ma”.

Un de­ba­te so­bre el mo­de­lo eco­nó­mi­co in­ter­pe­la a mu­chos ra­mos, co­men­zan­do por la pro­pia eco­no­mía. Así que he­mos en­tre­vis­ta­do a la pro­fe­so­ra de la UN Isa­bel Ro­drí­guez Te­je­do, al pro­fe­sor de la UPNA Mikel Ca­sa­res,y a su co­le­ga del mis­mo cen­tro Juan Car­los Lon­gas. Los tres mues­tran cau­te­la an­te el ca­la­do de las trans­for­ma­cio­nes que de­je la cri­sis de la co­vid. Pe­ro vis­lum­bran un cam­bio res­pec­to a la sos­te­ni­bi­li­dad, aun pen­dien­te de un con­sen­so más glo­bal que re­que­ri­rá tiem­po. En to­do ca­so, y a mo­do de an­ti­ci­po: Lon­gas cree que “me­di­das co­mo el Green Deal, de las que se ha­bla tan­to en la Unión Eu­ro­pea, has­ta aho­ra no se han vis­to co­mo algo que ha­bía que per­se­guir real­men­te. Ha­bía un di­vor­cio en­tre las me­di­das po­lí­ti­cas y el dis­cur­so con el que se in­ten­ta­ba ado­bar esas me­di­das. Creo que es­ta si­tua­ción ha re­for­za­do ese dis­cur­so y se­gu­ra­men­te una ac­ti­tud más be­li­ge­ran­te en esa di­rec­ción”. Lo cual ya su­pon­dría una no­ve­dad res­pec­to al pen­sa­mien­to eco­nó­mi­co pre­do­mi­nan­te a fi­na­les de los no­ven­ta, cuan­do “las po­si­cio­nes an­ti­in­ter­ven­cio­nis­tas eran mu­cho más fuer­tes”. Han pa­sa­do mu­chas co­sas des­de en­ton­ces, y el mo­vi­mien­to tec­tó­ni­co que com­por­ta la co­vid pue­de de­jar mu­ta­cio­nes en el pai­sa­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.