San­lú­car se re­en­cuen­tra con Magallanes y El­cano

● La so­cie­dad san­lu­que­ña se vuel­ca en una jor­na­da fes­ti­va es­ca­sa de con­te­ni­dos y don­de lo más des­ta­ca­do fue la re­crea­ción de la par­ti­da de la ex­pe­di­ción de Magallanes

Diario de Sevilla - - Portada - P.M. Espinosa · F.J. Fran­co SAN­LÚ­CAR DE BARRAMEDA

El día que se cum­plían cin­co si­glos de que Magallanes y El­cano em­pren­die­ran un via­je que al­gu­nos han com­pa­ra­do, por lo des­ca­be­lla­do, con la con­quis­ta del es­pa­cio, San­lú­car se echó a la ca­lle pa­ra des­pe­dir con ho­no­res a la ré­pli­ca de la Nao Vic­to­ria, la úni­ca de las cin­co que sa­lie­ron en bus­ca de las is­las Mo­lu­cas na­ve­gan­do ha­cia po­nien­te que con­si­guió re­gre­sar tres años des­pués, con só­lo 18 hom­bres a bor­do de los 240 que ini­cia­ron la aven­tu­ra.

Fue una jor­na­da fes­ti­va que el pue­blo de San­lú­car se to­mó en se­rio. Ca­si po­dría de­cir­se que al­guien de­bie­ra ha­ber te­ni­do la fe­liz idea de de­cla­rar­lo co­mo fies­ta lo­cal, pe­se a lo cual los ac­tos en sí que­da­ron al­go des­lu­ci­dos y fal­tos de con­te­ni­dos. La ex­hi­bi­ción aé­rea se sus­pen­dió por el fa­lle­ci­mien­to del co­man­dan­te Me­le­ro y su alum­na en un des­gra­cia­do ac­ci­den­te, los Ha­rrier de la f lo­ti­lla de la Ba­se de Ro­ta ape­nas si hi­cie­ron una pa­sa­da so­bre la fra­ga­ta Vic­to­ria en la bo­ya que a par­tir de aho­ra lle­va­rá el nom­bre del El­cano, el pa­sa­ca­lles de épo­ca lo pro­ta­go­ni­za­ron unos ac­to­res en­car­nan­do a l os hé­roes de aquel le­ja­ní­si­mo 1519 a pe­lo, sin más acom­pa­ña­mien­to que el bu­lli­cio que su pa­seo ge­ne­ró, y el mer­ca­do si­tua­do en La Cal­za­da ni si­quie­ra es­tu­vo ame­ni­za­do por al­gún con­cier­to que ani­ma­ra la es­pe­ra. Así pues, to­do el pro­ta­go­nis­mo se con­cen­tró en el ac­to sim­bó­li­co, en la ré­pli­ca de la nao Vic­to­ria y su par­ti­da des­de los pan­ta­la­nes de Ba­jo de Guía.

Du­ran­te los últimos días el al­cal­de de San­lú­car, Víctor Mora, ha­bía de­ja­do caer que ha echa­do de me­nos un ma­yor apo­yo del Es­ta­do en la ce­le­bra­ción de un V Cen­te­na­rio de la pri­me­ra Vuel­ta al Mun­do, cu­ya idea se en­gen­dró en la so­cie­dad ci­vil, mu­cho más vol­ca­da que las ins­ti­tu­cio­nes has­ta el mo­men­to.

Uno po­dría pre­gun­tar­se có­mo ha­bría ce­le­bra­do el Reino Uni­do una efe­mé­ri­de co­mo és­ta si, por ejem­plo, hu­bie­ra si­do un na­ve­gan­te bri­tá­ni­co el pri­me­ro en dar la vuel­ta al glo­bo.

En Se­vi­lla se ha mon­ta­do una her­mo­sa ex­po­si­ción y otra en el Mu­seo Na­val de Ma­drid, pe­ro en San­lú­car, in­clu­so ayer, se echó en fal­ta más alien­to en las ve­las del Go­bierno en for­ma de par­ti­das pre­su­pues­ta­rias. Por­que, en es­te ca­so tam­bién, con pa­la­bras bo­ni­tas y re­pe­tir has­ta la sa­cie­dad esa odio­sa fra­se de po­ner en va­lor tal o cual ac­ti­vo no se con­si­guen las co­sas.

Di­cho to­do es­to, la so­cie­dad san­lu­que­ña sí es­tu­vo a la al­tu­ra de lo que se es­pe­ra­ba, más si ca­be, y con­vir­tió es­te 20 de sep­tiem­bre en una fies­ta. Des­de el prin­ci­pio se pi­dió por par­te del Ayun­ta­mien­to que los ve­ci­nos se in­vo­lu­cra­sen, y eso hi­cie­ron, con un en­tu­sias­mo a ve­ces has­ta di­fí­cil de en­ten­der, co­mo re­sul­tó ver la pla­ya po­bla­da por mi­les de per­so­nas es­pe­ran­do una ex­hi­bi­ción aé­rea cu­ya sus­pen­sión na­die co­mu­ni­có en tiem­po y ho­ra.

El pa­so ma­rí­ti­mo, de Las Pi­le­tas a Ba­jo Guía, fue des­de el

me­dio­día un her­vi­de­ro de per­so­nas que qui­sie­ron, con su so­la pre­sen­cia, apo­yar la cau­sa del V Cen­te­na­rio. Fue­ron lo me­jor del día. Sin du­da. Es más, el bau­tis­mo de la bo­ya del Pe­rro con el nom­bre de Juan Se­bas­tián de El­cano les co­gió tan le­jos, jus­to fren­te al fa­ro de Chi­pio­na, que ape­nas si po­dían dis­tin­guir la si­lue­ta de las em­bar­ca­cio­nes en­tre una ma­ña­na bru­mo­sa de un ve­rano que tam­bién de­cía adiós con una mano.

Por cier­to que el ac­tor que ha­cía de Magallanes se me­tió tan­to en su pa­pel que lle­gó a man­dar al ca­ra­jo, tal cual, al vi­ce­pre­si­den­te de la Jun­ta de An­da­lu­cía, Juan Ma­rín, mien­tras le se­ña­la­ba con el de­do la re­crea­ción de la co­fa don­de los vi­gías se si­tua­ban pa­ra otear el ho­ri­zon­te en lo más al­to del pa­lo ma­yor. Ma­rín, san­lu­que­ño, se to­mó con hu­mor la gua­sa del re­pli­can­te Don Fer­nan­do, que se ha­bía ve­ni­do arri­ba al ver­se ata­via­do co­mo el cé­le­bre na­ve­gan­te por­tu­gués.

Mi­les de per­so­nas es­pe­ra­ban a Magallanes, El­cano y com­pa­ñía a am­bos la­dos del pan­ta­lán de Ba­jo de Guía, don­de es­ta­ba atra­ca­da l a nao Vic­tor ia. La gen­te se con­cen­tra­ba pre­ci­sa­men­te en el mis­mo lu­gar don­de ca­da año mu­chos cu­rio­sos des­pi­den a los ro­cie­ros en el em­bar­que de la pe­re­gri­na­ción ha­cia la al­dea al­mon­te­ña. En vís­pe­ras de la ce­le­bra­ción del Desafío Do­ña­na, la pla­ya de Ba­jo de Guía es­ta­ba pre­pa­ra­da pa­ra la du­ra prue­ba de triatlón que al­can­za hoy sá­ba­do su dé­ci­ma edi­ción sin de­jar de ser el es­ce­na­rio de otro de los acon­te­ci­mien­tos del año en San­lú­car.

Lle­ga­do el mo­men­to, y acom­pa­ña­dos por au­to­ri­da­des de to­das las ad­mi­nis­tra­cio­nes, los na­ve­gan­tes se f ue­ron des­pi­dien­do del pú­bli­co co­mo es­tre­llas de Holly­wood ca­mino de la ce­re­mo­nia de los Os­car. “Re­zad pa­ra que la Tie­rra sea re­don­da”, “Vá­mo­nos que nos va­mos”, de­cían mien­tras se di­ri­gían ha­cia el na­vío. Aplau­sos, ca­ño­na­zos y los him­nos de An­da­lu­cía y de Es­pa­ña –que so­na­ron por me­ga­fo­nía– com­ple­ta­ron la re­crea­ción his­tó­ri­ca de una par­ti­da cor­ti­ta de pre­su­pues­to.

Con la Vic­to­ria en­fi­lan­do ha­cia la desem­bo­ca­du­ra del Gua­dal­qui­vir, mien­tras Ál­va­ro de Ma­ri­cha­lar ca­brio­la­ba con su mo­to de agua en el ini­cio de su par­ti­cu­lar odi­sea, se dio por con­clui­da una jor­na­da que hoy con­ti­nua­rá con la ré­pli­ca de la nao atra­ca­da en el pues­to de Bo­nan­za, don­de po­drá ser vi­si­ta­da.

La ex­hi­bi­ción aé­rea se sus­pen­dió por el fa­lle­ci­mien­to del co­man­dan­te Me­le­ro

ORP FLO­TA AR­MA­DA

Bu­ques de la Ar­ma­da es­col­tan a la ré­pli­ca de la Nao Vic­to­ria.

JU­LIO GON­ZÁ­LEZ/FI­TO CARRETO

La ré­pli­ca de la ‘Nao Vic­to­ria’ aban­do­na el pan­ta­lán de Ba­jo de Guía an­te la pre­sen­cia de cen­te­na­res de san­lu­que­ños que qui­sie­ron des­pe­dir­la des­de la pla­ya.

FI­TO CARRETO

Jo­sé Pa­che­co, Víctor Mora, la mi­nis­tra Ma­ría Je­sús Mon­te­ro, el ex al­cal­de se­vi­llano Al­fre­do S. Mon­te­sei­rín y el con­ce­jal de Se­vi­lla Antonio Mu­ñoz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.