LOS ASES DEL RUGBY

En los úl­ti­mos años de la dé­ca­da de los 80 sur­gió la pa­sión por el rugby en la ca­pi­tal jien­nen­se. Un gru­po de jó­ve­nes em­pe­zó a darle pa­ta­das al ba­lón ova­la­do. Ca­si tres dé­ca­das de tra­ba­jo han con­so­li­da­do al Jaén Rugby

Diario Jaen - - PORTADA - GILBERTO MO­RENO

El es­ce­na­rio de las pri­me­ras me­lés y pla­ca­jes no era el más apro­pia­do por el pé­si­mo es­ta­do del te­rreno de jue­go de un cam­po des­tar­ta­la­do del an­ti­guo Co­le­gio Uni­ver­si­ta­rio, pe­ro un jo­ven gru­po de 18 ju­ga­do­res em­pe­zó a prac­ti­car el rugby en el año 1988 de la mano de Mi­guel Sáinz. Ahí se fra­guó la crea­ción del CAU Jaén, el ac­tual Jaén Rugby, una en­ti­dad que, a ba­se de tra­ba­jo y pa­cien­cia, es un re­fe­ren­te en An­da­lu­cía. El ba­lón ova­la­do to­mó pro­ta­go­nis­mo, pe­se a que ha­ce ca­si tres dé­ca­das se les mi­ra­ba co­mo “bi­chos ra­ros” en un de­por­te con una gran tra­di­ción uni­ver­si­ta­ria en Se­vi­lla, Gra­na­da y Má­la­ga. Ellos so­lo es­ta­ban in­tere­sa­dos en pro­gre­sar y ad­qui­rir los co­no­ci­mien­tos ne­ce­sa­rios pa­ra fe­de­rar­se en el fu­tu­ro.

Un año des­pués, en 1989, lle­gó un mo­men­to his­tó­ri­co con el pri­mer par­ti­do ofi­cial an­te el Uni­ver­si­dad de Al­me­ría en el Tro­feo Rec­tor de Gra­na­da. Eduar­do Sán­chez Go­doy, pre­si­den­te del Jaén Rugby, y ju­ga­dor del equi­po de la ca­pi­tal en aque­lla épo­ca, re­me­mo­ra el par­ti­do. “Lo ten­go gra­ba­do en la me­mo­ria co­mo si se hu­bie­ra dispu­tado ayer, pe­ro ya ha­ce 28 años. Ahí em­pe­za­mos una his­to­ria que si­gue vi­gen­te con un pro­yec­to só­li­do y en el que todo el mundo tiene pro­ta­go­nis­mo”, se con­gra­tu­la el di­ri­gen­te, que te­nía co­mo com­pa­ñe­ros a Pedro Ví­bo­ra, Oc­ta­vio Tor­ne­ro o Lo­ren­zo Mo­lli­ne-

LA ILU­SIÓN SIR­VIÓ PA­RA PO­NER EN MAR­CHA UN PRO­YEC­TO QUE AHO­RA ES UN RE­FE­REN­TE

do, per­so­nas cla­ves en el rugby jien­nen­se. Los pri­me­ros años de vi­da del rugby en la ca­pi­tal es­tu­vie­ron mar­ca­dos por la fal­ta de una ins­ta­la­ción es­pe­cí­fi­ca pa­ra en­tre­nar y ju­gar los par­ti­dos. Ahí em­pe­zó un pe­re­gri­nar por di­ver­sas ins­ta­la­cio­nes, co­mo el Se­bas­tián Ba­ra­jas, Las Fuen­te­zue­las, To­rre­don­ji­meno,To­rre­del­cam­po, La Guar­dia, Mar­tos, Los Vi­lla­res y Mo­tril. En el mu­ni­ci­pio gra­na­dino te­nían que ju­gar co­mo lo­ca­les a 174 ki­ló­me­tros de su se­de na­tu­ral. La ilu­sión po­día con las ca­ren­cias es­truc­tu­ra­les, aun­que al ban­qui­llo lle­gó un téc­ni­co que im­pu­so su ex­pe­rien­cia y co­no­ci­mien­tos, co­mo fue Jo­sé Mi­guel de la To­rre. El rugby es­ta­ba en ple­na ex­pan­sión y uno de los mo­men­tos cul­mi­nan­tes se pro­du­jo el 28 de fe­bre­ro de 1995, cuando el mí­ti­co Es­ta­dio de La Victoria fue el es­ce­na­rio de la Co­pa de An­da­lu­cía. La pues­ta en es­ce­na re­sul­tó es­pec­ta­cu­lar con una cam­pa­ña de pro­mo­ción que ori­gi­nó que el cam­po re­gis­tra­ra una ex­ce­len­te en­tra­da. El pres­ti­gio­so Mon­te Cien­cias se im­pu­so por un cla­ro 70-14 al Uni­ver­si­dad de Se­vi­lla y en ese en­cuen­tro fue juez de lí­nea el pre­si­den­te del Jaén. “Este par­ti­do sig­ni­fi­có un an­tes y un des­pués pa­ra nuestro de­por­te”, in­di­có Eduar­do Sán­chez Go­doy. Co­mo en to­da fa­mi­lia, los problemas sur­gen y una se­rie de di­fe­ren­cias mo­ti­va­ron una es­ci­sión, de la que sur­gió el Spor­ting Rugby en 1997. Tan­to el CAU co­mo este club con­vi­vie­ron en la ciu­dad hasta que, en 2003, se fu­sio­na­ron y se creó el ac­tual Jaén Rugby. Des­de en­ton­ces y hasta la fe­cha ac­tual, el club tra­ba­jó en el fir­me pro­pó­si­to de contar con un cam­po pro­pio pa­ra asen­tar su es­truc­tu­ra. Fue­ron años de lu­cha y de reivin­di­ca­cio­nes, aun­que la no­ta po­si­ti­va es que el co­lec­ti­vo com­par­tió se­de con La Ca­ro­li­na, un mu­ni­ci­pio en el que com­ple­tó un ex­ce­len­te tra­ba­jo con un ba­lan­ce sa­tis­fac­to­rio en todos los sen­ti­dos. Lle­gó a mi­li­tar en Di­vi­sión de Ho­nor B y so­lo las di­fi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas im­pi­die­ron con­ti­nuar en la ca­te­go­ría, pe­se a contar con ju­ga­do­res con­tras­ta­dos de na­cio­na­li­dad ru­ma­na: Emil Fra­si­na, Va­si­le Ior­ga y Sil­viu Ni­ches­cu, ade­más de un téc­ni­co de este país, Ce­sar Cio­ba­nu. Otra ci­ta his­tó­ri­ca pa­ra el club fue 2007. El Jaén Rugby se cla­si­fi­có pa­ra dispu­tar la fi­nal de la Co­pa de An­da­lu­cía an­te el Ca­ja­sol-Mon­te Cien­cias y el par­ti­do se dis­pu­tó en el Es­ta­dio Ra­món Pa­la­cios de La Ca­ro­li­na con victoria se­vi­lla­na por 1238. Ahí se des­pi­dió co­mo ju­ga­dor Eduar­do Sán­chez. “Tu­ve la opor­tu­ni­dad de ser juez de lí­nea en el 95 y en el 2007 re­ti­rar­me co­mo ju­ga­dor con mi equi­po de to­da la vi­da. Fue al­go es­pe­cial por el sig­ni­fi­ca­do del par­ti­do”, ad­mi­tió. Ese com­po­mi­so fue otro pun­to de in­fle­xión en la his­to­ria del rugby, por­que, 12 me­ses des­pués, se con­tó con la ins­ta­la­ción so­ña­da, co­mo es el cam­po de Las La­gu­ni­llas, don­de el club, des­de 2008, vi­ve mo­men­tos do­ra­dos con un tra­ba­jo que es re­co­no­ci­do.

EL EQUI­PO PEREGRINÓ POR MU­NI­CI­PIOS HASTA EN­CON­TRAR UN CAM­PO FI­JO PA­RA EN­TRE­NAR Y JU­GAR LOS PAR­TI­DOS

ES­FUER­ZO Y PAR­TI­DO. Los ju­ga­do­res del Jaén Rugby rea­li­za una me­lé en una se­sión de en­tre­na­mien­to. A la de­re­cha, una de las pri­me­ras for­ma­cio­nes de la en­ti­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.