CON­DE­NA­DA POR ABU­SAR DE SU HI­JO DE CUA­TRO AÑOS

Lo gra­bó y en­vió un ví­deo a su pa­re­ja

Diario Jaen - - PORTADA - RAFAEL ABOLAFIA

He­chos de­lez­na­bles”, “aten­ta­do a la dig­ni­dad” o “de­gra­da­ción de la per­so­na”. Esos son al­gu­nos de las ex­pre­sio­nes que la Au­dien­cia de Jaén uti­li­za pa­ra re­fe­rir­se a la con­duc­ta de una mu­jer que abu­só de su pro­pio hi­jo, de tan so­lo 4 años, lo gra­bó y se lo en­vió a su pa­re­ja. Am­bos han si­do con­de­na­dos a on­ce años de cár­cel por de­li­tos de abu­sos se­xua­les y co­rrup­ción de me­no­res. Ella, Mi­riam I. S., co­mo au­to­ra; él, Jo­sé Fran­cis­co R. F., co­mo in­duc­tor. Nin­guno de los dos po­drá acer­car­se al me­nor du­ran­te do­ce años, una vez que sal­gan de pri­sión. De­be­rán pa­gar una in­dem­ni­za­ción de 10.000 eu­ros. Y en el ca­so de la ma­dre, el tri­bu­nal la in­ha­bi­li­ta pa­ra ejer­cer la pa­tria po­tes­tad.

La sen­ten­cia re­co­ge co­mo he­chos pro­ba­dos que en el año 2013 los dos acu­sa­dos se pu­sie­ron de acuerdo pa­ra que ella gra­ba­ra un ví­deo de al­to con­te­ni­do se­xual con uno de sus dos hi­jos. Apro­ve­chó que el ni­ño, de tan so­lo 4 años, es­ta­ba dor­mi­do pa­ra rea­li­zar­le un fe­la­ción.

La Au­dien­cia no tie­ne du­das de que “los ac­tos des­cri­tos en los he­chos pro­ba­dos tie­nen un inequí­vo­co ca­rác­ter se­xual y son idó­neos pa­ra me­nos­ca­bar la in­dem­ni­dad se­xual de la víc­ti­ma”. Ade­más, con­si­de­ra que que­da pro­ba­da “la ca­li­fi­ca­ción de por­no­grá­fi­co del ví­deo”. Aña­de que tam­bién que­da pro­ba­da “la in­ten­ción de sa­tis­fac­ción se­xual de los acu­sa­dos, o cuan­do me­nos, la na­tu­ra­le­za se­xual de los he­chos por ellos co­me­ti­dos, es al­go que se des­pren- de de las ca­rac­te­rís­ti­cas ob­je­ti­vas de los he­chos”. En es­te sen­ti­do, abun­da el tri­bu­nal y ar­gu­men­ta: “Ade­más de tra­tar­se de he­chos de­lez­na­bles, so­lo son com­pren­si­bles co­mo ex­pre­sión de la vo­lun­tad de los acu­sa­dos de ob­te­ner a cos­ta de aquél, sa­tis­fac­ción de su ape­ti­to se­xual”.

Es­ta­ble­ce que la acu­sa­da se pre­va­lió de las fa­ci­li­da­des que le pro­por­cio­na­ba que era su ma­dre y que con­vi­vían jun­tos, “apro­ve­chan­do los mo­men­tos en que se en­con­tra­ban so­los en el ho­gar”. Lo ha­ce cuan­do el me­nor se en­con­tra­ba dor­mi­do y, “por tan­to to­tal­men­te in­de­fen­so”. El re­sul­ta­do fi­nal fue un ví­deo “de al­to con­te­ni­do se­xual, que ni si­quie­ra pu­de ser ca­li­fi­ca­do de eró­ti­co, sino por­no­grá­fi­co, de por­no­gra­fía in­fan­til, lo que cons­ti­tu­ye una de­gra­da­ción de la per­so­na”.

Du­ran­te el jui­cio ce­le­bra­do el pa­sa­do 18 de ju­nio, la mu­jer, Mi­riam I. S. ase­gu­ró que fue su pa­re­ja el que le pi­dió que gra­ba­ra el ví­deo y que ella ac­ce­dió por­que es­ta­ba “lo­ca por él”: “Te­nía una ven­da en los ojos con mu­chas vuel­tas”, lle­gó a de­cir. Aña­dió que so­lo hi­zo “una in­ter­pre­ta­ción” pa­ra de­mos­trar­le que lo que­ría. Ar­gu­men­tó, ade­más, que es­ta­ba en de­pre­sión y con­su­mía al­cohol y co­caí­na. El ví­deo sa­lió a luz por­que ella mis­ma acu­dió a la Co­mi­sa­ría en fe­bre­ro de 2017 pa­ra de­nun­ciar a Jo­sé Fran­cis­co R. F. por ma­los tra­tos y por chan­ta­jear­la con pu­bli­car las imágenes en las que abu­sa­ba de su pro­pio hi­ja. Ella no aguan­tó más. El acu­sa­do negó to­dos los car­gos y di­jo que ja­más le ha­bía pe­di­do a su pa­re­ja que se gra­ba­ra.

El tri­bu­nal no los ha creí­do y les ha im­pues­to una con­de­na de on­ce años de cár­cel pa­ra ca­da uno. La sen­ten­cia se pue­de re­cu­rrir an­te el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia.

EL 18 DE JU­NIO. Jo­sé Fran­cis­co R. F. y Mi­riam I. S., en el ban­qui­llo de los acu­sa­dos du­ran­te el jui­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.