¿Có­mo no de­pen­der del mó­vil?

Un es­tu­dio re­ve­la da­tos preo­cu­pan­tes en cuan­to al uso del ce­lu­lar, cu­ya de­pen­den­cia re­co­no­cen ca­da vez más es­pa­ño­les. Es­tos cin­co con­se­jos pue­den ser úti­les pa­ra rom­per esa ten­den­cia

Diario Jaen - - ACTUALIDAD - RE­DAC­CIÓN

Los avan­ces tec­no­ló­gi­cos vi­vi­dos en los úl­ti­mos años han pro­pi­cia­do un cam­bio ra­di­cal en los há­bi­tos y prác­ti­cas so­cia­les, has­ta el pun­to de que los smartp­ho­nes se han con­ver­ti­do en ele­men­tos im­pres­cin­di­bles en nues­tra vi­da dia­ria. Las fa­ci­li­da­des que ofre­cen las nue­vas tec­no­lo­gías y, en con­cre­to, los te­lé­fo­nos mó­vi­les, son in­fi­ni­tas. An­te es­to, el fa­bri­can­te de smartp­ho­nes Wi­ko ha­ce un lla­ma­mien­to al pú­bli­co pa­ra que pres­te aten­ción en el uso que da a sus dis­po­si­ti­vos y evi­tar así que es­tas ven­ta­jas pue­dan con­ver­tir­se en in­con­ve­nien­tes. In­for­mes re­cien­tes se­ña­lan que los es­pa­ño­les pa­san co­nec­ta­dos a su te­lé­fono unas tres ho­ras de me­dia al día, a pe­sar de que or­ga­ni­za­cio­nes co­mo la As­so­cia­tion for Psy­cho­lo­gi­cal Scien­ce es­ti­man que el tiem­po má­xi­mo con­ve­nien­te es de me­nos de dos ho­ras. Por su par­te, el I Es­tu­dio “Ge­ne­ra­ción Ga­me Chan­ger by Wi­ko”, en el que han par­ti­ci­pa­do 2000 per­so­nas de en­tre 18 y 55 años y que ana­li­za los há­bi­tos y nor­mas que han cam­bia­do en los úl­ti­mos años con la irrup­ción de la tec­no­lo­gía, con­clu­ye que un 70% de los es­pa­ño­les re­co­no­ce te­ner cier­ta de­pen­den­cia de su ter­mi­nal. Par­tien­do de es­tos da­tos, Wi­ko quie­re po­ner el fo­co en es­ta pro­ble­má­ti­ca y ofre­ce las cin­co cla­ves que han de te­ner­se en cuen­ta pa­ra rea­li­zar un uso res­pon­sa­ble del te­lé­fono mó­vil:

Re­cu­pe­ra las lla­ma­das de te­lé­fono. La men­sa­je­ría ins­tan­tá­nea ha co­pa­do nues­tra for­ma de co­mu­ni­car­nos y apli­ca­cio­nes co­mo What­sapp o Te­le­gram ha­cen que de­di­que­mos mu­cho más tiem­po a ges­tio­nes que tam­bién po­dría­mos so­lu­cio­nar con una sim­ple lla­ma­da. Re­cu­pe­rar es­ta cos­tum­bre te per­mi­ti­rá aho­rrar tiem­po, co­mu­ni­car­te de ma­ne­ra más efec­ti­va y con­den­sar el con­te­ni­do de va­rios men­sa­jes.

Evi­ta el te­lé­fono du­ran­te co­mi­das o reunio­nes. No so­lo es im­por­tan­te po­ner un lí­mi­te de tiem­po, sino tam­bién a los mo­men­tos. Se­gún los da­tos de Wi­ko, un 8% de los jó­ve­nes de en­tre 25 y 34 años po­dría vi­vir sin mó­vil; por lo que ver el ter­mi­nal so­bre la me­sa se ha con­ver­ti­do en una es­ce­na más que ha­bi­tual. De­ja tu smartp­ho­ne a un la­do o di­rec­ta­men­te apá­ga­lo cuan­do es­tés co­mien­do o reuni­do con ami­gos o fa­mi­lia­res. Es­ta sen­ci­lla ac­ción te per­mi­ti­rá des­co­nec­tar y dis­fru­tar de la com­pa­ñía.

Des­ac­ti­va al­gu­nas no­ti­fi­ca­cio­nes en ho­ra­rio la­bo­ral. Seis de ca­da diez es­pa­ño­les ad­mi­ten mi­rar su mó­vil du­ran­te la jor­na­da la­bo­ral, se­gún es­te in­for­me. Las no­ti­fi­ca­cio­nes de las apps, que pue­den in­va­dir las pan­ta­llas de nues­tros te­lé­fo­nos mó­vi­les a lo lar­go del día, tam­bién du­ran­te el ho­ra­rio de tra­ba­jo, ha­cen que es­te­mos pen­dien­tes de ca­da mo­vi­mien­to que ocu­rre en nues­tro smartp­ho­ne. Prue­ba a des­ac­ti­var las no­ti­fi­ca­cio­nes de, al me­nos, las apli­ca­cio­nes más pres­cin­di­bles. Te per­mi­ti­rá re­du­cir así el tiem­po que pa­sas con tu te­lé­fono, por no ha­blar de evi­tar una lla­ma­da de aten­ción en tu pues­to de tra­ba­jo.

Fi­ja lí­mi­tes pa­ra su uso. Wi­ko se­ña­la la im­por­tan­cia de es­ta­ble­cer lí­mi­tes de tiem­po pa­ra to­da la fa­mi­lia, tam­bién pa­ra los adul­tos. Es im­por­tan­te que los pa­dres den ejem­plo y ra­cio­na­li­cen el tiem­po que pa­san fren­te a la pan­ta­lla de sus smartp­ho­nes si que­re­mos que nues­tros hi­jos e hi­jas ad­quie­ran con­duc­tas res­pon­sa­bles en el uso de los dis­po­si­ti­vos. El es­tu­dio de Wi­ko apun­ta que los es­pa­ño­les mi­ra­mos nues­tro te­lé­fono de me­dia ca­da 42 mi­nu­tos, una ci­fra que se re­du­ce a me­nos de 15 mi­nu­tos si ha­bla­mos de la ma­yo­ría de jó­ve­nes de en­tre 18 y 24 años.

De­ja el mó­vil en ca­sa.Es­ta­mos tan acos­tum­bra­dos a lle­var el mó­vil con no­so­tros que es difícil pen­sar en sa­lir a la ca­lle sin él. Sin em­bar­go, in­ten­tar de­jar el te­lé­fono a un la­do, es­con­di­do en la guan­te­ra del co­che o di­rec­ta­men­te en ca­sa cuan­do rea­li­za­mos cier­tas ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas co­mo ir a la com­pra o ha­cer de­por­te, pue­de ayu­dar­te a con­cen­trar­te más en lo que es­tás ha­cien­do. Si ade­más lo ha­ces en com­pa­ñía de tus se­res más pró­xi­mos, ami­gos o fa­mi­lia­res, ¿qué más pue­des ne­ce­si­tar? Aníma­te a pro­bar­lo y des­co­nec­ta du­ran­te unos mi­nu­tos.

UN 70 POR CIEN­TO DE LOS ES­PA­ÑO­LES RE­CO­NO­CE DE­PEN­DEN­CIA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.