“Al fi­nal la po­lí­ti­ca es más efi­cien­te cuan­to más cer­ca es­tá del ciu­da­dano”

Diario Jaen - - HOY: ALTO GUADALQUIVIR - PE­PI GA­LE­RA

So­pla­ban ai­res de cam­bio en la pri­ma­ve­ra de 1979 y las pá­gi­nas de Dia­rio JAÉN se lle­na­ban de pro­yec­tos que bus­ca­ban que ca­da rin­cón de la pro­vin­cia die­ra el salto a una nue­va épo­ca. Pre­ci­sa­men­te, la crea­ción de cen­tros es­co­la­res mo­der­nos y adap­ta­dos a las ne­ce­si­da­des de ca­da pue­blo era una de es­tas apues­tas. El 5 de ma­yo se pu­bli­ca­ba la in­ver­sión de 112 mi­llo­nes de pe­se­tas pa­ra obras en co­le­gios de la co­mar­ca de Ca­zor­la. “Van a cam­biar, ca­si por com­ple­to, la fi­so­no­mía de los cen­tros do­cen­tes de es­tas po­bla­cio­nes”, de­cía. “Re­cien­te­men­te se ha ter­mi­na­do la cons­truc­ción de cua­tro au­las de EGB con un pre­su­pues­to de eje­cu­ción de 6.000.000 de pe­se­tas y y prác­ti­ca­men­te es­tán ter­mi­na­das dos uni­da­des de prees­co­lar, con un pre­su­pues­to de ad­ju­di­ca­ción que se ele­va a tres mi­llo­nes”.

Es­ta do­ta­ción de un ser­vi­cio tan ele­men­tal co­mo la educación es, pre­ci­sa­men­te, uno de los que men­cio­na el al­cal­de de Chi­llué­var, Jo­sé Luis Agea, si echa la vis­ta atrás. “En los años se­ten­ta, co­mo mu­chos pue­blos ru­ra­les de An­da­lu­cía, des­pués del fran­quis­mo, que­da­ba to­do por ha­cer. No ha­bía ser­vi­cios ni in­fra­es­truc­tu­ras. No exis­tía esa sen­sa­ción de mu­ni­ci­pio, sin al­can­ta­ri­lla­dos, ni su­mi­nis­tro de agua po­ta­ble”, re­fle­xio­na. Un mu­ni­ci­pio que, por aque­lla épo­ca, to­da­vía su­pe­ra­ba los 2.200 ha­bi­tan­tes, te­nía mu­chas ne­ce­si­da­des que, a lo lar­go de es­tas cua­tro dé­ca­das, se han sa­tis­fe­cho: “En ca­da pe­rio­do de es­tos cua­ren­ta años hay pro­yec­tos que son em­ble­ma. En los 80, se cu­brie­ron ser­vi­cios bá­si­cos y des­ta­ca la traí­da de agua al pue­blo, una obra muy im­por­tan­te. O la cons­truc­ción de los co­le­gios”. “Ya en los años 90, hay obras tan sim­bó­li­cas co­mo la pis­ci­na mu­ni­ci­pal”, apun­ta el quin­to al­cal­de de la De­mo­cra­cia en Chi­llué­var, en su ter­ce­ra le­gis­la­tu­ra. “En el nue­vo mi­le­nio, el re­to es­tá en me­jo­rar las co­mu­ni­ca­cio­nes y tra­tar de di­ver­si­fi­car la eco­no­mía”, re­co­no­ce. En es­ta evo­lu­ción, el apo­yo de ad­mi­nis­tra­cio­nes co­mo la Dipu­tación se pre­sen­ta co­mo esen­cial. “Es la ba­se so­bre la que he­mos cre­ci­do. Es nues­tros pies y nues­tras ma­nos”, ase­gu­ra. Im­po­si­ble se­ría, a su jui­cio, que mu­ni­ci­pios pe­que­ños con­ta­ran con ser­vi­cios co­mo el de ex­tin­ción de in­cen­dios, re­co­gi­das de ba­su­ra o gestión del agua, pe­ro tam­bién de res­pal­do ase­sor. “Un ayun­ta­mien­to de 1.000 ha­bi­tan­tes no pue­de per­mi­tir­se te­ner téc­ni­cos en to­dos los ám­bi­tos. La reali­dad es ca­da vez más com­ple­ja y ha­ce un pa­pel fun­da­men­tal de ase­so­ra­mien­to”, des­ta­ca.

“Al fi­nal, la po­lí­ti­ca es más efi­cien­te en cuan­to más cer­ca­na y un ayun­ta­mien­to es la pri­me­ra a la que se di­ri­ge un ciu­da­dano con su pro­ble­ma, que quie­re que se lo re­sol­va­mos, lo más rá­pi­do po­si­ble. Y si no es nues­tra com­pe­ten­cia, va­mos sin du­dar a Jaén, a Se­vi­lla o a Ma­drid pa­ra ser puen­te”, re­fle­xio­na. “Día a día, cum­pli­mos con las com­pe­ten­cias que nos son pro­pias, man­te­ne­mos los ser­vi­cios pú­bli­cos, pe­ro exis­ten re­tos que no de­pen­den de nues­tra mano. Pa­ra que los jó­ve­nes se arrai­guen al te­rri­to­rio, por ejem­plo, ne­ce­si­ta­mos que las ad­mi­nis­tra­cio­nes, jun­tas, en­tien­dan la di­men­sión del pro­ble­ma y se echen pa­ra de­lan­te”, reivin­di­ca.

JO­SÉ LUIS AGEA MAR­TÍ­NEZ Al­cal­de de Chi­llué­var

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.