Da­vid Bus­ta­man­te: “Ha­ce mu­cho que no doy un be­so de ver­dad” ........................

“Ha­ce mu­cho que no doy un be­so de ver­dad”

Diez Minutos - - SUMARIO -

Una vez que ha pues­to fin a su ma­tri­mo­nio con Pau­la Eche­va­rría, Da­vid ha de­ci­di­do rom­per su si­len­cio. Coin­ci­di­mos con él en Ams­ter­dam, don­de pre­sen­tó el nue­vo Ja­guar I-Pa­ce y don­de asis­tió al con­cier­to de Dua Li­pa, que ha crea­do una can­ción ex­clu­si­va que ca­da fan pue­de mo­di­fi­car con una apli­ca­ción del nue­vo co­che. Allí, Da­vid nos acla­ró su si­tua­ción.

-¿Des­pués de la tor­men­ta lle­ga la cal­ma?

-Yo no he vis­to la tor­men­ta con los míos, la he vis­to fue­ra por­que cuan­do no se dan no­ti­cias se es­pe­cu­la de­ma­sia­do. Ha si­do to­do na­tu­ral, co­mo tie­nen que ser las co­sas.

-¿ Por­qué tar­das­teis tan­to tiem­po en con­fir­mar la se­pa­ra­ción?

-Por­que te­nía­mos que te­ner­lo cla­ro. Cuan­do de­ci­dí de­jar la re­la­ción, lo te­nía cla­ro, pe­ro no ha­bía la ne­ce­si­dad de ha­cer­lo ofi­cial por­que te­nía­mos bue­na re­la­ción.

-Pe­ro Pau­la de­ja­ba la puer­ta abier­ta.

-Eso lo de­cía ella, por­que yo he ca­lla­do du­ran­te es­te tiem­po.

-Di­ces que la de­ci­sión la to­mas­te tú.

-Es que yo de­ci­dí se­guir mi vida por­que se en­frió la re­la­ción, y cuan­do vi que es­ta­ba có- mo­do con el ca­mino que ha­bía to­ma­do, es cuan­do de­ci­dí ha­cer­lo ofi­cial.

-¿Te es­pe­ra­bas que apa­re­cie­ra Miguel Torres?

-Sé que tie­ne to­dos los con­di­men­tos pa­ra que sea un pla­to mor­bo­so, pe­ro me da igual. Lo que quie­ro es que la ma­dre de mi hi­ja sea fe­liz, por­que así Da­nie­lla es fe­liz tam­bién. Yo lle­vo dos años pro­ban­do y lle­van­do mi vida.

“QUERAMOS O NO PAU­LA Y YO VA­MOS A SER FA­MI­LIA TO­DA LA VIDA” “Ya­na es una mu­jer ma­ra­vi­llo­sa, pe­ro es­toy sol­te­ro y no ten­go no­via” “Mi hi­ja lo que quie­re es que ten­ga no­via. Tie­ne mie­do a que me que­de so­lo”

-¿Qué re­la­ción tie­nes con Pau­la?

-Queramos o no va­mos a ser fa­mi­lia to­da la vida. Du­ran­te tre­ce años he­mos te­ni­do una re­la­ción pre­cio­sa. Nos lle­va­mos muy bien y te­ne­mos una co­mu­ni­ca­ción flui­da, aun­que no ha­ble­mos to­dos los días. -¿Qué es lo que peor te ha sen­ta­do es es­tos dos años? -Que no me ha­béis de­ja­do reha­cer mi vida, por­que las es­pan­táis... -A Ya­na Oli­na no la he­mos es­pan­ta­do.

-Es una mu­jer ma­ra­vi­llo­sa, pe­ro yo no ten­go una re­la­ción con na­die. Es­toy sol­te­ro. No ten­go no­via. A Ya­na le ten­go mu­cho ca­ri­ño, pe­ro no hay que po­ner eti­que­tas.

-¿Du­ran­te es­tos dos años Ya­na es la ilu­sión más po­ten­te que has te­ni­do?

-La ilu­sión más po­ten­te es Da­nie­lla y es ella a la pri­me­ra que ten­dré que de­cir­le que ten­go no­via. -¿Qué tie­ne que te­ner una chi­ca pa­ra que se con­vier­ta en tu no­via?

-Al­guien que no quie­ra sa­lir en los me­dios y que me de­mues­tre que me quie­re. Ya no soy tan im­pul­si­vo co­mo era an­tes. -¿Se te acer­can mu­chas chi­cas por in­te­rés?

-No doy pie. Ade­más, me gusta con­quis­tar y cuan­do me lo po­nen tan fá­cil, pier­do el in­te­rés. Yo soy muy ro­mán­ti­co y no me gusta lo fá­cil. Me gusta ir pa­so a pa­so. -¿Da­nie­lla có­mo ha vi­vi­do vues­tra se­pa­ra­ción?

-Bien, pe­ro es que ya ha pa­sa­do mu­cho tiem­po. Pa­ra ella es nor­mal por­que tan­to Pau­la co­mo yo lo ha­ce­mos bien. Mi hi­ja lo que quie­re es que yo ten­ga pa­re­ja, por­que tie­ne mie­do a que me que­de so­lo. Ella quie­re que ten­ga no­via.

-Du­ran­te tu ma­tri­mo­nio siem­pre se di­jo que tú que­rías te­ner otro hi­jo y Pau­la no, ¿te mo­les­ta­ría que tu­vie­ra aho­ra un hi­jo con Miguel? -No me mo­les­ta­ría. Me da igual. -¿Has ha­bla­do con él? -Nun­ca y no ten­go na­da que ha- blar con él por­que no es na­da mío.

-Siem­pre has que­ri­do ins­ta­lar­te en Mia­mi, pe­ro no lo hacías por tu fa­mi­lia, ¿y aho­ra?

-Es que lo más im­por­tan­te lo ten­go aquí. Yo he te­ni­do un ve­rano que ha si­do una lo­cu­ra y he su­fri­do cuan­do no es­ta­ba con mi hi­ja. Afor­tu­na­da­men­te, ten­go to­do lo que se pue­de pe­dir en la vida y lo ten­go to­do re­suel­to. ¿De qué me sir­ve ir­me? ¿Pa­ra te­ner más éxi­to y di­ne­ro? No me com­pen­sa. -¿Ha­béis vendido la ca­sa?

-No, por­que se la de­jo has­ta que la ne­ce­si­ten. No ten­go pro­ble­mas de di­ne­ro. Aho­ra vi­vo en un ático que es co­mo el sa­lón de mi cha­let y no ten­go ser­vi­cio. La se­pa­ra­ción me ha ser­vi­do pa­ra en­con­trar­me a mí mis­mo. Los ar­tis­tas jó­ve­nes o los fut­bo­lis­tas, los que ge­ne­ra­mos tan­to di­ne­ro, vi­vi­mos en una bur­bu­ja irreal. No sa­be­mos lo que va­le un ca­fé y nos vol­ve­mos ton­tos y tor­pes. Só­lo hay una co­sa que lle­vo mal en la vida aho­ra y es que no veo a mi hi­ja to­dos los días.

-Es­te ve­rano ha­béis fir­ma­do el di­vor­cio, ¿te ha cos­ta­do po­ner el pun­to y fi­nal? -Era el si­guien­te pa­so. Ha­bía que fir­mar y ya es­tá. -¿Era cier­to que tus pa­dres y Pau­la se lle­va­ban mal? -Pre­gún­ta­se­lo a ella y a mis pa­dres. -¿Cuán­to ha­ce que no das un be­so de ver­dad? -Si te di­go la ver­dad, ha­ce mu­cho. -Es­te ve­rano nos ha sor­pren­di­do que has ro­to tu amis­tad con Poty.

-Sim­ple­men­te ha pa­sa­do que hay gen­te con la que ya no pa­so tan­to tiem­po co­mo an­tes.

- ¿ No ha­bi­do e nf a do? Por­que le has de­ja­do de se­guir en Ins­ta­gram...

-Mu­chas ve­ces de­jo de se­guir a gen­te por­que no me gusta lo que po­nen. Es ésa la ex­pli­ca­ción que te pue­do dar.

Da­vid es­tá pre­pa­ran­do un nue­vo dis­co, en los que va a in­cluir te­mas com­pues­tos por él.

So­bre Poty, Da­vid ase­gu­ra: “Hay gen­te con la que ya no pa­so tan­to tiem­po co­mo an­tes”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.