Es­ta se­ma­na cum­ple... 56

De­mi Moo­re

Diez Minutos - - GENTE -

De De­mi Moo­re van a que­dar pa­ra las he­me­ro­te­cas de oro su po­sa­do de gua­pa em­ba­ra­za­da, en “Va­nity Fair”, que lue­go tan­tas otras han imi­ta­do, y su ca­be­za al ce­ro, en la pe­li “La te­nien­te O’Neil”. Eso, y que acep­tó una pro­po­si­ción in­de­cen­te por exi­gen­cias de guión. Es­ta­mos an­te una fa­mo­sí­si­ma. Y la fa­mo­sí­si­ma cum­ple 56 años es­te 11 de no­viem­bre.

No mu­cha gen­te sa­be que el ape­lli­do De­mi lo adop­tó de su pri­mer ma­ri­do, Freddy Moo­re. A és­te –nos re­fe­ri­mos al ma­ri­do, no al ape­lli­do– le si­guió Bru­ce Wi­llis, que es, ade­más, el pa­dre de las tres hi­jas de De­mi. Se di­vor­cia­ron en el año 2000, des­pués de 13 años de ma­tri­mo­nio. Se arries­ga por ahí que el mo­ti­vo del di­vor­cio fue­ron los ce­los mu­tuos, aun­que eso ya ha pa­sa­do al baúl de los re­cuer­dos, por­que aho­ra De­mi y Bru­ce se lle­van co­mo dos ami­gos, y se reúnen, tan con­ten­tos, cuan­do hay oca­sión fa­mi­liar re­so­nan­te, que sue­le ser muy a me­nu­do.

A prin­ci­pios de su ca­rre­ra, De­mi hi­zo los ofi­cios di­fí­ci­les de la mo­de­lo, ba­jo seu­dó­ni­mo, con po­sa­dos don­de se de­rro­cha­ba en des­ca­ro y se aho­rra­ba en ro­pa. Aque­llas fo­tos de chi­ca que se bus­ca­ba la vi­da se pu­bli­ca­ron des­pués, reite­ra­da­men­te, cuan­do De­mi dio el es­ti­rón pro­fe­sio­nal, y se hi­zo fa­mo­sa de por­ta­da con ves­tua­rio de Holly­wood. De­mi no es una ac­triz de al­to ma­gis­te­rio, se- gún los que sa­ben, o di­cen que sa­ben, pe­ro sí una ac­triz que su­po ocu­par un si­tio, en su mo­men­to, y un éxi­to de gua­pa de be­lle­za no de­ma­sia­do con­ven­cio­nal.

Lle­gó a co­brar más de diez mi­llo­nes de dó­la­res por una pe­lí­cu­la. Tras Wi­llis, se ca­só y se di­vor­ció de un apo­lo de ju­ven­tud, Ash­ton Kut­cher, y se con­tó que tu­vo que ali­viar la de­pre­sión con clí­ni­cas. Ha si­do y es una fa­mo­sí­si­ma, y una pio­ne­ra, por al­gu­nas de las ra­zo­nes arri­ba apun­ta­das, y por­que em­pe­zó bien jo­ven en la ma­la vi­da re­bel­de, que no sé yo si a es­tas al­tu­ras le pa­re­ce­rá que es la bue­na. Lo que sa­be­mos es lo que sa­be­mos: vi­ve ba­jo el le­ma de “pa­cien­cia y bue­nos ali­men­tos”.

Oja­lá no pier­da el ai­re re­bel­de’’

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.