Mi­la Xi­mé­nez acu­de a la se­sión de qui­mio­te­ra­pia con su hi­ja Al­ba

Siem­pre arro­pa­da por su fa­mi­lia, la pe­rio­dis­ta es­tu­vo cua­tro ho­ras en la clí­ni­ca La Luz pa­ra re­ci­bir tra­ta­mien­to.

Diez Minutos - - Sumario -

Mi­la con­ti­núa con su lu­cha y Al­ba no es­tá dis­pues­ta a de­jar­la so­la. El mar­tes 29 de sep­tiem­bre, la pe­rio­dis­ta y su hi­ja acu­die­ron a la clí­ni­ca La Luz, en Ma­drid, pa­ra que Mi­la re­ci­bie­ra una nue­va se­sión de qui­mio­te­ra­pia. La co­la­bo­ra­do­ra en­tró a las diez de la ma­ña­na y es­tu­vo más de cua­tro ho­ras den­tro. Pe­se a su en­fer­me­dad –se en­fren­ta a un cán­cer de pul­món–, Mi­la es­tá em­pe­ña­da en dis­fru­tar de su día a día con nor­ma­li­dad. “No quie­ro vi­vir co­mo una per­so­na en­fer­ma. Es­to es una gue­rra en­tre el cán­cer y yo”, ex­pli­có cuan­do le die­ron el diag­nós­ti­co. En sep­tiem­bre la pe­rio­dis­ta vol­vió al tra­ba­jo y en pla­tó si­gue tan com­ba­ti­va que ha te­ni­do que so­por­tar co­men­ta­rios en re­des en los que se cues­tio­na­ba su en­fer­me­dad. Mi­la ha si­do muy con­tun­den­te a la ho­ra de afron­tar­los. “No me ha­cen da­ño los que po­nen en du­da mi en­fer­me­dad. Lo úni­co que me le­sio­na­ría es que me bo­rra­ran la son­ri­sa y las ga­nas de lu­cha. Eso se­ría re­ga­lar­le mis fuer­zas”, es­cri­bió.

Mi­la y Al­ba lle­ga­ron con mas­ca­ri­lla y sin ga­nas de ha­blar.

Al­ba vi­ve en Ho­lan­da, pe­ro lo ha de­ja­do to­do pa­ra es­tar jun­to a su ma­dre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.