La em­pre­sa de la gue­rra

Ima­gí­na que el director de “Re­sa­cón en las Ve­gas” di­ri­ge “El lo­bo de Wall Street”. Es­to es lo que ofre­ce “Jue­go de ar­mas”, úl­ti­ma obra de Todd Phi­llips, una sá­ti­ra so­bre Amé­ri­ca con Jo­nah Hill de pro­ta­go­nis­ta.

DT - - SELECTED ARTESANÍA - TEX­TO MIGUEL BA­ÑÓN FO­TO WAR­NER.

“Mi ca­rre­ra es ra­ra, ha­go co­me­dia, dra­ma. Es di­fí­cil que la gen­te la en­tien­da, ni yo mis­mo la en­tien­do”. Es­to nos di­ce en­tre ri­sas Jo­nah Hill (Los An­ge­les, 1983) al pre­gun­tar­le so­bre su pa­sa­do. Y uno comprende su res­pues­ta al re­vi­sar su fil­mo­gra­fía, pues su ros­tro cir­cu­la por dra­mas co­mo “Mo­ney­ball”, wes­terns co­mo “Djan­go des­en­ca­de­na­do” y co­me­dias co­mo “¡Ave, Cé­sar!”. Pe­ro hay al­go que las une: el in­ne­ga­ble ca­ris­ma del ac­tor y su ta­len­to, sea cual sea el gé­ne­ro. Y, ade­más, una cier­ta co­ne­xión per­so­nal: “es un buen mo­men­to por­que pue­do ele­gir y sien­to que en mi fil­mo­gra­fía hay una lí­nea que re­fle­ja có­mo me sien­to en ca­da mo­men­to”. En “Jue­go de ar­mas”, Jo­nah pa­re­ce ofre­cer su fa­ce­ta más sal­va­je y có­mi­ca. Y lo ha­ce a tra­vés de Efraïm, el de­li­ran­te tra­fi­can­te de ar­mas de Mia­mi que es­ta­fa al Pen­tá­gono, y a quien Jo­nah tra­ta de com­pren­der: “Mia­mi es un mi­cro­cos­mos, la gen­te vis­te y con­du­ce su di­ne­ro. Es una cul­tu­ra de la in­mi­gra­ción, una mues­tra del sue­ño ame­ri­cano. Pe­ro tam­bién de su co­rrup­ción, pues es un puer­to de lle­ga­da de co­caí­na”. Aun­que pa­ra su pa­pel pu­do co­no­cer de pri­me­ra mano a los pro­ta­go­nis­tas: “pu­de imi­tar ges­tos, vo­ces, aun­que si al­guien ha­ce una pe­lí­cu­la de mí so­lo con­ta­ría mis éxi­tos. Apren­dí a bus­car el es­pí­ri­tu de su per­so­na­li­dad, más allá de lo que cuen­tan”.

Y tras lo apren­di­do en la ac­tua­ción, lle­ga el turno de sal­tar tras las cá­ma­ras, por­que Jo­nah es­tá tra­ba­jan­do en su de­but en la di­rec­ción, “Mid 90s”, un dra­ma so­bre el pa­so de la adul­tez de unos jó­ve­nes ska­ters ca­li­for­nia­nos. “Tra­ba­jar con al­gu­nos de mis director fa­vo­ri­tos me ha ser­vi­do pa­ra apren­der de ellos”, nos di­ce. Y an­te la in­cer­ti­dum­bre so­bre su éxi­to, re­cu­rre a con­se­jos de ami­gos co­mo Spi­ke Jon­ze: “me di­jo que hay que ha­cer un buen de­but só­lo pa­ra em­pe­zar. Pa­ra mí, di­ri­gir es un gran gran via­je, y lo que de­seo es ex­pre­sar­me a mí mis­mo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.