60 AÑOS DEL 600

ES EL CO­CHE QUE NOS CAM­BIÓ LA VI­DA, YA QUE FUE EL PRI­MER VEHÍCU­LO QUE PU­DIE­RON COM­PRAR MU­CHOS ES­PA­ÑO­LES EN LOS AL­BO­RES DE LA IN­DUS­TRIA­LI­ZA­CIÓN DEL PAÍS. CON ÉL FUI­MOS POR PRI­ME­RA VEZ A LA PLA­YA, VOLVIMOS AL PUE­BLO Y VI­VI­MOS LA DE­MO­CRA­CIA DEL MO­TOR.

DT - - REPORTAJES VIAJA CON NOSOTROS - TEX­TO RA­FAEL VIDAL FOTOS SEAT.

Hay crea­cio­nes que son ca­pa­ces de sim­bo­li­zar épo­cas en­te­ras, por­que de­jan de ser un ob­je­to pa­ra con­ver­tir­se en un es­ti­lo de vi­da. Y de la época del desa­rro­llis­mo de España, el SEAT 600 es el icono ab­so­lu­to. Con­den­sa, por un la­do, la fa­bri­ca­ción en se­rie que na­cía con la in­dus­tria­li­za­ción; por otro la­do, las nue­vas as­pi­ra­cio­nes de una so­cie­dad que mi­ra­ba ha­cia fue­ra y bus­ca­ba otras formas de ocio y de tu­ris­mo. Y así, un 27 de ju­nio de 1957, con la sa­li­da del pri­mer co­che ma­tri­cu­la­do de la Zo­na Fran­ca de Bar­ce­lo­na, cam­bió pa­ra siem­pre nues­tra for­ma de vi­da.

El co­che es­ta­ba ins­pi­ra­do en el FIAT 600 y cos­ta­ba 65.000 pe­se­tas, lo que lo ha­cía ac­ce­si­ble a la cre­cien­te cla­se media. De él se rea­li­za­ron va­rios mo­de­los, el D en 1963, el E en 1969 (con sis­te­ma de aper­tu­ra nor­mal), el L en 1972 (el mo­de­lo de lu­jo) y el SEAT 800 en 1964, con 18 cm más de lar­go. Y aun­que fue­ron sustituidos en 1973 por nue­vos mo­de­los, el SEAT 600 ha que­da­do co­mo un mo­nu­men­to de la me­mo­ria co­lec­ti­va: fue el co­che que de­mo­cra­ti­zó el via­je.

1. Seat 600 E de 1971; 2. Es­cue­to ta­ble­ro de ins­tru­men­tos; 3. Ba­ca por­tae­qui­pa­jes, com­ple­men­to in­dis­pen­sa­ble pa­ra los via­jes fa­mi­lia­res; 4. Ba­jo el ca­pó de­lan­te­ro se alo­ja­ban el de­pó­si­to de ga­so­li­na y la rue­da de re­pues­to; 5. Tra­se­ra de un 600 D de 1963; 6. Pu­bli­ci­dad de 1957; 7. Seat 800 de 1965, ver­sión 4 puer­tas del 600.

2

5

3

4

7

6

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.