Ma­ría y “Nobby”: pó­quer de ases

Es­pa­ña, oro in­di­vi­dual y pla­ta por equi­pos en el Europeo de Flo­rac

Ecuestre - - DEPORTE RAID -

52

Es­pa­ña ro­zó la per­fec­ción en Fran­cia. El equi­po na­cio­nal de­fen­dió con co­ra­je los tí­tu­los in­di­vi­dual y co­lec­ti­vo ga­na­dos ha­ce dos años en Ita­lia. Ma­ría Ál­va­rez y “Nobby” vol­vie­ron a pro­cla­mar­se campeones -y ya van cua­tro oros se­gui­dos, con­tan­do Mundiales y Eu­ro­peos-, pe­ro la es­cua­dra se tu­vo que con­for­mar con la pla­ta tras una po­lé­mi­ca eli­mi­na­ción que fa­vo­re­ció al equi­po an­fi­trión. Tal vez fue in­jus­to, mais c’est la vie.

Vein­ti­sie­te años des­pués, el Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa de En­du­ran­ce vol­vió al si­tio que le vio na­cer. Desa­rro­lla­da so­bre el cir­cui­to del le­gen­da­rio 160 km. de Flo­rac, ‘ca­te­dral’ del Raid con­ti­nen­tal, la prue­ba se dis­pu­tó el sá­ba­do 10 de sep­tiem­bre, con sa­li­da y lle­ga­da en la lo­ca­li­dad de Is­pag­nac.

Pe­se a que el co­mi­té or­ga­ni­za­dor, Lo­zè­re En­du­ran­ce Éques­tre, se ha­bía ga­na­do la con­fian­za de la FEI en el test rea­li­za­do el año pa­sa­do, la lo­gís­ti­ca pre­sen­ta­ba mu­chas di­fi­cul­ta­des, so­bre to­do por el es­ta­ble­ci­mien­to de seis eta­pas en lí­nea, es de­cir, de seis vet­ga­tes en otros tan­tos pun­tos di­fe­ren­tes.

La com­pli­ca­ción era ma­yor te­nien­do en cuen­ta que el tra­za­do dis­cu­rría por el Par­que Na­cio­nal des Cé­ven­nes, cru­za­do por pe­que­ñas ca­rre­te­ras de mon­ta­ña lle­nas de cur­vas arri­ba y aba­jo. Los cor­tes de trá­fi­co eran pun­tua­les en los di­ver­sos pue­blos que atra­ve­sa­ba, pe­ro ca­ba­llos y co­ches coin­ci­dían du­ran­te mu­chos ki­ló­me­tros por la cal­za­da. En Flo­rac se pien­sa que el pú­bli­co tie­ne que dis­fru­tar de la prue­ba, y la com­pe­ti­ción se pla­ni­fi­ca en con­se­cuen­cia. Al fi­nal to­do sa­lió bien, e in­clu­so el tiem­po echó una mano cu­brien­do por mo­men­tos el sol y re­ba­jan­do la tem­pe­ra­tu­ra que ha­bía su­pe­ra­do los 30º gra­dos en las ho­ras más ca­lu­ro­sas de la vís­pe­ra.

Sin cam­peón ni sub­cam­peo­na

Al con­jun­to es­pa­ñol se le em­pe­za­ron a tor­cer­cer los pla­nes bien pron­to. Tres días an­tes de

la ca­rre­ra, “Cal­za­di­lla” su­fría una le­sión du­ran­te el en­tre­na­mien­to con Anna Ma­ría Ye­bra. El ve­te­ri­na­rio del equi­po, Joe Ayats, la exa­mi­nó y no apre­ció na­da gra­ve, pe­ro la An­glo-ára­be de diez años no tro­ta­ba co­mo en ella era ha­bi­tual.

Al día si­guien­te, la ye­gua te­nía hin­cha­da una mano. Joe, Anna y el se­lec­cio­na­dor na­cio­nal y pa­dre de la ama­zo­na, Qui­co Ye­bra, es­ta­ban se­gu­ros de que la ala­za­na pa­sa­ría la ins­pec­ción pre­via en ca­so de ser pre­sen­ta­da, pe­ro tam­bién eran cons­cien­tes de que el pro­ble­ma po­dría com­pli­car­se du­ran­te la ca­rre­ra y de que no me­re­cía la pe­na po­ner en ries­go la sa­lud del ani­mal de Abe­lar­do La­ge, así que de­ci­die­ron re­ti­rar­se. La es­cua­dra na­cio­nal per­día a uno de sus in­te­gran­tes, y no a uno cual­quie­ra, sino a la sub­cam­peo­na de Es­pa­ña. Es­ta au­sen­cia agran­da­ba el han­di­cap de la se­lec­ción, ya pri­va­da de la par­ti­ci­pa­ción de nues­tro vi­gen­te cam­peón, “Al Ghar­be”.

Pe­ro la re­duc­ción de po­ten­cial no se tra­du­jo en una mer­ma de mo­ral. Bien al con­tra­rio, to­da la ex­pe­di­ción es­pa­ño­la con­fia­ba en la jornada pre­via en que las me­da­llas es­ta­ban al al­can­ce. Fran­cia, Bél­gi­ca y Ale­ma­nia pa­re­cían los prin­ci­pa­les ri­va­les, jun­to a Ita­lia, di­ri­gi­da por el ji­ne­te local De­nis Pes­ce, ga­na­dor en ocho oca­sio­nes de la prue­ba.

Ma­dru­gón

Se­ten­ta y seis bi­no­mios to­ma­ron la sa­li­da a las 4:30 ho­ras en el Pré Mor­jal de Is- pag­nac, base de ope­ra­cio­nes de la ca­rre­ra. Los par­ti­ci­pan­tes pro­ce­dían de 17 paí­ses: 14 eu­ro­peos y tres del Gol­fo Pér­si­co (Bah­réin, Ca­tar y los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos), ya que la prue­ba era Open.

Ali Khal­fan Al Jahou­ri de­jó cla­ro des­de el pri­mer mi­nu­to que iba a por la vic­to­ria. Mon­tan­do a “Ka­li­fa”, el emi­ra­tí com­ple­tó los 33,8 kms. en­tre Is­pag­nac y Ba­rre des Cé­ven­nes, con una subida de unos 500 m., a una ve­lo­ci­dad me­dia de 18,813 kms./h., de­jan­do a cua­tro y cin­co mi­nu­tos, res­pec­ti­va­men­te, a Ma­ría (“Nobby”) y al fran­cés Pie­rre Fleury (“Ker­gof”).

A 12 mi­nu­tos es­ta­ban el ca­ta­rí Ab­dul­rah­man Saad AS Al Su­lai­teen (“Bu­ca­ne­ro”) y los dos hi­jos del Rey de Bah­réin, S.M. Ha­mad bin Isa Al Kha­li­fa, pa­tro­ci­na­dor de la ca­rre­ra a tra­vés del Ro­yal En­du­ran­ce Team of Bah­rain. Asis­ti­dos por el herrador es­pa­ñol Ro­bert Díez, los je­ques Kha­lid y Nas­ser bin Ham­mad Al Kha­li­fa (con “RP Se­bas­to­pol” y “Ni­kel Ker­mor­van”, res­pec­ti­va­men­te) aven­ta­ja­ban en un mi­nu­to al fran­cés Gré­goi­re Til­quin (“Lei­la de Mon­ta­mel”) y en dos a la ale­ma­na Sa­bri­na Ar­nold (“Beau Ox”); las miem­bros del equi­po fran­cés Vir­gi­nie At­ger (“An­tall de Ja­li­ma”) y Sunny De­medy (“Ner­val de Be­ders”); el ca­ta­rí Ja­sim Moham­med AA Al Maad­ha­di (“Ma­zay­ha”); y la li­de­re­sa del equi­po ita­liano, Dia­na Orig­gi (“Per­vin­ca de­lla Bo­sa­na”).

En­tre los cin­co bi­no­mios que se si­tua­ban a 15 mi­nu­tos del lí­der se en­con­tra­ban los es­pa­ño­les Oriol Ca­sals (“Zar­ha de Vi­la­for­miu”) e Iván Au­tet (“Fa­ref Bu­ga­ti”). El pri­me­ro se­guía la con­sig­na de no per­der de vista a los lo­ca­les, mien­tras que el se­gun­do te­nía la mi­sión de echar una mano a sus com­pa­trio­tas, aunque con li­ber­tad pa­ra to­mar la ini­cia­ti­va si lo con­si­de­ra­ba opor­tuno, pues no for­ma­ba par­te del equi­po. Laia Mui­xi (“Flyng Tor­na­de”) ce­día 19 mi­nu­tos, mien­tras que Fran­cesc Xa­vier Ca­se­llas (“Ari­zo­na de La­fon”) se co­lo­ca­ba a 22, en 34ª po­si­ción, tras per­der más de ocho mi­nu­tos en la re­cu­pe­ra­ción por pro­ble­mas aje­nos.

Una de las cua­tro víc­ti­mas de es­te pri­mer asal­to fue Rap­hael van Cau­ter (“Ta­bo­rah de Sier”), por lo que el equi­po bel­ga se que­da­ba re­du­ci­do a tres pa­re­jas.

Au­men­to de la di­fe­ren­cia

La se­gun­da eta­pa (22,8 kms. en­tre Ba­rre des Cé­ven­nes y La Bé­cè­de), con al­ti­ba­jos, pe­ro sin as­cen­sos pro­nun­cia­dos, fue apro­ve­cha­da por Al Jahou­ri pa­ra au­men­tar la dis­tan­cia. El ji­ne­te de Abu Da­bi y su po­ten­te ára­be cru­za­do con san­gre crio­lla uru­gua­ya fue­ron los úni­cos que su­pe­raron los 19 kms./h., por lo que au­men­ta­ron su ven­ta­ja a 19 mi­nu­tos res­pec­to a Ma­ría, pe­se a que “Nobby” fue el úni­co ca­ba­llo que re­cu­pe­ró en me­nos de un mi­nu­to. A un mi­nu­to de la es­pa­ño­la ha­bía siete bi­no­mios (in­clui­dos Til­quin, Fleury, Ar­nold y Orig­gi).

Oriol, a 27 mi­nu­tos, es­ta­ba em­pa­re­da­do en­tre De­medy y At­ger; los otros miem­bros del equi­po fran­cés, Ju­lien Goa­chet (“Lu­bia­na de Coat Frity”), se­gun­do cla­si­fi­ca­do en el test del año pa­sa­do con es­te cru­za­do de 12 años, y Bé­né­dic­te San­tis­te­va (“Djour de Bo­zouls”), se co­lo­ca­ban a 28 y 40 mi­nu­tos, res­pec­ti­va­men­te, con Fran­cesc Xa­vier (37 m.) y Laia (38 m.) por el me­dio.

Los tres in­te­gran­tes del equi­po bel­ga (Mi­chel Le­qua­rre, con “Sahid des Fon­tai­nes”; Ce­li­ne Just, con “Jah­man”; y Ma­rit­za Pe­rei­ra, con “Li­ma du Bart­has”), a 39-40 mi­nu­tos de la ca­be­za, ya op­ta­ban por el con­ser­va­du­ris­mo, mien­tras que los ita­lia­nos Al­fon­so Striano (“Wa­li­go­ra”), Ema­nue­le Fon­di (“Fe­li­ci­dad”) y Da­ni­lo de An­ge­lis (“Pre­sent Jey”) fi­gu­ra­ban a 36, 36 y 41 mi­nu­tos. Ale­ma­nia, li­de­ra­da por Ar­nold y con el ex se­lec­cio­na­dor fran­cés Jean Louis Le­clerc co­mo je­fe de equi­po, per­día com­ba.

Po­co an­tes de las nue­ve de la ma­ña­na co­men­za­ba el as­cen­so al te­cho de la prue­ba, el Mont Ai­goual (1.665 m.), con una subida de unos 600 m. y en­tre una es­pe­sa nie­bla que di­fi­cul­ta­ba mu­cho la vi­si­bi­li­dad. Los 26,6 kms. de la eta­pa fi­na­li­za­ban, tras un pro­lon­ga­do des­cen­so, en la lo­ca­li­dad de Cam­prieu.

Al Jahou­ri y “Ka­li­fa” vol­vían a ser pri­me­ros, aunque Ma­ría y “Nobby” -otra vez el más rá­pi­do en re­cu­pe­rar- re­du­cían la ven­ta­ja has­ta los 13 mi­nu­tos. Un mi­nu­to des­pués se si­tua­ban los dos je­ques bah­rei­níes, con tres de ven­ta­ja so­bre Ar­nold, Fleury y Til­quin. A 21 mi­nu­tos es­ta­ba Orig­gi, seis por de­lan­te de At­ger, De­medy, Oriol y Al Maad­ha­di. Goa­chet, a 30 mi­nu­tos, pre­ce­día a Iván, mien­tras que San- tis­te­va ade­lan­ta­ba a Fran­cesc Xa­vier (am­bos a 49 m., dos por de­lan­te de Laia). A es­tas al­tu­ras ya se ha­bía cru­za­do el ecua­dor de los 159,6 kms. de los que cons­ta­ba la prue­ba.

La cuar­ta fa­se (25,8 kms. en­tre Cam­prieu y La Ci­ter­ne) in­cluía una ba­ja­da has­ta los 700 m. de la lo­ca­li­dad de Mey­rueis y una nue­va es­ca­la­da has­ta los mil an­tes de fi­na­li­zar.

De nue­vo los úni­cos que re­ba­sa­ron los 19 kms./h. de me­dia, Al Jahou­ri y “Ka­li­fa”, au­men­ta­ron has­ta los 26 mi­nu­tos la di­fe­ren­cia con Ma­ría y “Nobby”, que aho­ra aven­ta­ja­ban en un mi­nu­to a Nas­ser bin Ham­mad Al Kha­li­fa, en dos a Ar­nold, en tres a Til­quin y en cua­tro a Fleury. At­ger (11ª) y De­medy (12ª) so­lo sa­ca­ban uno y cua­tro mi­nu­tos

a Oriol e Iván. Goa­chet (15º) es­ta­ba a 46 mi­nu­tos, mien­tras que Fran­cesc Xa­vier (21º), Laia (26ª) y San­tis­te­va (28ª) ya per­dían más de una ho­ras res­pec­to al lí­der.

De la me­se­ta al fi­nal

La pe­núl­ti­ma fa­se (31,4 kms. en­tre La Ci­ter­ne y La Fi­cha­de) dis­cu­rría por la Caus­se Mé­jean, una al­ti­plano cal­cá­reo des­nu­do y pe­dre­go­so que in­vi­ta­ba al ga­lo­pe en mu­chos de sus tra­mos, co­mo en las pro­xi­mi­da­des del ae­ró­dro­mo de Cha­net. Al Jahou­ri y el tor­do de Al Wath­ba En­du­ran­ce Sta­bles se plan­ta­ron en el vet­ga­te con más de 24 mi­nu­tos so­bre Ma­ría y “Nobby”.

El Pu­ra­san­gre Ára­be de 16 años re­cu­pe­ró, no obs­tan­te, dos mi­nu­tos an­tes que su ri­val, por lo que la ama­zo­na cán­ta­bra y el hi­jo de “Prop­hecy Ef” se co­lo­ca­ban a 22 mi­nu­tos del li­de­ra­to an­tes del úl­ti­mo asal­to, con cua­tro de ven­ta­ja so­bre Al Maad­ha­di, Ar­nold, el ca­ta­rí Fa­leh Nas­ser SS Bug­he­naim (“Leo­nar­do”) y Fleury. A siete de la es­pa­ño­la es­ta­ba Til­quin; a nue­ve, Kha­lid bin Ham­mad Al Kha­li­fa; a 14, Orig­gi; y a 18, De­medy, Oriol y At­ger. Fran­cesc Xa­vier era 16º, a una ho­ra y dos mi­nu­tos de la ca­be­za y a 18 mi­nu­tos de Goa­chet, mien­tras que Laia (23ª) pre­ce­día en un mi­nu­to a Iván y ya en 28 a San­tis­te­va. A fal­ta de 19,2 kms. pa­ra el fi­nal, Es­pa­ña era vir­tual cam­peo­na in­di­vi­dual y por equi­pos.

En la ba­ja­da de La Fi­cha­de a Is­pag­nac (ca­si 500 m. de des­ni­vel), Al Jahou­ri ad­mi­nis­tró la ven­ta­ja, si bien tu­vo que pa­rar por­que “Ka­li­fa” per­dió una he­rra­du­ra. El bi­no­mio de la cua­dra del je­que Man­soor bin Za­yed Al Nah­yan cru­zó la lí­nea de me­ta po­co an­tes de las 17:00 ho­ras, con una me­dia de 17,986 kms./h. La ex­hi­bi­ción del ji­ne­te emi­ra­tí y del ca­ba­llo sud­ame­ri­cano fue aplau­di­da por cien­tos de per­so­nas. Ca­tor­ce mi­nu­tos des­pués, el equino uru­gua­yo su­pe­ra­ba el tro­te y se apun­ta­ba la vic­to­ria de la prue­ba, con un tiem­po de 8:38:10 y una me­dia de 18,481 kms./h., su­peran­do el ré­cord que ha­bían es­ta­ble­ci­do el año pa­sa­do la local Sa­rah Cha­kil y “Sha­ra­rat”.

Ca­si siete mi­nu­tos des­pués lle­ga­ban Ma­ría y “Nobby”, a 23,712 kms./h., ga­lo­pan­do pa­ra des­pe­gar­se de Al Maad­ha­di, pe­ro so­bre to­do de Ar­nold y Fleury, sus ri­va­les en la lu­cha por las me­da­llas. La ale­ma­na, cuar­ta, lle­gó a me­nos de 50 se­gun­dos de la es­pa­ño­la; el fran­cés, sex­to, en­tró ya a más de ocho mi­nu­tos. En reali­dad, Fleury ha­bía si­do sép­ti­mo, pues an­tes que él ha­bía en­tra­do su com­pa­trio­ta Til­quin, pe­ro es­te fue eli­mi­na­do fi­nal­men­te por co­je­ra de “Lei­la de Mon­ta­mel”.

De­cep­ción tras el jú­bi­lo

A fal­ta del úl­ti­mo tro­te, Ma­ría Ál­va­rez y “Nobby” ha­bían con­quis­ta­do el tí­tu­lo europeo. La ale­gría des­bor­da­ba a los miem­bros del Ju­ma’s Team, que re­fres­ca­ban y mo­vían al cas­ta­ño de 1,48 m. de al­za­da an­tes de lle­var­lo al con­trol fi­nal. Guia­do por el lí­der del equi­po y ma­ri­do de la ama­zo­na, Jau­me Puntí, “Nobby” lle­gó a la ins­pec­ción a las 17:11 ho­ras, cua­tro mi­nu­tos des­pués de que Sa­bri­na Ar­nold su­pie­ra que ya te­nía me­da­lla. Tras una ten­sa ida y vuel­ta por la lí­nea de tro­te y una úl­ti­ma ins­pec­ción del pul­so, los ve­te­ri­na­rios die­ron el vis­to bueno y la de­le­ga­ción es­pa­ño­la es­ta­lló de jú­bi­lo: Ma­ría Ál­va­rez y “Nobby” su­ma­ban su se­gun­do tí­tu­lo europeo in­di­vi­dual con­se­cu­ti­vo y su cuar­to oro sin in­te­rrup­ción en una ma­ra­vi­llo­sa tra­yec­to­ria que co­men­zó en el Mun­dial de Ma­la­sia (2008) y con­ti­nuó en el Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa de Asís (2009) y los Jue­gos Ecues­tres Mundiales de Le­xing­ton (2010).

Pe­ro no ha­bía mo­men­to pa­ra el re­la­jo, por­que en sép­ti­ma po­si­ción, y con la ve­lo­ci­dad más al­ta de la úl­ti­ma eta­pa (28,282 kms./h.), lle­ga­ba At­ger, cua­tro mi­nu­tos an­tes que Oriol (25,830 kms./h.) y ya con 12, 22 y 27 mi­nu­tos de ven­ta­ja so­bre Goa­chet, Orig­gi y De­medy, res­pec­ti­va­men­te.

Tan­to los fran­ce­ses co­mo el es­pa­ñol su­pe­raron los tro­tes, así que Fran­cia se co­lo­ca­ba al fren­te de la cla­si­fi­ca­ción por equi­pos, a fal­ta de que lle­ga­ra Fran­cesc Xa­vier. El de Cen­te­lles en­tró diez mi­nu­tos des­pués que De­medy, pe­ro muy ilu­sio­na­do, por­que su cla­si­fi­ca­ción su­pon­dría el oro pa­ra los de Qui­co Ye­bra, co­mo no pa­ra­ba de re­pe­tir el lo­cu­tor del co­mi­té or­ga­ni­za­dor en una ac­ción que fue con­si­de­ra­da por mu­chos de los es­pa­ño­les co­mo una suerte de coac­ción a ve­te­ri­na­rios y ju­ra­do. Tam­po­co gus­tó a los nues­tros la efu­si­vi­dad con que se sa­lu­da­ron tras las clasificac­iones fran­ce­sas el ve­te­ri­na­rio del equi­po local, Christophe Pé­lis­sier, y su com­pa­trio­ta y pre­si­den­te de la co­mi­sión ve­te­ri­na­ria, An­toi­ne Se­guin.

Pa­sa­do un cuar­to de ho­ra, “Ari­zo­na de La­fon” fue lle­va­do a la ins­pec­ción. A los ve­te­ri­na­rios, en­ca­be­za­dos por Se­guin, no les con­ven­ció el tro­te del Pu­ra­san­gre Ára­be de nue­ve años, así que or­de­na­ron la re­pe­ti­ción. Los ner­vios ya se ha­bían con­ver­ti­do

en sus­pi­ca­cias. El pri­mer tro­te pu­do ser más o me­nos co­rrec­to, pe­ro lo cier­to es que el se­gun­do fue más lim­pio, así que los es­pa­ño­les no en­ten­die­ron, pri­me­ro, y sil­ba­ron, des­pués, la eli­mi­na­ción del hi­jo de “Ak­bar”, que da­ba el oro a Fran­cia y de­ja­ba a los es­pa­ño­les ca­ria­con­te­ci­dos y a la es­pe­ra de la lle­ga­da de Laia pa­ra ha­cer­se con la pla­ta.

La ma­yor de las her­ma­nas Mui­xi, de 24 años, tar­dó más de una ho­ra en en­trar, pe­ro su 19º pues­to su­pu­so el se­gun­do ca­jón del po­dio pa­ra nues­tro equi­po, una pla­za que el sá­ba­do sa­bía amar­ga, pe­ro que al día si­guien­te ya era un po­co más dul­ce. Ya a 1:46:27 del ga­na­dor se si­tuó Iván Au­tet, 21º de los 43 cla­si­fi­ca­dos. Los tres bel­gas del equi­po, que en­tra­ron de la mano, se col­ga­ron el bron­ce.

Re­cla­ma­ción es­pa­ño­la

Al día si­guien­te, “Leo­nar­do”, “Per­vin­ca de­lla Bo­sa­na”, “Ker­gof” y “An­tall de Ja­li­ma” fue­ron pre­sen­ta­dos al pre­mio a la Me­jor Con­di­ción. El ga­lar­dón re­ca­yó en el úl­ti­mo, con el que Vir­gi­nie At­ger, hi­ja de la se­lec­cio­na­do­ra fran­ce­sa, se pro­cla­mó cam­peo­na de su país es­te año. Cas­tra­do de do­ce años per­te­ne­cien­te a Le Ha­ras de Ja­li­ma Mo­na­co, el Pu­ra­san­gre Ára­be es un hi­jo de “Antibes” y “Pi­re­va”.

A los es­pa­ño­les se les pre­gun­tó la ra­zón por la que no ha­bían pre­sen­ta­do a sus ca­ba­llos al pre­mio. Ma­ría res­pon­dió que con­si­de­ra­ba que “Nobby” se me­re­cía pa­sar bien la no­che tras el in­ten­so es­fuer­zo y fue tra­ta­do en con­se­cuen­cia con flui­dos, lo que le im­pe­día op­tar al ga­lar­dón. El ve­te­ri­na­rio del equi­po fran­cés se­ña­ló que no le gus­ta­ba que los equi­nos fue­ran so­me­ti­dos a es­te ti­po de tra­ta­mien­tos, mien­tras que Qui­co Ye­bra apun­tó que nues­tros ca­ba­llos los re­ci­bie­ron, en­tre otras co­sas, por­que al día si­guien­te de la prue­ba te­nían que re­co­rrer 600 kms. de vuel­ta a ca­sa. Pa­ra el je­fe del equi­po bel­ga, el Best Con­di­tion es una fi­gu­ra des­fa­sa­da que de­be­ría des­apa­re­cer.

En la rue­da de pren­sa pos­te­rior a la en­tre­ga de pre­mios tam­bién sur­gió la cues­tión de la re­cla­ma­ción in­ter­pues­ta por el se­lec­cio­na­dor es­pa­ñol an­te el co­mi­té de ape­la­ción en con­tra de la eli­mi­na­ción de “Ari­zo­na de La­fon”. Ye­bra ba­só su pro­tes­ta en un po­si­ble “error hu­mano” al es­cru­tar los vo­tos, ya que se vo­tó en dos oca­sio­nes. En el fon­do la­tía la sos­pe­cha de que el pre­si­den­te del ju­ra­do, el fran­cés De­nis Le­tar­tre, to­mó la de­ci­sión sin te­ner en cuen­ta la opi­nión de los ve­te­ri­na­rios, pues al­gu­nos tes­ti­gos ase­gu­ran que se guar­dó los vo­tos de es­tos en el bol­si­llo sin con­sul­tar­los.

El re­cur­so no pros­pe­ró, pe­se a que los es­pa­ño­les re­ci­bie­ron las dis­cul­pas ofi­cio­sas de al­gu­nos ofi­cia­les y de al­gún car­go de la FEI, e in­clu­so de los ji­ne­tes del equi­po fran­cés. En pú­bli­co, sin em­bar­go, tan­to los ji­ne­tes lo­ca­les co­mo su se­lec­cio­na­do­ra, Bé­né­dic­te Emond-bon -lla­ma­da Bé­né­dic­te At­ger cuan­do ga­nó el Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa co­mo ama­zo­na en 1995- de­cla­ra­ron que no ha­bían vis­to el tro­te del ca­ba­llo de Xa­vi. Pé­lis­sier fue aún más le­jos y se re­mon­tó al Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa de 2009 pa­ra re­cor­dar que en aque­lla oca­sión fue­ron ellos los per­de­do­res. Ye­bra dio por zan­ja­da la dis­cu­sión fe­li­ci­tan­do a los ga­na­do­res y con­si­de­ran­do la eli­mi­na­ción co­mo un “lan­ce del jue­go” y la re­cla­ma­ción co­mo “una de­fen­sa de nues­tros in­tere­ses”.

11

7

6

8

10

9

1

5

2

1

3

4

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.