El vet­ga­te

Qué se eva­lúa en es­te con­trol ve­te­ri­na­rio

Ecuestre - - DEPORTE | RAID -

El vet­ga­te es la ins­pec­ción ve­te­ri­na­ria obli­ga­to­ria a la que de­ben so­me­ter­se los ca­ba­llos par­ti­ci­pan­tes en una prue­ba de Raid al fi­nal de ca­da fase. En es­te con­trol, la co­mi­sión ve­te­ri­na­ria ana­li­za la con­di­ción fí­si­ca del ani­mal. Si su­pera el exa­men, po­drá se­guir com­pi­tien­do o, en ca­so de que se tra­te de la eva­lua­ción fi­nal, se ha­brá ga­na­do la cla­si­fi­ca­ción; si lo sus­pen­de, se­rá eli­mi­na­do.

La

co­mi­sión ve­te­ri­na­ria, en­car­ga­da de vi­gi­lar la sa­lud y el bie­nes­tar del equino du­ran­te la com­pe­ti­ción, eva­lúa la con­di­ción fí­si­ca del ca­ba­llo so­bre la ba­se de cua­tro cri­te­rios: la re­cu­pe­ra­ción de la fre­cuen­cia car­dia­ca, la es­ta­bi­li­dad del me­ta­bo­lis­mo y las po­si­bles le­sio­nes y co­je­ra.

Antes de la com­pe­ti­ción, el pri­mer exa­men ve­te­ri­na­rio tie­ne lu­gar a la lle­ga­da de los ca­ba­llos a la cua­dra del con­cur­so, o bien lo antes po­si­ble. Se exi­ge que el ca­ba­llo ten­ga el Li­bro de Iden­ti­fi­ca­ción Ca­ba­llar (LIC) ex­pe­di­do por la Real Fe­de­ra­ción Hí­pi­ca Es­pa­ño­la o, en su de­fec­to, el pa­sa­por­te. Se com­prue­ba que co­rres­pon­de al ca­ba­llo me­dian­te la re­se­ña, el nú­me­ro de mi­cro­chip y la co­rrec­ción del pro­gra­ma va­cu­nal.

En las com­pe­ti­cio­nes hí­pi­cas es obli­ga­to­ria una va­cu­na de ba­se de in­fluen­za equi­na, que son dos do­sis con un in­ter­va­lo en­tre ca­da una no in­fe­rior a 21 días ni su­pe­rior a 92. A par­tir de la se- gun­da do­sis, es obli­ga­do re­pe­tir la va­cu­na­ción ca­da seis me­ses. Es­te pe­rio­do de seis me­ses se pue­de am­pliar 21 días pa­ra no in­te­rrum­pir la in­ter­ven­ción del ca­ba­llo en la com­pe­ti­ción. Nin­gu­na va­cu­na de­be ser ad­mi­nis­tra­da en los sie­te días que pre­ce­den a la prue­ba. La ho­ja de va­cu­na­cio­nes de­be lle­var la fir­ma y el se­llo de un ve­te­ri­na­rio no pro­pie­ta­rio del ca­ba­llo.

La pri­me­ra ins­pec­ción pre­via a la prue­ba se efec­túa el día antes o una ho­ra antes de la sa­li­da, por par­te de la co­mi­sión ve­te­ri­na­ria y el ju­ra­do de cam­po.

Tiem­pos de lle­ga­da y re­cu­pe­ra­ción

En una prue­ba de Raid com­pues­ta por va­rias fa­ses, cuan­do un ca­ba­llo con­clu­ye el re­co­rri­do de una fase, un cro­nó­me­tro se de­tie­ne y otro se po­ne en mar­cha: el tiem­po que se pa­ra es el de lle­ga­da, es­to es, el que ha in­ver­ti­do el equino en com­ple­tar el re­co­rri­do, mien­tras que el tiem­po que comienza es el con­ce­di­do pa­ra pre­sen­tar­se al vet­ga­te, tam­bién co­no­ci­do co­mo tiem­po de re­cu­pe­ra­ción, que se de­tie­ne cuan­do el ani­mal en­tra a la zo­na de vet­ga­te pa­ra so­me­ter­se a la ins­pec­ción.

El tiem­po de re­cu­pe­ra­ción es li­mi­ta­do: 30 mi­nu­tos en la úl­ti­ma fase y 20 en las an­te­rio­res. Du­ran­te es­te in­ter­va­lo, el ji­ne­te y su equi­po de asis­ten­cia en­frían al ca­ba­llo con agua y mi­den su fre­cuen­cia car­dia­ca con pul­só­me­tros, has­ta que lle­gue o se si­túe por de­ba­jo de

1

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.