RE­GU­LAR

Ecuestre - - DEPORTE | ACTUALIDAD - SHELLY RA­MÍ­REZ PINO

El tí­tu­lo de es­ta co­lum­na pa­re­ce un in­di­ca­ti­vo de que mu­chas co­sas prio­ri­ta­rias en nues­tra hí­pi­ca son muy me­jo­ra­bles, pe­ro a su vez sig­ni­fi­ca que otras ne­ce­si­tan una re­gu­la­ción co­rrec­ta de ma­ne­ra ur­gen­te.

Co­mo fiel de­fen­so­ra de los más pe­que­ños, creo que el te­ma de los po­nis de­bie­ra con­tro­lar­se de una ma­ne­ra ló­gi­ca... Bien, que los ni­ños ne­ce­si­ten cla­si­fi­ca­cio­nes es­tá en con­so­nan­cia con dar­le a es­te cam­peo­na­to la ca­te­go­ría de los de­más de me­no­res, pe­ro es­tá oca­sio­nan­do ver­da­de­ros que­bra­de­ros de ca­be­za el que sus re­qui­si­tos se im­pon­gan de una ma­ne­ra apre­su­ra­da y que pa­ra los que no les dé tiem­po ten­gan que co­rrer la “Co­pa de Es­pa­ña de po­nis”.. Hay tan­tas co­sas que ha­bría que re­gu­lar an­tes...

Por ejem­plo, ha­blan­do es­pe­cial­men­te de es­tos ji­ne­tes tan vul­ne­ra­bles, co­bra es­pe­cial im­por­tan­cia la for­ma­ción y de­co­ro de los en­tre­na­do­res, así co­mo la obli­ga­to­rie­dad de la li­cen­cia fe­de­ra­ti­va. Si nos va­mos al Tro­feo In­fan­ta Ele­na, sin ir más le­jos, ¿cuán­tos de los pro­fe­so­res cum­plen es­tos sim­ples re­qui­si­tos? Lo que sí se cum­ple siem­pre es el “postureo”, tan­to en ni­ños co­mo en ma­yo­res, es tris­te ver a ji­ne­tes que les preo­cu­pa más que las ore­je­ras pe­guen con la man­ti­lla que el he­cho de que sus ca­ba­llos tra­ba­jen bien y es­tén sa­nos. Ga­na más el que ven­de ma­te­rial bo­ni­to que el ve­te­ri­na­rio que po­ne las má­qui­nas a pun­to... Lo de siem­pre, la ca­sa se ha­ce por el te­ja­do y por ello ocu­rren co­sas inex­pli­ca­bles an­te los ojos de la hu­ma­ni­dad.

¿Qué tie­ne que ha­cer un ji­ne­te pa­ra ga­ran­ti­zar su pla­za en el mun­dial en el ca­so de que cum­pla los re­qui­si­tos es­ta­ble­ci­dos por la RFHE? Aho­ra bien, ¿exis­ten y es­tán re­gu­la­dos de ma­ne­ra ob­je­ti­va es­tos re­qui­si­tos? Dé­mos­les for­ma de una ma­ne­ra cohe­ren­te o pa­sa­rá co­mo cuan­do cien­tí­fi­cos y per­so­nas in­tere­san­tes aban­do­nan el país por la di­fí­cil si­tua­ción. Igual que hay que pa­rar la “fu­ga de ce­re­bros”, es­pe­ro que no lle­gue­mos a la fu­ga de ji­ne­tes.

¿Y las wild­cards?, ¿no es­tán su­je­tas a nin­gún re­qui­si­to mí­ni­mo? En­ton­ces pa­sa lo que pa­sa, que a to­dos nos sor­pren­de en Gi­jón que una sea pa­ra la pa­tro­ci­na­da por uno de los spon­sors o que si tie­nes po­si­bi­li­dad de con­ver­tir­te en so­cio ma­yo­ri­ta­rio de la em­pre­sa que or­ga­ni­za el con­cur­so, te ga­ran­ti­zas la pla­za. Es­tas in­vi­ta­cio­nes de­bie­ran dár­se­las a gen­te que se las me­re­cie­ra por sus re­sul­ta­dos/mé­ri­tos, pe­ro ac­tuan­do así se re­su­me en que to­do es a gol­pe de ta­lo­na­rio, que al fi­nal es lo mis­mo que mue­ve la com­pra de un ca­ba­llo que no pa­sa la ins­pec­ción ve­te­ri­na­ria has­ta en tres oca­sio­nes y que des­pués lle­ga a ma­nos de una ama­zo­na es­pa­ño­la a tra­vés de Henk Noo­ren. ¿No ha­bría que re­gu­lar la re­la­ción co­mer­cial de és­te con los ji­ne­tes es­pa­ño­les?

Otra fi­gu­ra ca­ren­te de re­gu­la­ción y que no me can­so de re­pe­tir­lo es la fi­gu­ra del star­ter. Yo que tra­ba­jo co­mo tal y que me en­can­ta la fun­ción de ser el ne­xo de unión en­tre ji­ne­te, ju­ra­do y ofi­ci­na, veo pri­mor­dial que se or­ga­ni­cen se­mi­na­rios/for­ma­ción pa­ra uni­fi­car cri­te­rios y au­nar ideas. A ve­ces creo que en cier­tos mo­men­tos es una fi­gu­ra po­co re­co­no­ci­da, ¿pe­ro qué se­ría de una prue­ba de 6 años del Cir­cui­to del Sol, con ca­si 300 ca­ba­llos en li­za y ji­ne­tes que es­tán sal­tan­do si­mul­tá­nea­men­te en tres pis­tas sin un buen star­ter? Pues se que­da­ría “in­com­ple­ta”, co­mo es­ta­ba Ecuestre sin la sec­ción pa­ra los jó­ve­nes que en es­te nú­me­ro os pre­sen­ta­mos.

De­ma­sia­do que re­gu­lar y un po­co de es­pa­cio más en la re­vis­ta, así que se­gui­mos en abril.

PD.- No os quie­ro dar en­vi­dia, pe­ro ter­mino es­ta co­lum­na y me voy a to­mar un vino con John Whi­ta­ker, mi “Su­per John”, aquí en el Suns­hi­ne Tour. El po­bre se ca­yó hoy de un 5 años que se le pa­ró; si de mí de­pen­die­ra, re­gu­la­ría pa­ra que per­so­nas ma­yo­res no pu­die­ran mon­tar ca­ba­llos tan jó­ve­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.