Pa­sión com­par­ti­da

Carmen, Inés y Rocío Her­nán­dez Yan­guas, tres her­ma­nas con una afi­ción en co­mún

Ecuestre - - DEPORTE | SALTOS - J.L.LO­SA­DA

Carmen, Inés y Rocío Her­nán­dez Yan­guas son tres her­ma­nas que com­par­ten su afi­ción por los ca­ba­llos y por la com­pe­ti­ción hí­pi­ca. Ca­da una con sus plan­tea­mien­tos, pe­ro to­das ellas fe­li­ces de po­der par­ti­ci­par en con­cur­sos.

En la com­pe­ti­ción ca­da vez es más fre­cuen­te ver a pa­dres com­pi­tien­do en la mis­ma prue­ba que sus hi­jos o a va­rios her­ma­nos pu­jan­do por con­se­guir los me­jo­res pues­tos en la cla­si­fi­ca­ción. A lo lar­go de los años se han cons­ti­tui­do sa­gas fa­mi­lia­res con un de­no­mi­na­dor co­mún, la afi­ción al ca­ba­llo. Y cuan­do és­ta en­tra en una fa­mi­lia, el ries­go de con­ta­gio es muy al­to.

Las her­ma­nas Her­nán­dez Yan­guas son un buen ejem­plo de ello. Carmen es la ma­yor y dos años y me­dio des­pués na­cie­ron Inés y Rocío, que son me­lli­zas. A pe­sar de que ven des­de pers­pec­ti­vas di­fe­ren­tes es­te de­por­te, las tres com­par­ten una mis­ma pa­sión, la del ca­ba­llo y la com­pe­ti­ción hí­pi­ca de sal­tos. Inés, que fue la en­car­ga­da de po­ner la pri­me­ra pie­dra en es­ta his­to­ria, quie­re de­di­car­se de ma­ne­ra pro­fe­sio­nal al ca­ba­llo, mien­tras que Carmen y Rocío se han mar­ca­do otras me­tas y lo ven co­mo un hobby.

En su fa­mi­lia no hay an­te­ce­den­tes en el mun­do del ca­ba­llo y la his­to­ria de las tres her­ma­nas co­mien­za cuan­do Inés cum­plió 6 años y le pi­dió a su pa­dre co­mo re­ga­lo que le ins­cri­bie­ra en cla­ses de equi­ta­ción. Por aquel en­ton­ces, sus otras dos her­ma­nas veían muy abu­rri­do lo de es­tar dan­do vuel­tas en un pi­ca­de­ro a ca­ba­llo, una idea que pa­ra ellas cam­bió cuan­do la vie­ron de­bu­tar en un con­cur­so na­cio­nal con 9 años. En ese mo­men­to des­per­tó la afi­ción de Carmen y Rocío y des­de en­ton­ces com­pi­ten jun­to a su her­ma­na Inés.

Mie­do al prin­ci­pio

Inés co­men­zó a mon­tar en Mur­cia con Án­gel Ló­pez y cuan­do se des­pla­za­ba a Va­lla­do­lid, ciu­dad de ori­gen de su pa­dre, el doc­tor César Her­nán­dez, mon­ta­ba en el Cen­tro Hípico El To­mi­llar, en Via­na de Ce­ga, con An­to­nio Rivas. Más tar­de, en Mur­cia, las tres her­ma­nas mon­ta­ron con Jor­ge Saz y lue­go ya pa­sa­ron al Club Hípico Ca­rras­coy con Ma­riano Martínez Bas­ti­da has­ta ha­ce tres tem­po­ra­das, que co­men­za­ron a de­sa­rro­llar su for­ma­ción de la mano de Vi­cen­te Ga­rri­do y de Re­yes Mar­tín. Las tres her­ma­nas son mur­cia­nas de na­ci­mien­to, ciu­dad en la que re­si­de de ma­ne­ra más ha­bi­tual Rocío, ya que Carmen e Inés es­tán ins­ta­la­das en Va­lla­do­lid, com­pa­gi­nan­do sus es­tu­dios y los ca­ba­llos.

“A mí me da­ba mie­do su­bir­me a un ca­ba­llo, me gus­ta­ba aca­ri­ciar­lo, pe­ro no pa­sa­ba de ahí. La mu­jer de Jor­ge Saz, que fue con quien co­men­cé a mon­tar en la tan­da, nos da­ba pa­seos en po­nis, pe­ro yo te­nía mu­cho mie­do”, re­cuer­da Carmen de sus pri­me­ros con­tac­tos con los ca­ba­llos, aun­que ma­ti­za que “guar­do muy bue­nos re­cuer­dos de los pri­me­ros años, de lo bien que lo pa­sá­ba­mos ca­da fin de se­ma­na”.

Carmen es­tá es­tu­dian­do una in­ge­nie­ría y en­tre sus re­cuer­dos de aque­llos años des­ta­ca el Cam­peo­na­to de Es­pa­ña Ju­ve­nil de Oli­va No­va. “Ha­bía ga­na­do la pri­me­ra calificati­va con “Whoo­pie” y en la se­gun­da, en la que hu­bo muy po­cos ce­ros, pen­sé que el re­co­rri­do fi­na­li­za­ba en el obs­tácu­lo nú­me­ro 11, al que ha­bía lle­ga­do sin fal­tas, pa­sán­do­me el 12. Ahí per­dí to­das las op­cio­nes a se­guir en­tre los pri­me­ros”.

Tam­bién Rocío re­cuer­da con sa­tis­fac­ción sus pri­me­ros años ecues­tres. “Cuan­do Inés di­jo que que­ría mon­tar, yo tam­bién que­ría ha­cer­lo, pe­ro mi di­je­ron que mi her­ma­na ha­bía cre­ci­do más y que yo to­da­vía era muy pe­que­ña. Ya no vol­ví a de­cir­lo has­ta que unos años más tar­de vi a Inés con­cur­sar, en­ton­ces lo di­je nue­va­men­te y co­mo ya ha­bía cre­ci­do, me di­je­ron que sí y has­ta aho­ra. Íba­mos a la hí­pi­ca y es­tá­ba­mos con más gen­te de nues­tra edad, es-

tá­ba­mos allí des­de por la ma­ña­na has­ta por la tar­de y lo pa­sá­ba­mos muy bien”, re­cuer­da Rocío, que es­tu­dia se­gun­do de ba­chi­lle­ra­to y que tie­ne muy cla­ro que lo que más le gus­ta es com­pe­tir. “Mu­cho más que en­tre­nar en ca­sa; te en­cuen­tras con más gen­te, lo veo mu­cho más di­ver­ti­do”, aña­de tras ha­ber ini­cia­do la tem­po­ra­da de 2018 ga­nan­do dos prue­bas. Y ase­gu­ra que a pe­sar de to­már­se­lo co­mo un hobby, su in­ten­ción es se­guir siem­pre re­la­cio­na­da con los ca­ba­llos y con la com­pe­ti­ción.

Fu­tu­ro pro­fe­sio­nal

Por su par­te, Inés siem­pre tu­vo cla­ro que que­ría mon­tar a ca­ba­llo y de ma­yor, po­der de­di­car­se a ello. En el tiem­po que lle­va con­cur­san­do no le han ido mal las co­sas y ya ha dispu­tado va­rias Co­pas de Na­cio­nes en su pa­so por las ca­te­go­rías Chil­dren y Ju­ve­nil. “Des­de muy pe­que­ña me han gus­ta­do mu­cho los ca­ba­llos y siem­pre que me pre­gun­ta­ban a qué que­ría de­di­car­me, res­pon­día que ve­te­ri­na­ria o cual­quier otra co­sa re­la­cio­na­da con ani­ma­les”, se­ña­la Inés so­bre el na­ci­mien­to de su afi­ción, aña­dien­do so­bre sus pri­me­ros pa­sos en

el mun­do del ca­ba­llo que “em­pe­cé en un club de do­ma de Mur­cia, co­men­zan­do a sal­tar dos años más tar­de en Va­lla­do­lid; ahí me di cuen­ta que el sal­to me gus­ta­ba mu­cho más. Con 9 años hi­ce mi pri­mer con­cur­so con un po­ni que te­nía. Al prin­ci­pio me gus­ta­ba mu­cho, pe­ro no me ha­bía plan­tea­do de­di­car­me de ma­ne­ra pro­fe­sio­nal has­ta que en 2014, cuan­do ga­na­mos el oro en el Cam­peo­na­to de Es­pa­ña In­fan­til por equi­pos co­men­cé a ver­lo de ma­ne­ra di­fe­ren­te y em­pe­cé a es­for­zar­me al má­xi­mo pa­ra in­ten­tar ga­nar co­sas im­por­tan­tes. En esa épo­ca co­men­za­ron a lla­mar­me pa­ra el equi­po, co­rrien­do un Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa de Chil­dren y lue­go va­rias Co­pas de Na­cio­nes de ju­ve­ni­les; en­ton­ces em­pe­cé a pen­sar que te­nía que de­di­car­me de ma­ne­ra pro­fe­sio­nal. Es di­fí­cil, pe­ro ten­go cla­ro que lo voy a in­ten­tar. Es­toy se­gu­ra que si al fi­nal te lo pro­po­nes y te de­di­cas ple­na­men­te a ello, se pue­de lle­gar”, co­men­ta Inés, que tie­ne pues­tas mu­chas es­pe­ran­zas pa­ra es­ta tem­po­ra­da, la úl­ti­ma pa­ra ella en la ca­te­go­ría ju­nior. “Des­de no­viem­bre mon­to un ca­ba­llo nue­vo, “De­vo­tion”, que ya ha co­rri­do in­ter­na­cio­na­les y con el que in­ten­ta­ré co­rrer pron­to gran­de y ha­cer un buen Cam­peo­na­to de Es­pa­ña con el ob­je­ti­vo de en­trar en el gru­po que co­rre­rá Co­pas de Na­cio­nes y po­der ir al Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa”.

Al igual que sus her­ma­nas, a Inés le gus­ta mu­cho más lo que ro­dea a la com­pe­ti­ción, el con­cur­so, que el tra­ba­jo in­di­vi­dual dia­rio. “Siem­pre que es­toy en ca­sa me ape­te­ce mu­cho ir de con­cur­so, es don­de ves a los ami­gos, pue­des com­pe­tir y so­bre to­do, es lo que te per­mi­te se­guir evo­lu­cio­nan­do”.

1

3

2 Inés Her­nán­dez Yan­guas con su nue­vo “De­vo­tion”. Carmen es la ma­yor de las tres her­ma­nas. En la foto, con “Up To You D'Ache­ron­te”. Rocío Her­nán­dez Yan­guas y “Glan­nox” for­man un bi­no­mio muy com­pe­ti­ti­vo, su­man­do un buen nú­me­ro de triun­fos en las...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.