Au­to­test ¿QUÉ TAL ES­TÁ SU ES­PAL­DA? AVERÍGÜELO

Ecuestre - - DEPORTE | ENTRENAMIENTO -

1

Co­ló­que­se er­gui­do con las pier­nas jun­tas. In­clí­ne­se ha­cia abajo do­blan­do la cin­tu­ra. ¿A qué dis­tan­cia que­dan sus de­dos del sue­lo?

La dis­tan­cia es gran­de, no pa­so de la mi­tad de la pan­to­rri­lla.

Lle­go a los to­bi­llos, al sue­lo o pue­do apo­yar la pal­ma de la mano en­te­ra/en par­te.

2

¿Có­mo es­tá su es­pal­da des­pués de lar­gos via­jes en co­che, al le­van­tar­se por la ma­ña­na o des­pués de mon­tar? No no­to nin­gu­na so­bre­car­ga. Mi es­pal­da tie­ne mo­vi­li­dad. No­to la es­pal­da aga­rro­ta­da, me due­le en al­gu­nas zo­nas. 3 ¿Se le sue­len aga­rro­tar los hom­bros y la nu­ca? Sí, sue­lo no­tar la nu­ca rí­gi­da. Los múscu­los me due­len a ve­ces. No, los múscu­los de la nu­ca y la es­pal­da es­tán suel­tos y re­la­ja­dos.

4

Co­ló­que­se de la­do fren­te al es­pe­jo. Gire la ca­be­za la­te­ral­men­te en di­rec­ción al es­pe­jo to­do cuan­to pue­da. Cam­bie de la­do. ¿Qué es lo que ve?

Los hom­bros se man­tie­nen a la mis­ma al­tu­ra, la ca­be­za es­tá de­re­cha.

Los hom­bros se tuer­cen. Ha­cia un la­do me tuer­zo más que ha­cia el otro.

5

Sién­te­se en una si­lla de­lan­te del es­pe­jo. Cru­ce los an­te­bra­zos de­lan­te del pe­cho, apo­ye los pies en el sue­lo. Gire ha­cia la iz­quier­da y ha­cia la de­re­cha. Se me tuer­cen los hom­bros, la pel­vis o la cin­tu­ra. Ese tor­ci­mien­to es más acu­sa­do ha­cia uno de los dos la­dos. Me man­ten­go de­re­cho, sea cual sea el la­do ha­cia el que gire.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.