EN­TRE­VIS­TA FI­NAL Y PRO­TO­CO­LO

Ecuestre - - CABALLO | VETERINARI­A -

¿Qué tie­ne el clien­te en la mano al fi­nal del exa­men pre­com­pra? Una vez rea­li­za­da la ex­plo­ra­ción del ca­ba­llo el clien­te re­ci­be un pro­to­co­lo don­de el ve­te­ri­na­rio ha re­gis­tra­do por es­cri­to sus ha­llaz­gos. La am­pli­tud de ese pro­to­co­lo pue­de va­riar, no exis­te una nor­ma fi­ja. Por ejem­plo, el Dr. All­mers tie­ne un cues­tio­na­rio de ex­plo­ra­ción es­tan­da­ri­za­do en el que ano­ta los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos. Ade­más, hay una en­tre­vis­ta fi­nal con el clien­te. “Bá­si­ca­men­te es ta­rea del ve­te­ri­na­rio con­se­guir que la eva­lua­ción de los ha­llaz­gos re­sul­te com­pren­si­ble al le­go”, ex­pli­ca el Dr. Enno All­mers. Al eva­luar al ca­ba­llo el ex­per­to tam­bién tie­ne en cuen­ta el uso al que es­tá des­ti­na­do. Al fin y al ca­bo no es lo mis­mo que el clien­te va­ya a em­plear al ani­mal co­mo hem­bra de cría, pony de for­ma­ción, ca­ba­llo de ocio o de­por­tis­ta de al­to ren­di­mien­to. ¿Ha­ce el ve­te­ri­na­rio re­co­men­da­cio­nes de com­pra? “No; ex­pli­ca los re­sul­ta­dos de la ex­plo­ra­ción y eva­lúa los po­si­bles ries­gos que co­rre la sa­lud del ani­mal. Pe­ro es el clien­te quien tie­ne que de­ci­dir por sí mis­mo si com­pra o no”, pun­tua­li­za es­te ve­te­ri­na­rio es­pe­cia­li­za­do en ca­ba­llos.

131

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.