Na­ta­lia Ba­ca­ri­za

El año de la con­fir­ma­ción Tras aso­mar­se a la pri­me­ra lí­nea de la Do­ma en 2016, es­te año ha si­do el de la gran con­fir­ma­ción de Na­ta­lia Ba­ca­ri­za, ro­tun­da cam­peo­na de Es­pa­ña Ju­ve­nil y en el top ten del eu­ro­peo con "Dhan­nie Ymas".

Ecuestre - - DEPORTE DOMA -

Na­ta­lia Ba­ca­ri­za Dan­gui­lle­co­urt aso­mó a los cua­dri­lon­gos in­ter­na­cio­na­les en Ju­ve­ni­les al co­men­zar 2016. En­ton­ces só­lo con­ta­ba con ca­tor­ce años, pe­ro la ama­zo­na afin­ca­da en Flo­ri­da de­bu­ta­ría esa mis­ma tem­po­ra­da en el cam­peo­na­to de Europa de la ca­te­go­ría con “Zoef Ymas”. Al año si­guien­te in­cor­po­ró a “Rihan­na Ymas”, ye­gua con la que fue pro­gre­san­do y con­so­li­dán­do­se en el pri­mer ni­vel has­ta que es­ta tem­po­ra­da se unió a “Dhan­nie Ymas”, el han­no­ve­riano con el que ha da­do su gran sal­to, que la ha lle­va­do al oro en el Cam­peo­na­to de Es­pa­ña Ju­ve­ni­les* y al top ten del Cam­peo­na­to de Europa.

Dos con­ti­nen­tes

Con só­lo die­ci­sie­te años re­cién cum­pli­dos, la tra­yec­to­ria de Ba­ca­ri­za es es­pe­cial­men­te re­le­van­te no só­lo por es­tos re­sul­ta­dos, sino por la di­fi­cul­tad de te­ner, por así de­cir, un pie en ca­da con­ti­nen­te. La me­dia­na de tres her­ma­nos, na­ció en Es­pa­ña pe­ro con sie­te años se mu­dó a Mia­mi y, ha­ce tres, a We­lling­ton.

Así, la mi­tad de su tem­po­ra­da -la pri­me­ra- trans­cu­rre en sue­lo ame­ri­cano, don­de acu­de a un co­le­gio pa­ra de­por­tis­tas que le per­mi­te mon­tar, es­tar con el en­tre­na­dor per­so­nal y lue­go asis­tir al co­le­gio, y la otra mi­tad en Europa, don­de cu­bre la par­te aca­dé­mi­ca a tra­vés de Sky­pe. Un gran es­fuer­zo que, al fi­nal, sa­tis­fa­ce a Na­ta­lia: “me gus­ta la idea de es­tar me­dio año en ca­da lu­gar por­que así pue­do com­pe­tir en am­bos con­ti­nen­tes. Po­der sa­lir a pis­ta en di­fe­ren­tes paí­ses es una gran ex­pe­rien­cia que pue­do ha­cer gra­cias al apo­yo de mis pa­dres”, ex­pli­ca la ama­zo­na, que pue­de com­pa­rar tam­bién am­bos en­tor­nos: “El am­bien­te es di­fe­ren­te y los jue­ces tam­bién, pe­ro es más o me­nos igual, aun­que ca­da con­cur­so es di­fe­ren­te co­mo aquí tam­bién lo son a los de Ale­ma­nia. El ni­vel en Europa es muy al­to, pe­ro la ven­ta­ja de Es­ta­dos Uni­dos es que la tem­po­ra­da em­pie­za en enero; así, me pa­re­ce bue­na es­tra­te­gia em­pe­zar en ellos la tem­po­ra­da y po­der “prac­ti­car” las prue­bas en con­cur­sos ame­ri­ca­nos an­tes de me­dir­me con la al­ta com­pe­ten­cia de Europa. Al fi­nal, el ob­je­ti­vo es man­te­ner los re­sul­ta­dos”, sub­ra­ya Na­ta­lia. Al­go que sin du­da ha con­se­gui­do es­ta tem­po­ra­da, no só­lo por el Cam­peo­na­to de Europa, sino tam­bién por sus ac­tua­cio­nes en Ha­gen en YR o en Ex­loo. Aun­que su me­jor re­cuer­do es­tá en el Cam­peo­na­to de Es­pa­ña y, en ge­ne­ral, en es­ce­na­rios es­pa­ño­les: “son mis con­cur­sos fa­vo­ri­tos por­que pue­do ver a to­dos los ji­ne­tes es­pa­ño­les. Hay muy buen am-

» Na­ta­lia Ba­ca­ri­za re­cuer­da que el ca­ba­llo con el que se ini­ció fue “Ju­gue­tón de Ymas”, aun­que su de­but in­ter­na­cio­nal en Ju­ve­ni­les fue con “Es­cri­tor de Ymas II”, co­mo el an­te­rior, cria­do por su fa­mi­lia. Es­to no ha si­do la nor­ma, pues has­ta aho­ra la ma­yo­ría de su am­plia cua­dra de com­pe­ti­ción es­tá com­pues­ta por ejem­pla­res com­pra­dos. Fue el ca­so de “Zoet Ymas”, que ha com­pe­ti­do has­ta es­ta tem­po­ra­da, y “Dhan­nie”, “Rihan­na” y “Romantico”, los tres que for­man ac­tual­men­te su cua­dra de com­pe­ti­ción. Na­ta­lia nos ex­pli­ca que es Juan Ma­tu­te, jun­to a sus pa­dres Ja­vier y Cris­ti­na, el que eli­ge los ca­ba­llos y su­per­vi­sa en qué ni­vel es­tar con ca­da uno. Al úl­ti­mo ape­nas se le ha vis­to en pis­ta, pe­ro sí a “Rihan­na”, una hi­ja de “Re­lius” que com­pra­ron con sie­te años en Ale­ma­nia y que es­te año ha com­pe­ti­do en YR e in­clu­so su­pe­rior, co­gien­do ex­pe­rien­cia. “Ca­da uno tie­ne una per­so­na­li­dad di­fe­ren­te, Dhan­nie es ju­gue­tón, Rihan­na es una prin­ce­si­ta y Ro­mán­ti­co es un po­co hi­per­ac­ti­vo. Ca­da uno me en­se­ña al­go di­fe­ren­te que pue­do apli­car con los otros ca­ba­llos”, nos ex­pli­ca Na­ta­lia, que sub­ra­ya que el que más le ha en­se­ña­do es­te año ha si­do “Dhan­nie Ymas”, el on­ce años hi­jo de “Don Cru­sa­dor” x “Welt­me­yer” que fue cam­peón de Europa con Juan Ma­tu­te Jr. y ella de­bu­tó es­te año. Con gran­des ex­pec­ta­ti­vas, Na­ta­lia ha po­di­do con la pre­sión y su aco­pla­mien­to ha si­do óp­ti­mo, in­clu­so más rá­pi­do de lo es­pe­ra­do: “Tie­ne más ca­li­dad de ai­res, pe­ro se ca­lien­ta más en los con­cur­sos. Es mu­cho más gran­de, cam­bia to­do, pe­ro me es­tá en­se­ñan­do mu­chí­si­mo”, con­ti­núa. “Si pue­de se sa­le con la su­ya, pe­ro aho­ra no me ima­gino que va­ya a te­ner un ca­ba­llo me­jor; es­pe­ro que sí, pe­ro es­tá di­fí­cil”.

1

2

3

4

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.