Pun­to y apar­te

Hay que dar so­lu­cio­nes a una si­tua­ción cier­ta­men­te me­jo­ra­ble

Ecuestre - - DEPORTE SALTOS - por Pe­pe Ble­da

He­mos vis­to Tr­yon y Bar­ce­lo­na y po­de­mos afir­mar que el mo­men­to de la hí­pi­ca es­pa­ño­la, a ni­vel de equi­po na­cio­nal de Sal­tos es, di­ga­mos, me­jo­ra­ble. Al­gu­nos es­pe­rá­ba­mos la ma­gia, el mi­la­gro, pe­ro es­tas vi­ci­si­tu­des no siem­pre aflo­ran y en­ton­ces nos ha­cen re­cor­dar que no hay co­mo tra­ba­jar pa­ra con­se­guir lo que­ri­do.

En el equi­po dis­po­ne­mos de dos ji­ne­tes a buen ni­vel y cua­tro o cin­co ji­ne­tes con po­si­bi­li­da­des de par­ti­ci­par. Uno de los pi­la­res se ca­yó del equi­po (la ope­ra­ción qui­rúr­gi­ca de la ro­di­lla de Ser­gio Álvarez Mo­ya). De ca­ba­llos an­da­mos a la par, sino peor, fal­tan ca­ba­llos pa­ra po­der ha­cer ro­ta­cio­nes, (“Rok­fe­ller de Ple­vi­lle”, de Eduar­do Álvarez Az­nar no apa­re­ció en Bar­ce­lo­na des­pués de su irregular ac­tua­ción en Tr­yon). To­do es­to de­ja­ba cla­ro que era im­po­si­ble afron­tar es­te fi­nal de tem­po­ra­da con ga­ran­tías. Eso sí, te­ne­mos un buen en­tre­na­dor que na­da pu­do ha­cer a pe­sar de su en­tre­na­mien­to pri­va­do en su ca­sa, unos di­rec­ti­vos bien pa­ga­dos y una fe­de­ra­ción que cuen­ta con una es­truc­tu­ra con­si­de­ra­ble. Se pa­re­ce al chis­te de la trai­ne­ra que no ga­na­ba y van qui­tan­do re­me­ros y po­nien­do di­rec­ti­vos de ti­món, de proa, de es­tri­bor y de ba­bor sin que los re­sul­ta­dos me­jo­ren. ¡Más re­me­ros!

El ni­vel exi­gi­ble y sin ex­cu­sas, es su­pe­rior al que he­mos de­mos­tra­do. Pe­ro creo sin­ce­ra­men­te que la Real Fe­de­ra­ción Hí­pi­ca Es­pa­ño­la de­be acep­tar que no cuen­ta con un equi­po só­li­do, no po­see una cría na­cio­nal que sa­tis­fa­ga ni la com­pe­ti­ción na­cio­nal, ca­re­ce de su­fi­cien­tes ca­ba­llos de ni­vel in­ter­na­cio­nal, que no dis­po­ne de ba­se só­li­da que au­gu­re me­jo­ras y que no apo­ya su­fi­cien­te­men­te a aque­llos ji­ne­tes es­pa­ño­les que pue­den dar el pa­so a la al­ta com­pe­ti­ción. Y so­bre to­do, ha de re­co­no­cer que de­be­ría cam­biar su po­lí­ti­ca de con­ti­nui­dad y tra­ba­jar pa­ra con­se­guir me­jo­ras.

55

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.