El otro cam­peón

Ecuestre - - DEPORTE SALTOS -

» Si los cam­peo­na­tos de Es­pa­ña de Ve­te­ra­nos tie­nen de por sí un am­bien­te es­pe­cial, en el que se res­pi­ra ca­ma­ra­de­ría, se ce­le­bran re­en­cuen­tros y se com­par­ten re­cuer­dos, la edi­ción de es­te año tu­vo un plus de emo­ti­vi­dad por la pre­sen­cia en­tre los par­ti­ci­pan­tes de Fer­nan­do Mar­tí­nez de Al­bor­noz, el de­cano de los ji­ne­tes es­pa­ño­les en ac­ti­vo (y po­si­ble­men­te de to­do el mun­do). Con sus 87 años, la men­te lú­ci­da y el cuer­po me­jor adap­ta­do a ca­mi­nar a ca­ba­llo que a pie, “Pi­chi” via­jó des­de San Se­bas­tián dis­pues­to a ha­cer lo que más le gus­ta, lo que le da la vi­da, lo que man­tie­ne jo­ven su es­pí­ri­tu, aun­que su edad bio­ló­gi­ca su­me ya mu­chos dí­gi­tos: mon­tar y con­cur­sar.

Dis­pu­tó el Cam­peo­na­to de Es­pa­ña de 0* con “Berro” y sin per­der en nin­gún mo­men­to su rit­mo ca­den­cia­do, su buen equi­li­brio y la orien­ta­ción en la pis­ta, se per­mi­tió el lu­jo de ter­mi­nar la se­gun­da prue­ba sin co­me­ter de­rri­bos, con­tri­bu­yen­do con su re­sul­ta­do a que el equi­po en el que fue in­te­gra­do se al­za­ra con la me­da­lla de bron­ce. Y subió al po­dio, re­ci­bió su me­da­lla y en su ho­nor es­cu­chó, emo­cio­na­do, el himno na­cio­nal. Un mo­men­to de emo­cio­nes com­par­ti­das, por­que a to­dos nos ha emo­cio­na­do y nos si­gue emo­cio­nan­do ver a “Pi­chi” en com­pe­ti­ción, con su edad y su afi­ción.

La RFHE tam­bién ha si­do sen­si­ble an­te un ca­so tan sin­gu­lar y gra­ti­fi­can­te pa­ra el de­por­te y de­ci­dió la en­tre­ga de su me­da­lla de pla­ta al ve­te­ra­ní­si­mo ji­ne­te mi­li­tar. El ac­to tu­vo lu­gar en la clau­su­ra y fue Je­sús Va­re­la, in­te­gran­te de la jun­ta di­rec­ti­va de la RFHE, el en­car­ga­do de en­tre­gár­se­la y de re­sal­tar la fi­gu­ra de Mar­tí­nez de Al­bor­noz con unas pa­la­bras que fue­ron ca­lu­ro­sa­men­te aplau­di­das: “Pi­chi ga­nó du­ran­te su ca­rre­ra de­por­ti­va más de qui­nien­tos pri­me­ros pre­mios y ha si­do pa­ra no­so­tros un mo­de­lo de afi­ción, de amis­tad y de com­pa­ñe­ris­mo y siem­pre, ade­más, muy di­fí­cil de ba­tir”, re­sal­tó Je­sús Va­re­la.

Con una me­da­lla de bron­ce, el dé­ci­mo pues­to in­di­vi­dual y mu­chas emo­cio­nes vi­vi­das, Pi­chi re­gre­só a San Se­bas­tián con la fe­li­ci­dad de un prin­ci­pian­te y con las ga­nas inago­ta­bles de vol­ver a mon­tar, lo que ha­ce a dia­rio en las ins­ta­la­cio­nes de Lo­re-To­ki jun­to a su in­se­pa­ra­ble An­to­nio Su­ñen. Fue el otro cam­peón en Se­vi­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.