“En Ho­lan­da hay mu­chas más opor­tu­ni­da­des”

Ecuestre - - TEMAS DE CRÍA DOMA -

» Lau­ra Rei­ja re­gre­só pun­tual­men­te a Es­pa­ña y to­mó par­te en el cam­peo­na­to, don­de pu­do pre­su­mir del es­pec­ta­cu­lar ni­vel de su po­tro de cin­co años “Ima­gi­ne”, con el que lo­gró el oro tras cla­si­fi­car­lo dos se­ma­nas an­tes en Las Ca­de­nas.

La ma­dri­le­ña –al mar­gen del pre­vio en el club de Ca­mar­ma- lle­va­ba ca­si dos años sin com­pe­tir en nues­tro país, en es­te mis­mo cam­peo­na­to con “Eve­rest”, otro KWPN que ven­dió a Ru­sia es­te año con un ob­je­ti­vo: “po­der com­prar otro ca­ba­llo jo­ven”. Así es co­mo lle­gó a “Ima­gi­ne”: “Fue por ca­sua­li­dad, lle­va­ba seis me­ses bus­can­do ca­ba­llo cuan­do lo vi y nos en­ca­jó”, ex­pli­ca so­bre su com­pa­ñe­ro, un hi­jo de “Chip­pen­da­le” y de una ma­dre por “Jazz”, “cien por cien KPWN”, co­men­ta. Era im­po­si­ble que su ca­li­dad pa­sa­ra des­aper­ci­bi­da en Se­go­via, co­mo no lo ha­bía he­cho en Ho­lan­da, fi­na­lis­ta de la Pa­vo Cup, na­da me­nos que re­ser­va de la cría ho­lan­de­sa en el Cam­peo­na­to del Mun­do y, tras ter­mi­nar el cam­peo­na­to, rum­bo a rea­li­zar una de las prue­bas obli­ga­to­rias pa­ra se­men­ta­les pa­ra es­tar en enero en la Fi­nal de la cría ho­lan­de­sa. Muy am­plio y po­de­ro­so, con una gran sus­pen­sión y unos ai­res so­bre­sa­lien­tes, el se­gun­do día no ba­jó de 8.1 en nin­gu­na no­ta, con 8.5 en Tro­teo y Ga­lo­pe y 8.7 en Fu­tu­ro, lo que le ca­ta­pul­tó a un triun­fo ca­si se­gu­ro pe­ro que es­tu­vo a pun­to de trun­car­se en la Fi­nal, muy asus­ta­do y con va­rios pro­ble­mas de su­mi­sión que las­tra­ron mu­chí­si­mos pa­sa­jes, co­mo ex­pli­ca­ba la pro­pia ama­zo­na, “es­ta­ba fue­ra de sí, his­té­ri­co”, acha­cán­do­lo se­gu­ra­men­te a en­tre­nar en el cu­bier­to y com­pe­tir des­pués fue­ra. “Otras ve­ces lo ha­ces muy bien y te dan me­nos pun­tos y hoy fue al re­vés”, ana­li­za­ba Rei­ja, que por la ven­ta­ja ad­qui­ri­da y la ca­li­dad de los ai­res se man­tu­vo al fren­te de una cla­si­fi­ca­ción.

La es­pa­ño­la se ins­ta­ló de­fi­ni­ti­va­men­te en Ho­lan­da ha­ce dos años y me­dio tras va­lo­rar tra­ba­jar en la em­pre­sa fa­mi­liar: “al fi­nal me ti­ra­ban mu­cho los ca­ba­llos, des­de pe­que­ñi­ta ha si­do mi pa­sión, y en Ho­lan­da son mu­chas más las opor­tu­ni­da­des: da igual en­tre­na­mien­to, cla­ses, com­pe­ti­cio­nes, ven­ta… Es un mer­ca­do muy gran­de”. Si­gue tra­ba­jan­do con su en­tre­na­dor San­der Ma­ri­nijs­sen, en cu­yas ins­ta­la­cio­nes es­tá “Wo­be­lisk”, al que no ha po­di­do com­pe­tir mu­cho es­ta tem­po­ra­da por una le­sión, y en Ho­lan­da tam­bién co­no­ció a Ja­rin, su pa­re­ja, con quien di­se­ña su pro­yec­to de fu­tu­ro. “En ca­sa te­ne­mos por aho­ra seis cua­dras y una pis­ta ex­te­rior y pad­docks y cam­po, pe­ro es­ta­mos pi­dien­do per­mi­sos pa­ra po­der ha­cer cua­dra con pi­ca­de­ro, más pro­fe­sio­nal, por­que pa­ra los po­tros sir­ve pe­ro allí ne­ce­si­tas un cu­bier­to”. “Va­mos in­vir­tien­do en po­tros, pe­ro la idea es en un año o dos em­pe­zar a criar no­so­tros mis­mos”, con­clu­ye.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.