Pa­cien­cia y pro­fe­sio­na­li­dad

Ha­cien­da San­ta Lu­cía, en Mé­xi­co La ex­pe­rien­cia es un gra­do a la ho­ra de criar ca­ba­llos y los Es­pa­ño­les de Ha­cien­da San­ta Lu­cía sim­bo­li­zan hoy, sin du­dar­lo, el es­fuer­zo de ge­ne­ra­cio­nes. En la dé­ca­da de los 80, pe­ro del si­glo XIX, Fe­de­ri­co Ji­mé­nez Ca­nett pu

Ecuestre - - TEMAS DE CRÍA DOMA -

Ta­co­tal­pa,

“tie­rra de bre­ñas y ma­le­zas”, es un mu­ni­ci­pio del es­ta­do me­xi­cano de Ta­bas­co, has­ta don­de te­ne­mos que via­jar pa­ra co­no­cer los PRE que crían Fe­de­ri­co y Jo­sé An­to­nio Ji­mé­nez Sainz. Es­ta­mos en la Ha­cien­da San­ta Lu­cía, jun­to al ce­rro del ma­dri­gal, don­de se fun­dó en 1881 es­ta ga­na­de­ría. En los ini­cios se ca­rac­te­ri­zó por la cría de ga­na­do

va­cuno y ca­ba­llar. Fe­de­ri­co Ji­mé­nez nos cuen­ta que en aque­lla

épo­ca, “es­ta pro­duc­ción equi­na de­bía ser so­bre­sa­lien­te, ya que en­ton­ces el úni­co me­dio de trans­por­te era el ca­ba­llo, o la lan­cha en los cau­da­lo­sos ríos de la zo­na. En­ton­ces los ji­ne­tes de­bían ca­bal­gar más de do­ce ho­ras, des­de la zo­na de la sie­rra has­ta la ciu­dad de Vi­llaher­mo­sa, ca­pi- tal del es­ta­do. De­bían pa­sar so­bre te­rre­nos pan­ta­no­sos, don­de era pro­ba­ble que los ani­ma­les no tu­vie­ran la su­fi­cien­te fuer­za y tem­pe­ra­men­to y se que­da­ran atas­ca­dos. Por eso se em­pe­zó a uti­li­zar el se­men­tal de ra­za Es­pa­ño­la, pa­ra dar ma­yor for­ta­le­za, ta­ma­ño y be­lle­za a los que se pro­du­cían en nues­tra ha­cien­da”, se­ña­la.

Fue en 1981 cuan­do Fe­de­ri­co y Jo­sé An­to­nio Ji­mé­nez Sainz im­por­ta­ron a Mé­xi­co sus pri­me­ras ye­guas de PRE. Pro­ve­nían de ye­gua­das tan im­por­tan­tes co­mo Cár­de­nas, Ro­me­ro Be­ní­tez, Fran­cis­co La­zo, Mi­guel Lovera y Ma­ría Fer­nan­da de la Es­ca­le­ra. “De aquel en­ton­ces des­ta­ca­mos a “Ha­cen­do­sa”, “Me­lo­día”, “In­tru­sa”, “En­vi­dia”, “Ju­glar”, “Men­sa­je­ra”, “Ja­ba­li­na”, “Cantarina” o “Lotería”, apun­ta el pro­pie­ta­rio, que tam­bién re­cuer­da a los pri­me­ros se­men­ta­les im­por­ta­dos del hie­rro de Salvatierra, de la ye­gua­da de Terry, Cár­de­nas y Diosdado. “Des­ta­ca­ban “Ja­ba­lino”, “Ju­dío”, “Ilus­tra­do” y “Béi­co”, y

uno de los se­men­ta­les de ma­yor re­nom­bre y fa­ma, que fue “Ge­nil”, Cam­peón de Es­pa­ña y Cam­peón en Jerez de la Fron­te­ra, con el hie­rro de Cár­de­nas. Es­te ca­ba­llo de­jó una des­cen­den­cia de más de 150 hi­jos, que se co­mer­cia­li­za­ron en Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá, Hon­du­ras, Cos­ta Ri­ca, Cu­ba, Aus­tra­lia, Gua­te­ma­la y Mé­xi­co”.

Lí­nea de cría

Hoy en día, en San­ta Lu­cía man­tie­nen una plan­ti­lla de se­men­ta­les de ca­pas ne­gra, tor­da y cas­ta­ña, que se­gún nos cuen­ta su pro­pie­ta­rio “se han des­ta­ca­do por su pro­to­ti­po ra­cial y fun­cio­nal. Ha- bla­mos de “Ba­rro­co XVI”, “Bo­le­ro CY”, “Ja­lis­co Cal”, “In­diano XVIII”, que si­guen fi­jan­do las ca­rac­te­rís­ti­cas de es­ta no­ble ra­za”. Las lí­neas de es­ta ga­na­de­ría pro­ce­den de las san­gres de Ro­me­ro Be­ní­tez y de Terry. En la ac­tua­li­dad, tie­nen más de 80 ye­guas de di­fe­ren­tes ca­pas, pe­ro que “re­fle­jan uni­for­mi­dad y ca­li­dad”. Ex­por­ta­das a to­do el mun­do, pre­su­men de lle­var con ellas su signo de ca­li­dad y ob­te­ner bue­nos re­sul­ta­dos en las pis­tas. “Los ejem­pla­res que des­ti­na­mos a la do­ma son adies­tra­dos por ji­ne­tes pro­fe­sio­na­les, ge­ne­ral­men­te de ori­gen ale­mán”, pun­tua­li­za Ji­mé­nez.

Los ga­na­de­ros me­xi­ca­nos afir­man que una de las ca­rac­te­rís­ti­cas pri­mor­dia­les de sus ca­ba­llos y ye­guas es la ta­lla, ade­más de los mo­vi­mien­tos, el pro­to­ti­po ra­cial y la fun­cio­na­li­dad. “To­dos es­tos po­tros, des­de pe­que­ños, tie­nen con­tac­to con los mo­zos que los atien­den, ya que las ye­guas duer­men en bo­xes in­di­vi­dua­les. Es­to es de­bi­do a las in­cle­men­cias del tiem­po que ca­rac­te­ri­za al tró­pi­co hú­me­do de nues­tra re­gión. Cual­quie­ra que se acer­ca a vi­si­tar­nos pue­de dis­fru­tar de los ejem­pla­res en el pi­ca­de­ro, con sus res­pec­ti­vos pro­ge­ni­to­res. En mu­chas oca­sio­nes a los ga-

1

2“Ba­rro­co XVI”, del hie­rro de Val­deo­li­vas. un ejemplar con una mag­ní­fi­ca ra­za y ap­ti­tu­des pa­ra la do­ma.El se­men­tal “Ba­rro­co XVI” en li­ber­tad, en la fin­ca me­xi­ca­na.

3 Des­de muy tem­prano des­ta­có en los con­cur­sos. “Bo­le­ro CY” a la va­que­ra. Es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.