El gran sal­to del Rei­ning es­pa­ñol

La me­da­lla de bron­ce en el pa­sa­do Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa Ju­ve­nil ha pues­to al Rei­ning es­pa­ñol en bo­ca de to­do el con­ti­nen­te. En Es­pa­ña si­gue sien­do una dis­ci­pli­na mi­no­ri­ta­ria, pe­ro que ha­ce años vie­ne dan­do pa­sos en el ca­mino co­rrec­to pa­ra su cre­ci­mien­to, c

Ecuestre - - DEPORTE REINING -

El pa­sa­do mes de no­viem­bre, en Lyon, el equi­po es­pa­ñol for­ma­do por los her­ma­nos Pa­blo y Die­go Sa­li­nas, An­dreu No­gué e Isaac Pi­na­cho se col­ga­ba la me­da­lla de bron­ce en el Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa Ju­ve­nil de Rei­ning. Era la pri­me­ra vez que Es­pa­ña acu­día co­mo equi­po a un cam­peo­na­to de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, su­peran­do a po­ten­cias co­mo Bél­gi­ca o Ita­lia, un éxi­to que se con­vir­tió en la no­ti­cia de la ci­ta y que pro­du­jo in­clu­so una ova­ción en la reunión de je­fes de equi­po. “Pa­ra mí per­so­nal­men­te fue un mo­men­to ines­pe­ra­do y muy gra­ti­fi­can­te cuan­do en esa reunión fui­mos el úni­co país en re­ci­bir esa ova­ción, mo­ti­va­da por nues­tra rá­pi­da evo­lu­ción de la dis­ci­pli­na. Sin du­da es un or­gu­llo, pe­ro lo que ver­da­de­ra­men­te me­re­cía la pe­na era la ale­gría de los in­te­gran­tes del equi­po, así co­mo el apo­yo y la ale­gría del mun­do del rei­ning en Es­pa­ña al com­ple­to. En una dis­ci­pli­na to­da­vía no muy nu­me­ro­sa co­mo es­ta, la unión es más que al­go po­si­ti­vo, es una ne­ce­si­dad. Sin du­da ese ca­mino no de­be­mos aban­do­nar­lo”. Así lo de­fi­ne Fe­de­ri­co Gar­cía Tri­cio, Je­fe de Equi­po es­pa­ñol allí y coor­di­na­dor en la RFHE de la dis­ci­pli­na des­de ha­ce cua­tro años, tiem­po en el que ha si­do un pun­tal de es­te rá­pi­do cre­ci­mien­to.

Cua­tro ji­ne­tes que iden­ti­fi­can ade­más con pre­ci­sión las tres re­gio­nes zo­nas don­de más desa­rro­lla­da es­tá la dis­ci­pli­na: La Rio­ja, don­de re­si­den y en­tre­nan los her­ma­nos Sa­li­nas, en con­cre­to el Cen­tro Ecues­tre Los Va­lles, en An­guiano; Ara­gón, de don­de pro­ce­de Isaac Pi­na­cho, que en­tre­na en Cuo­re Ranch, en Cas­te­jón del Puen­te (Huesca); y Ca­ta­lu­ña, tie­rra de An­dreu No­gué, aun­que el ge­run­dés en­tre­na tam­bién en Ita­lia. Ade­más, hay al­go me­nos de pre­sen­cia en el País Vas­co, Na­va­rra y al­gu­na otra co­mu­ni­dad. Lo­gra­ron las mí­ni­mas en un in­ter­na­cio­nal rea­li­za­do es­te año en An­guiano, im­pul­sa­do pre­ci­sa­men­te con el ob­je­ti­vo de cla­si­fi­car un equi­po pa­ra el eu­ro­peo, al­go im­pen­sa­ble en una dis­ci­pli­na que ha­ce ape­nas

una dé­ca­da rea­li­za­ba su pri­mer cam­peo­na­to de Es­pa­ña.

Aque­lla pri­me­ra en­tre­ga fue en gran par­te por el im­pul­so del ta­rra­co­nen­se Fran­cesc Cue­to, “el au­tén­ti­co pio­ne­ro del Rei­ning en Es­pa­ña”, co­mo lo de­fi­ne Ós­car Fe­rrer, cam­peón de Es­pa­ña las dos úl­ti­mas tem­po­ra­das. En aque­llos co­mien­zos los fo­cos eran los mis­mos, ade­más de Va­len­cia, cuan­do un pe­que­ño gru­po em­pe­zó a po­ner los ci­mien­tos de la dis­ci­pli­na. Ha­bía una cier­ta des­or­ga­ni­za­ción, y te­nían que lu­char con los re­ce­los de unos pre­jui­cios ha­cia la Mon­ta Western, en par­te mo­ti­va­dos por la des­in­for­ma­ción so­bre lo que era, mez­clan­do las prue­bas con los dis­tin­tos jue­gos o al­gu­nas mo­da­li­da­des más cer­ca­nas al show –“se arras­tró la ima­gen de unos tíos que mon­ta­ban con es­tre­lla de she­riff y es­pue­las, era la ima­gen pa­ra los neó­fi­tos y se arras­tró ese sam­be­ni­to, pe­ro el rei­ning no tie-

ne na­da que ver con eso: es equi­ta­ción pu­ra y du­ra”, acla­ra Fe­rrer-.

Co­pa Fe­de­ra­cio­nes

Des­de aque­llos fo­cos la prác­ti­ca de la dis­ci­pli­na fue cre­cien­do, apo­yán­do­se prin­ci­pal­men­te en la in­fluen­cia y el con­tac­to con Fran­cia, con los pio­ne­ros ha­cien­do des­cu­brir el Rei­ning a nue­vos ji­ne­tes y ama­zo­nas, y el nú­me­ro de prac­ti­can­tes ha ido cre­cien­do. En el pa­sa­do cam­peo­na­to de Es­pa­ña, en Huesca, hu­bo más de quin­ce ins­cri­tos en Adul­tos y ca­si diez en me­no­res, ha­bién­do­se rea­li­za­do tres con­cur­sos na­cio­na­les ade­más del Cam­peo­na­to. Se ha­bía es­ta­ble­ci­do una re­gu­la­ción, se ha­bían pues­to unas nor­mas, pe­ro se­guía ha­bien­do só­lo dos ca­te­go­rías, y es aquí don­de en­tra otra lí­nea, la Co­pa Fe­de­ra­cio­nes, que es­tá afian­zan­do más la ba­se. Se tra­ta de ini­cia­ti­va que pu­so en mar­cha Fe­de­ri­co Gar­cía Tri­cio des­de la RFHE, y con­sis­te en una li­ga en­tre fe­de­ra­cio­nes au­to­nó­mi­cas que mar­ca el pa­so en­tre la com­pe­ti­ción au­to­nó­mi­ca y la na­cio­nal. Ade­más en ella hay ca­te­go­rías pa­ra prin­ci­pian­tes me­no­res y adul­tos con unos pa­tro­nes más sen­ci­llos (el pa­trón ven­dría a ser lo que la re­pri­se en do­ma, el lis­ta­do de ejer­ci­cios o ma­nio­bras en el or­den que se de­ben rea­li­zar). Ade­más de otra ca­te­go­ría de­no­mi­na­da Non Pro y des­pués las ca­te­go­rías rei­nas, Open y Me­no­res, que ya ven­drían a ser si­mi­la­res a las de la com­pe­ti­ción na­cio­nal. “Di­ga­mos que he­mos pues­to los es­ca­lo­nes que fal­ta­ban pa­ra que la gen­te lle­ga­ra has­ta la Al­ta Com­pe­ti­ción”, ex­pli­ca Gar­cía Tri­cio so­bre una me­di­da que ha per­mi­ti­do que gen­te con ni­ve­les in­fe­rio­res, sin ca­ba­llo o ni­vel su­fi­cien­te pa­ra la pri­me­ra lí­nea, pue­da dis­fru­tar tam­bién de la dis­ci­pli­na.

1

21. An­dre No­gué, Pa­blo y Die­go Sa­li­nas e IsaacPi­na­cho, los cua­tro es­pa­ño­les que lo­gra­ron el bron­ce en el pa­sa­do eu­ro­peo ju­ve­nil.2. Os­car Fe­rrer, cam­peón de Es­pa­ña los dos úl­ti­mos años

3 con “Va­lles Little Peppy”.3. An­dreu No­gué, nues­tro ji­ne­te más in­ter­na­cio­nal.4. Po­dio del Cam­peo­na­to de Es­pa­ña Ab­so­lu­to de 2018.

4

1

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.