“El ni­vel ha avan­za­do mu­cho”

Ecuestre - - DEPORTE REINING -

» Cam­peón de Es­pa­ña en las dos úl­ti­mas tem­po­ra­das, Ós­car Fe­rrer es uno de aque­llos pio­ne­ros del Rei­ning en Es­pa­ña. Su Cen­tro Ecues­tre Los Va­lles, en An­guiano (La Rio­ja), es una de las re­fe­ren­cias de la dis­ci­pli­na, que pu­so en mar­cha ha­ce más de vein­ti­cin­co años, en 1991. Prac­ti­ca­ba la Do­ma Va­que­ra, pe­ro to­do cam­bió en 2002, con la pri­me­ra in­cur­sión del Rei­ning en los Jue­gos Ecues­tres. “Te­nía cier­ta cu­rio­si­dad, ha­bía oí­do ha­blar de ello y nos acer­ca­mos a Je­rez. Me gus­tó y em­pe­cé a me­ter­me en es­te mun­do”. En aque­llos ini­cios eran po­cos, ape­nas tres o cua­tro en Ca­ta­lu­ña, al­guno en Va­len­cia, él en La Rio­ja… “Éra­mos cua­tro cha­la­dos”, bro­mea. Se acer­ca­ron a una dis­ci­pli­na en la que to­do es­ta­ba des­or­ga­ni­za­do y se mez­cla­ban mu­chos con­cep­tos -“era al­go bas­tan­te eté­reo”-; des­de ahí, los con­tac­tos más cer­ca­nos pa­ra se­guir cre­cien­do fue­ron prin­ci­pal­men­te con Fran­cia, al ser la po­ten­cia más pró­xi­ma. “For­ma­ción, en­tre­na­do­res que ha­cían cli­nics… Nos lle­va­ban co­mo vein­te años de ven­ta­ja”. Otro de los obs­tácu­los era la fal­ta al ser inal­can­za­bles los ame­ri­ca­nos, Ós­car com­pró en Eu­ro­pa una ye­gua pre­ña­da con un ca­ba­llo im­por­tan­te en nues­tro Rei­ning: “Va­lles Little Peppy”, que fue el pri­mer po­tro na­ci­do, cria­do y en­tre­na­do en Es­pa­ña que com­pi­tió, pues el res­to era im­por­ta­do, y que hoy es el se­men­tal in­sig­nia de su ye­gua­da. Aun­que se de­di­can prin­ci­pal­men­te al des­bra­ve y do­ma de ca­ba­llos, en Los Va­lles el Rei­ning es ca­pi­tal. Tie­nen unos cua­ren­ta ca­ba­llos, de los que más de una do­ce­na -en­tre pro­pios y de pro­pie­ta­rios- son de Rei­ning, con más de quin­ce alum­nos es­ta­bles en la dis­ci­pli­na, la ma­yo­ría adul­tos. Él los pre­pa­ra, a la vez que si­gue con­cur­san­do, in­ten­tan­do al me­nos un con­cur­so al año fue­ra de Es­pa­ña, y si­gue for­mán­do­se, or­ga­ni­zan­do ade­más un cli­nic de ni­vel in­ter­na­cio­nal en su cen­tro ca­da tem­po­ra­da, co­mo tam­bién ha­cen otros clu­bes es­pa­ño­les. “Ca­da vez que hay un re­cla­mo im­por­tan­te, la gen­te se mueve o nos mo­ve­mos no­so­tros”, apun­ta. Es­te año en An­guiano es­tu­vo na­da me­nos que Shawn Fla­ri­da, el reiner nú­me­ro uno del mun­do, quien só­lo ha­ce un cli­nic al año fue­ra de Es­ta­dos Uni­dos. “Es­tu­vi­mos tres años tras ello”, y ex­pli­ca que lo lo­gró por me­dio de un pre­pa­ra­dor ar­gen­tino ami­go co­mún. Allí acu­dió, cla­ro, ca­si to­do el rei­ning es­pa­ñol, pues la unión en­tre to­dos ellos es cla­ve: “Co­lo­quial­men­te, hay muy buen ro­llo, muy buen am­bien­te en­tre com­pe­ti­do­res aun­que en la pis­ta seas ri­val, tan­to en­tre pro­fe­sio­na­les co­mo ama­teur”, co­men­ta, re­cor­dan­do el am­bien­te fes­ti­vo, que en ca­da prue­ba siem­pre hay una co­mi­da o ce­na en­tre más de cua­ren­ta per­so­nas. Fe­rrer, con va­rios años en pri­me­ra lí­nea del rei­ning, apre­cia el buen tra­ba­jo que es­tá desa­rro­llán­do­se en las úl­ti­mas tem­po­ra­das: “La Co­pa Fe­de­ra­cio­nes ha si­do una idea bri­llan­te, una lan­za­de­ra im­por­tan­te”, vien­do el cam­bio que se es­tá pro­du­cien­do: “en vo­lu­men avan­za po­co a po­co, es di­fí­cil que sea rá­pi­do, pe­ro en el ni­vel del Rei­ning en tres o cua­tro años se ha no­ta­do mu­cho. Es­ta­mos lu­chan­do cuan­to más evo­lu­cio­ne la dis­ci­pli­na y más in­dus­tria ge­ne­re se­rá me­jor pa­ra to­dos”, fi­na­li­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.