Es­te­la­res

Car­los Díaz y “Jun­co CP”, de tú a tú con los me­jo­res de la dis­ci­pli­na

Ecuestre - - DEPORTE COMPLETO -

Aun­que no ha con­se­gui­do to­da­vía nin­gún gran triun­fo in­ter­na­cio­nal, Car­los Díaz vol­vió a de­mos­trar en 2018 que se en­cuen­tra en­tre los me­jo­res ji­ne­tes del mun­do, sin­gu­lar­men­te en la prue­ba de Cross. Con “Jun­co CP”, el de Chi­cla­na bri­lló en su pri­me­ra par­ti­ci­pa­ción en Bad­min­ton con el An­gloá­ra­be, le­van­tan­do la ad­mi­ra­ción de va­rios de los ma­yo­res nom­bres mun­dia­les, y es­tu­vie­ron tam­bién en­tre los me­jo­res en Tr­yon.

En una tem­po­ra­da en que la gran ci­ta del año es­tu­vo en Tr­yon, en los Jue­gos Ecuestres Mun­dia­les, que­re­mos cen­trar nues­tra aten­ción en un ji­ne­te, Car­los Díaz, que vol­vió a de­mos­trar es­tar en­tre los me­jo­res del mun­do con dos se­ña­la­das ac­tua­cio­nes con “Jun­co CP”, el es­pec­ta­cu­lar An­gloá­ra­be (x “Ebe­ne de Mon­tag­ne” y “Du­na­bell”) de An­to­nio Cam­pos que pre­ci­sa­men­te ven­dió a fi­nal de tem­po­ra­da, co­mo in­for­ma­mos en es­te nú­me­ro. Con él, Car­los fue miem­bro del equi­po na­cio­nal pre­sen­te en Es­ta­dos Uni­dos, una pre­sen­cia, la es­pa­ño­la, que afor­tu­na­da­men­te ya ha de­ja­do de ser no­ti­cia. Con un pa­pel dis­cre­to co­mo equi­po, sin ro­zar el –di­fí­cil- ob­je­ti­vo co­mo en las úl­ti­mas ci­tas, el de Chi­cla­na des­pun­tó ter­mi­nan­do en el pues­to vi­gé­si­mo cuar­to, so­bre­po­nién­do­se a una Do­ma de 36.3 pa­ra fir­mar un sen­sa­cio­nal ce­ro en el Cross. Lo hi­zo en unas di­fí­ci­les con­di­cio­nes, sien­do no só­lo el path­fin­der del equi­po sino el se­gun­do par­ti­ci­pan­te en el Cross di­se­ña­do por Mark Phi­llips, no tre­men­da­men­te exi­gen­te y en el que die­ci­séis bi­no­mios en­tra­ron en los diez mi­nu­tos da­dos.

Díaz ya ha­bía de­mos­tra­do su con­di­ción es­te­lar al fi­nal de 2017, don­de fir­mó el de­ci­mo­quin­to lu­gar en el cua­tro es­tre­llas de Pau, pe­ro lo de­jó aún más pa­ten­te es­te 2018 en los Bad­min­ton Mit­su­bis­hi Mo­tor Trials, en am­bos ca­sos con “Jun­co CP”. El Com­ple­to más pres­ti­gio­so y exi­gen­te del mun­do era un de­seo an­ti­guo del ji­ne­te es­pa­ñol, que se que­dó a las puer­tas por dis­tin­tos mo­ti­vos en las dos tem­po­ra­das an­te­rio­res, así que es­ta vez es­ta­ba de­ter­mi­na­do a acu­dir pe­se a su coin­ci­den­cia con el cam­peo­na­to na­cio­nal. Con una lar­ga tra­ve­sía al­go ac­ci­den­ta­da, el es­pa­ñol se plan­tó a tiem­po an­te el cas­ti­llo del Du­que de Beau­fort pa­ra fir­mar una acep­ta­ble Do­ma, de 34.6 pun­tos, aun­que su ta­len­to in­na­to se ex­pre­só de nue­vo con li­ber­tad en la prue­ba de Cross. En el se­gun­do año que di­se­ña­ba Eric Win­ter, Díaz no se arru­gó an­te los im­po­nen­tes 6740 me­tros con ca­si 50 es­fuer­zos, co­mo siem­pre con rit­mo y por de­re­cho, lle­gan­do con 24 se­gun­dos por en­ci­ma del tiem­po da­do de 11:49, que na­die lo­gró, fir­man­do el de­ci­mo­ter­cer me­jor re­gis­tro. Así, se dis­pa­ró en la cla­si­fi­ca­ción pa­ra es­tar en el se­lec­to gru­po de los 25 úl­ti­mos, de he­cho en­tre los vein­te pri­me­ros, y aun­que no pu­do re­ma­tar co­mo ha­bría que­ri­do en la pis­ta, ter­mi­nó a las puer­tas de los 30 me­jo­res, tra­yén­do­se tam­bién -lo que él mis­mo ex­pli­ca­ba co­mo lo me­jor de la ex­pe­rien­cia- la fe­li­ci­ta­ción por su Cross de ji­ne­tes co­mo An­drew Ni­chol­son, Mark Todd u Oli­ver Tow­nend, la flor y na­ta mun­dial que mos­tró su re­co­no­ci­mien­to al es­pa­ñol.

58

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.