Ca­ba­llo - Con­sul­to­rio Ju­rí­di­co

Ecuestre - - SUMARIO -

Mi ca­ba­llo su­frió un có­li­co en las ins­ta­la­cio­nes del con­cur­so al que asis­tía el día de re­cep­ción de los ca­ba­llos en el mis­mo; lla­ma­mos de ur­gen­cia a la ve­te­ri­na­ria de con­cur­so que le exa­mi­nó y hu­bo que tras­la­dar­lo a León al hos­pi­tal uni­ver­si­ta­rio don­de fue in­ter­ve­ni­do con éxi­to. Un mes des­pués re­ci­bo la fac­tu­ra de di­cha ve­te­ri­na­ria (que no fue la que le ope­ró) por­que di­ce que sus ser­vi­cios só­lo in­clu­yen los ac­ci­den­tes del ca­ba­llo en la pis­ta du­ran­te el con­cur­so. ¿Es­to es ver­dad? Es la pri­me­ra vez que me ocu­rre, siem­pre que he re­que­ri­do los ser­vi­cios del ve­te­ri­na­rio en un con­cur­so no me ha­bían co­bra­do (po­cas ve­ces afor­tu­na­da­men­te) y es­to me ha de­ja­do des­co­lo­ca­da y con la du­da. Me gus­ta­ría igual­men­te que me di­ri­gie­ran a al­gu­na par­te de re­gla­men­to o si­mi­lar don­de se es­pe­ci­fi­que en qué con­sis­te el ser­vi­cio ve­te­ri­na­rio en con­cur­so. (Ma­ri­sol Agui­lar)

El Re­gla­men­to Ve­te­ri­na­rio de la Real Fe­de­ra­ción Hí­pi­ca Es­pa­ño­la, en el ar­tícu­lo 1003, dis­tin­gue en­tre otras fi­gu­ras, la del “Ve­te­ri­na­rio de Con­cur­so” que se­rá el res­pon­sa­ble de la sa­ni­dad de los ca­ba­llos con­for­me a la nor­ma­ti­va de las com­pe­ti­cio­nes hí­pi­cas y que no es­tén re­ser­va­das al de­le­ga­do ve­te­ri­na­rio; el “De­le­ga­do Ve­te­ri­na­rio”, de­sig­na­do por la RFHE en las com­pe­ti­cio­nes de­por­ti­vas que así lo re­quie­ran y que se­rá el en­car­ga­do de su­per­vi­sar el cum­pli­mien­to de las nor­mas fe­de­ra­ti­vas en ma­te­ria de ins­pec­ción de ca­ba­llos; y el “Ve­te­ri­na­rio de Tra­ta­mien­to” que es el ve­te­ri­na­rio de­sig­na­do por el Co­mi­té Or­ga­ni­za­dor pa­ra que atien­da las emer­gen­cias que se pro­duz­can du­ran­te tiem­po que abar­ca la com­pe­ti­ción. El ci­ta­do Re­gla­men­to se­ña­la que el ve­te­ri­na­rio de tra­ta­mien­to de­be­rá ac­tuar en co­la­bo­ra­ción di­rec­ta con el ve­te­ri­na­rio del con­cur­so y en su ca­so con el de­le­ga­do ve­te­ri­na­rio, sin que pue­da ac­tuar co­mo ve­te­ri­na­rio del con­cur­so, ve­te­ri­na­rio de­le­ga­do, ve­te­ri­na­rio de equi­po o ve­te­ri­na­rio de com­pe­ti­dor in­di­vi­dual, ni ser com­pe­ti­do­res ellos mis­mos.

En nin­gún apar­ta­do del Re­gla­men­to Ve­te­ri­na­rio ni del Re­gla­men­to Ge­ne­ral se es­ta­ble­ce que los ser­vi­cios del ve­te­ri­na­rio de tra­ta­mien­to sean gra­tui­tos pa­ra los ji­ne­tes, por lo que los co­mi­tés or­ga­ni­za­do­res úni­ca­men­te es­tán obli­ga­dos a cu­brir la pre­sen­cia de es­tos pro­fe­sio­na­les du­ran­te las com­pe­ti­cio­nes, pe­ro es­ta obli­ga­ción no in­clu­ye la de su­fra­gar el cos­te de es­tos ser­vi­cios cuan­do sean re­que­ri­dos in­di­vi­dual­men­te por los ji­ne­tes. No obs­tan­te, es cier­to que en mu­chas oca­sio­nes el Co­mi­té Or­ga­ni­za­dor sue­le pac­tar con el ve­te­ri­na­rio de tra­ta­mien­to que den­tro de sus ho­no­ra­rios por el ser­vi­cio de guar­dia es­tén in­clui­das to­das las po­si­bles asis­ten­cias que pres­te a los ji­ne­tes du­ran­te el con­cur­so, pe­ro ac­tual­men­te no es un cos­te que re­gla­men­ta­ria­men­te es­tén obli­ga­dos a asu­mir los co­mi­tés or­ga­ni­za­do­res, al igual que ocu­rre con el ser­vi­cio del he­rra­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.