“Es­toy en­can­ta­do con Ru­dolf por­que es mi lí­nea de tra­ba­jo”

Ecuestre - - DEPORTE | DOMA CLÁSICA -

» Al­ber­to Gar­cía Briñón acu­dió en Las Ca­de­nas a su pri­mer cli­nic Eli­te con Ru­dolf Zei­lin­ger. El sal­man­tino pre­sen­tó a “Is­le­ño FS”, el hi­jo de “Er­mi­ta­ño III” con el que lle­va ya al­gu­nas tem­po­ra­das en Gran Pre­mio, y “Jo­ya FS”, una hi­ja de “Ka­bi­le­ño VIII” (con ma­dre tam­bién por “Er­mi­ta­ño III”) que tras un año en San Jor­ge po­dría dar tam­bién el sal­to: “la idea es de­bu­tar­la es­ta tem­po­ra­da e ir con­so­li­da­do más en el ni­vel a “Is­le­ño FS”, nos co­men­tó Al­ber­to, aun­que no se­rán los úni­cos ca­ba­llos cria­dos por Ye­gua­da Arro­yo­mon­te que com­pe­ti­rá, tras la mar­cha de Al­ba Abo­llo a Ita­lia en di­ciem­bre. “Or­ga­ni­za­ré la tem­po­ra­da pa­ra em­pe­zar en los pri­me­ros in­ter­na­cio­na­les. Sa­ca­ré a “Nor­te­ño FS”, y a “Mo­li­ne­ro FS” no sé si lo ha­ré yo o al­guno de mis chi­cos, con la idea de ver si so­mos ca­pa­ces de lle­var al­guno al Cam­peo­na­to del Mun­do”.

Era su pri­me­ra se­sión con Zei­lin­ger, pe­ro, co­mo ex­pli­ca, “lo co­noz­co co­mo quien di­ce de to­da la vi­da, por­que era un ji­ne­te y por­que lle­va to­da la vi­da en es­to. Es un hom­bre de ca­ba­llos, que sa­be mu­chí­si­mo y sa­bía que me iba a en­ten­der per­fec­ta­men­te”. Uno de los mo­ti­vos pa­ra es­ta se­gu­ri­dad es que Al­ber­to es­tu­vo va­rios años for­mán­do­se en Ale­ma­nia, con el gran Georg Theo­do­res­cu. “Es­toy en­can­ta­do con Ru­dolf por­que es mi lí­nea, mi for­ma de tra­ba­jo. Es la téc­ni­ca ale­ma­na, la que yo creo que tie­ne que ser. Con otra gen­te a lo me­jor no te en­tien­des, o no com­par­tes pun­tos de vis­ta o mé­to­dos, pe­ro no es el ca­so”.

Gar­cía Briñón en­tra más en de­ta­lle so­bre la for­ma de tra­ba­jar con Zei­lin­ger, pa­ra él la más in­di­ca­da. “No te abu­rre. Te de­ja tra­ba­jar, ve la lí­nea y si ve al­go que no es­tás ha­cien­do bien te in­di­ca que ba­jes la mano, o lo pon­gas más re­don­do, o más de­lan­te… A lo me­jor tú arri­ba no lo ves pe­ro él lo es­tá vien­do cla­rí­si­mo, y yo creo que pa­ra un ji­ne­te que ya es­tá co­rrien­do Gran Pre­mio o tie­ne un ca­ba­llo de ese ni­vel es me­jor así, cla­ses di­rec­cio­na­les, en que tú ha­ces lo tu­yo y él te da los pun­tos que cree que tie­nes que tra­ba­jar pa­ra me­jo­rar”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.