Che­val Pas­sion mi­ra al fu­tu­ro

Crea­ción, in­no­va­ción y aper­tu­ra al Me­di­te­rrá­neo

Ecuestre - - CONTENTS - CAR­LES Ló­PEZ

Avig­non, la ciu­dad de los pa­pas, aco­gió la tri­gé­si­mo cuar­ta edi­ción de su pres­ti­gio­so sa­lón ecues­tre, en­tre los pa­sa­dos 15 y 20 de enero. Una edi­ción que ha de­ja­do pa­ten­te que Che­val Pas­sion mi­ra de­ci­di­da­men­te ha­cia el fu­tu­ro del mun­do ecues­tre.

Ape­sar de tra­tar­se de un even­to am­plia­men­te con­so­li­da­do, la Ofi­ci­na de Tu­ris­mo de Avig­non -en tan­to que or­ga­ni­za­do­ra- no se duer­me en los lau­re­les y apues­ta por su cre­ci­mien­to por la vía de la in­no­va­ción. Y es que la co­no­ci­da aver­sión de los ca­ba­llos por las no­ve­da­des no de­bie­ra con­ta­giar­se a sus pro­pie­ta­rios hu­ma­nos.

En su mo­men­to, Che­val Pas­sion ya su­po di­fe­ren­ciar­se del res­to de fe­rias del ca­ba­llo que pro­li­fe­ra­ban

por la geo­gra­fía fran­ce­sa y lo hi­cie­ron apos­tan­do fuer­te por los es­pec­tácu­los ecues­tres. En oca­sio­nes an­te­rio­res ya os he­mos ha­bla­do del mer­ca­do in­ter­na­cio­nal de es­pec­tácu­los ecues­tres (MISEC), que reúne to­da la ofer­ta de ar­tis­tas y de­man­da de pro­mo­to­res, úni­co en Eu­ro­pa, y que año tras año con­gre­ga a un ma­yor nú­me­ro de pro­fe­sio­na­les es­pa­ño­les. Tam­bién os he­mos re­la­ta­do la fór­mu­la de su ca­ba­ret, que per­mi­te la ex­hi­bi­ción de las jó­ve­nes pro­me­sas. Y es so­bra­da­men­te co­no­ci­da su ga­la “Les Cri­niè­res d'Or”, con las crea­cio­nes ar­tís­ti­cas de las prin­ci­pa­les fi­gu­ras del vie­jo con­ti­nen­te.

En la re­cien­te edi­ción, los ejem­plos de me­jo­ras fue­ron múl­ti­ples: la am­plia­ción de las ca­te­go­rías de su con­cur­so a la in­no­va­ción, al tu­ris­mo y a la for­ma­ción ecues­tres; el co­lo­quio en­tre ca­ba­llo y te­rri­to­rio pa­ra rein­ven­tar so­lu­cio­nes adap­ta­das a la vi­da con­tem­po­rá­nea y así vi­gi­lar gran­des su­per­fi­cies fo­res­ta­les o ve­lar por la tran­qui­li­dad de los ciu­da­da­nos en las ciu­da­des; la pre­sen­ta­ción ba­jo la de­no­mi­na­ción de “Grand Club” de las nue­vas ac­ti­vi­da­des que pue­den ofre­cer los cen­tros ecues­tres co­mo es­pa­cios abier­tos a to­do el mun­do (equi­feel, equi­fun, equi­ta­ción pa­ra to­dos, ti­ro con ar­co,… y otras mu­chas ac­ti­vi­da­des que es­pe­ra­mos te­ner oca­sión de po­der ex­po­ner en artículos pos­te­rio­res). Tam­bién nue­vas ani­ma­cio­nes pa­ra ni­ños y fa­mi­lias (en es­te ám­bi­to tam­bién se con­so­li­da su ga­la “Po­ney Pas

sion”)… ¡e in­clu­so un con­cur­so open de Pa­so Es­pa­ñol! ¡U otro de lla­ma­das a un ca­ba­llo en li­ber­tad!

Pe­ro las prin­ci­pa­les no­ve­da­des fue­ron de la mano de la crea­ción. Cuan­do al­gu­nos creía­mos que ya lo ha­bía­mos vis­to to­do en ma­te­ria de es­pec­tácu­los ecues­tres, nue­va­men­te la fa­mi­lia Ga­lle lo­gró sor­pren­der­nos. Cier­ta­men­te es­te gé­ne­ro de en­tre­te­ni­mien­to si­gue con­di­cio­na­do a las li­mi­ta­cio­nes fi­sio­ló­gi­cas de sus pro­ta­go­nis­tas: ca­ba­llos y hu­ma­nos es­tán so­me­ti­dos a las le­yes de la fí­si­ca, pe­ro el cam­bio fue po­si­ble por la vía de la co­la­bo­ra­ción.

Gra­cias a la gran au­da­cia de sus res­pon­sa­bles, el es­pec­tácu­lo “Les Cri­niè­res d'Or” mar­ca nue­va­men­te el ca­mino a se­guir, aus­pi­cian­do el tra­ba­jo coope­ra­ti­vo. La pri­me­ra co­la­bo­ra­ción fue en­tre los her­ma­nos Pig­non, Fré­dé­ric et Jean-Fra­nçoi­se, un dúo ex­cep­cio­nal de maes­tros de la do­ma en li­ber­tad, re­cien­te­men­te re­con­ci­lia­dos de sus desave­nen­cias fa­mi­lia­res y que por pri­me­ra vez ac­tua­ron jun­tos: ca­ba­lle­ros y ca­ba­llos en per­fec­ta ar­mo­nía ¡ade­más de una ver­da­de­ra lec­ción de eto­lo­gía! Ca­pi­ta­nea­dos por Sa­muel Ha­frad, pu­di­mos ver la iné­di­ta con­jun­ción de los ejer­ci­cios del vol­teo de­por­ti­vo con las au­da­ces acro­ba­cias de los co­sa­cos, en un nú­me­ro de gran di­fi­cul­tad y mé­ri­to ar­tís­ti­co. Fi­nal­men­te, la Guar­dia Re­pu­bli­ca­na, la Po­li­cía Na­cio­nal Es­pa­ño­la y la Se­gu­ri­dad Na­cio­nal de Ma­rrue­cos eje­cu­ta­ron ma­gis­tral­men­te un ca­rru­sel, que ade­más sim­bo­li­zó la vo­lun­tad de aper­tu­ra del sa­lón ha­cia el Me­di­te­rrá­neo, y que es­pe­ra­mos que mar­que el ca­mino de fu­tu­ras com­pli­ci­da­des ecues­tres.

Pe­ro que nin­gún lec­tor crea que si via­ja a Avig­non el pró­xi­mo in­vierno no en­con­tra­rá una zo­na co­mer­cial, ca­ba­llos de ex­po­si­ción, con­cur­sos, ex­hi­bi­cio­nes y de­mos­tra­cio­nes, y múl­ti­ples ame­ni­da­des que con­ver­ti­rán su vi­si­ta en una de­li­cia.

Fo­to: Car­les Ló­pez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.